La comisión de garantías de Podemos avala el relevo de Naiara Davó por Pilar Lima como portavoz pero critica el procedimiento

Pilar Lima, portavoz de Unides Podem en las Corts Valencianes, en una sesión parlamentaria.

La dirección estatal de Podemos da por zanjado el conflicto en el grupo parlamentario de las Corts Valencianes y afea a la dirección actual el procedimiento. La Comisión de Garantías Estatal ha validado la decisión del Consejo Ciudadano valenciano que propuso a Pilar Lima, secretaria general de la formación autonómica, como nueva portavoz parlamentaria en sustitución de Naiara Davó, su rival en las primarias.

El órgano estatal considera que la decisión del consejo, impugnada por Davó, es válida, pese a que se planteó fuera del orden del día del consejo previsto, porque "no contradice una norma específica" de la organización, pero abronca a la dirección del partido por la fórmula escogida para el cambio de portavoz. La comisión apunta que la decisión constituye una "falta de formalidad, seriedad y profesionalidad" y que daña la imagen del partido.

La comisión reconoce que el orden del día planteado resultaba ambiguo y no permitía a los consejeros conocer que la votación cambiaría a la titular de la portavocía parlamentaria, uno de los pilares del trabajo y de la imagen del partido. Así, indica, el asunto "grupo parlamentario", "sin precisar ni indicar" que se fuera a tratar el futuro de la representación institucional, "atenta contra la razón de ser de una convocatoria y orden del día".

"Si bien esto no contradice una norma específica de este organismo y se ha decidido ratificar la votación, sí considera esta comisión que atenta contra la seriedad del partido político y de sus órganos, y da una imagen de dejadez y falta de responsabilidad", subraya el dictamen de la comisión, que de forma unánime ratifica la decisión. Los consejeros ciudadanos que formaron parte de la candidatura de Davó recurrieron la decisión porque no se les informó formalmente de la votación, aunque en una reunión del grupo la semana anterior se comunicó a los diputados el cambio. El conflicto se alargó dos semanas, periodo en el que parte del grupo parlamentario se negó a ratificar la decisión del partido, alegando que había un recurso pendiente. Finalmente, los seis representantes de Podem y las dos diputadas de Esquerra Unida suscribieron el cambio.

El Consejo Ciudadano valenciano del 16 de enero aprobó el nombramiento de la secretaria general como portavoz, una cuestión que la candidatura rival consideró que contravenía su proyecto en las primarias. Ambos proyectos, señalaron, abogaban por que Davó permaneciera como portavoz, ya fuera porque esta planteaba aunar ambos liderazgos o por que el proyecto de Lima abogase por separar las tres 'patas' de Podem -partido, parlamento y Consell-. La dirección consideró que se trataba de trabajar conjuntamente y que una de esas partes estaba poniendo obstáculos, por lo que decidió sustituirla. En su intervención, Lima aseguró: "Debemos tener espacios de trabajo operativo y levantar esa cultura política que es propia de una organización transformadora social, feminista y republicana (...) deconstruyendo prácticas nocivas de antaño, impidiendo todo el daño al proyecto de Podem, erradicando el narcisismo de unos pocos para favorecer la colectividad". Ahora, el organismo estatal avala la decisión, aunque cree que podría haberse hecho respetando a la organización.

Etiquetas

Descubre nuestras apps