El Gobierno valenciano consulta a la Justicia para ampliar el toque de queda a municipios con riesgo extremo

Un vehículo de la Policía Local durante un control nocturno en Valencia.

La Generalitat Valenciana consulta al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana si puede extenderse el toque de queda a otros municipios con elevada incidencia de coronavirus. El Gobierno autonómico ha trasladado su inquietud al organismo jurídico y le ha solicitado autorización para extender las limitaciones de movilidad nocturna un día antes de celebrar la Comisión Interdepartamental.

El organismo gubernamental que decide las medidas a adoptar para frenar la pandemia se reunirá este jueves para revisar las restricciones, que finalizan su vigencia este sábado. El pasado 12 de julio el alto tribunal valenciano validó la limitación de movilidad nocturna entre la 1 y las 6 horas de la madrugada en una treintena de municipios y la limitación de reuniones a un máximo de 10 personas en todo el territorio. El tribunal consideró "equilibradas" las medidas al encontrar "más beneficios para el interés general que perjuicios sobre otros bienes o valores en conflicto".

Los expertos que asesoran al presidente de la Generalitat ya advirtieron el martes de la necesidad de prorrogar las medidas y prestar especial atención a su cumplimiento en los locales de ocio y hostelería, donde se concentra la población en los interiores y aumenta el riesgo de contagio. La velocidad de transmisión de la variante delta (india), que es desde hace semanas la predominante, sugiere incrementar las distancias interpersonales la ventilación y prestar atención a las reuniones multitudinarias.

Este martes, Sanidad informó de un brote que afecta a más de 30 personas en la ciudad de Valencia, de origen social y los contagios diarios se mantienen por encima de los 2.000 casos. Aunque la presión asistencial no es elevada, las hospitalizaciones se han duplicado en los últimos 15 días y superan los 500 ingresos.

Los contagios se concentran en las franjas de edad no vacunadas, que, si bien no suponen un gran porcentaje en los ingresos -menos del 20% tiene menos de 20 años, cerca de un centenar de personas-, sí contribuyen a la transmisión de la pandemia y también tienen riesgo de arrastrar los síntomas durante meses. La estrategia del Gobierno autonómico pasa por acelerar la vacunación en los jóvenes, que han comenzado a ser citados esta semana.

Etiquetas
Publicado el
21 de julio de 2021 - 12:01 h

Descubre nuestras apps