Sobre este blog

En un moment en què la lluita contra el canvi climàtic guanya protagonisme, aquest blog pretén aprofundir en el debat sobre el territori i els impactes que suporta. Es tracta d'un espai dedicat a l'anàlisi i la reflexió, en què col·laboraran professionals de diferents disciplines. El territori, la ciutat, el medi ambient i la cultura són els eixos d’un imprescindible debat, amb l'objectiu de lluitar a favor de la salut del planeta i contra les desigualtats socials. 

Cullera Arena: un proyecto cuestionado

Sobre este blog

En un moment en què la lluita contra el canvi climàtic guanya protagonisme, aquest blog pretén aprofundir en el debat sobre el territori i els impactes que suporta. Es tracta d'un espai dedicat a l'anàlisi i la reflexió, en què col·laboraran professionals de diferents disciplines. El territori, la ciutat, el medi ambient i la cultura són els eixos d’un imprescindible debat, amb l'objectiu de lluitar a favor de la salut del planeta i contra les desigualtats socials. 

En mi anterior escrito ¿Rescatar las playas del fondo del mar?   daba cuenta del inquietante anuncio del Ministerio para la Transición Ecológica -en pleno agosto- de un megaproyecto para extraer arena del fondo del mar, a 10 km de distancia de la costa de Cullera. Material que sería después trasladado a una veintena de playas que se encuentran en situación crítica. Tiempo estimado para la realización, 10 años, y un presupuesto, cabe decir siempre inicial, de 1.247 millones de euros.

La arena se ha convertido, según el documental Un mundo sin arena (disponible en Internet) en el segundo recurso más explotado del planeta (como material de construcción y para muchas aplicaciones más). El mismo documental recuerda que las playas son el principal escudo que protege nuestras costas, y que el proceso erosivo del litoral es ya un fenómeno universal causado por factores asociados fundamentalmente al Cambio Climático: una cuarta parte de las costas del mundo han desaparecido.

Es en este contexto donde llama la atención un proyecto como el anunciado para Cullera, sometido de entrada a un inaceptable procedimiento de información pública, en pleno estío, cuyo plazo de alegaciones, un mes,  terminó el pasado 12 de septiembre.

Descubre nuestras apps