Regular el teletrabajo, invertir en la modernización industrial y acelerar la digitalización, propuestas de sindicatos y patronal para la reconstrucción

Un instante de la comisión de reconstrucción de las Corts Valencianes.

Impuestos, teletrabajo, digitalización de las empresas, sectores productivos, ingreso mínimo vital... La primera sesión de comparecencias de la comisión de reconstrucción de las Corts Valencianes ha acogido las aportaciones de los dirigentes de los dos sindicatos mayoritarios, Ismael Sáez (UGT) y Arturo León (Comisiones Obreras), y del presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro.

Toda reivindicación debe ir acompañada de una financiación justa, acorde a las necesidades de los ciudadanos, coinciden los representantes, con otros puntos de acuerdo como la modernización de la industria para crear valor añadido, la necesidad de acelerar la digitalización de las empresas o la reducción de la burocracia. El representante de CCOO también ha alertado de regular el teletrabajo con sus tiempos y descansos, así como el derecho a la desconexión digital. Pero discrepan en política fiscal o en refuerzo de la Administración; la patronal plantea una reducción de la estructura del Consell y reducción de impuestos, mientras que los sindicatos presionan en la dirección contraria, reforzando los servicios públicos. La patronal cree que se debe buscar una mayor coordinación, eliminar duplicidades y clarificar competencias. Por contra, los sindicatos abogan por una fiscalidad más progresiva y reforzar los sistemas de protección públicos, sobre todo la sanidad, como medidas para superar esta crisis, mientras que la patronal pide una fiscalidad "competitiva", mayor agilidad administrativa e impulsar y promover la colaboración público-privada.

"Tenemos la oportunidad de robustecer a la vez el sistema productivo y nuestro modelo social, situando el valor del trabajo, la dignidad de las personas y los cuidados como elementos centrales", expresaba el dirigente de Comisiones Obreras, que rechazaba la colaboración públicoprivada en el ámbito de la salud: "Las empresas están para ganar dinero y mezclar la mercantilizacion con la proteccion de la salud tiene sus riesgos", ha advertido.

Sobre el ingreso mínimo vital aprobado el pasado viernes en el Consejo de Ministros también hay discrepancias entre los representantes laborales. El responsable de UGT considera que "puede ser objeto de discusión e incluso de mejora", pero recuerda que fue una iniciativa que promovieron ambos sindicatos hace cuatro años y exige que sea una modificación estructural, no coyuntural al virus. "La gente tiene intención de trabajar con dignidad, no creo que a nadie le guste vivir subvencionado", ha expresado Sáez, que cree que una opción de renta mínima puede evitar abusos laborales. La patronal, por su parte,considera que "es momento de ayudar a todos los más desfavorecidos, no solo a los autónomos". Pero pide "tener cuidado" y que sea coyuntural, ligado al empleo porque "se podría generar una bolsa de fraude importante".

Etiquetas
Publicado el
1 de junio de 2020 - 16:22 h

Descubre nuestras apps

stats