eldiario.es

Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

Preparar la casa antes de irnos de vacaciones: nueve consejos

Especialmente en verano es importante disponer la casa cuando va a estar vacía durante más de una semana 

- PUBLICIDAD -
Foto: Pixnio

Foto: Pixnio

No suele ser un fénomeno tan abrumador como antes, pero las ciudades continúan vaciándose durante el agosto porque nos vamos en masa de vacaciones. Es una necesidad casi psicológica abandonar nuestro punto de residencia habitual al menos unos días y trasladarnos a otro lugar donde estemos más frescos y donde, además, podremos desconectar mentalmente del día a día del curso laboral.

Sin embargo, no podemos irnos así como así, cerrando la puerta principal con doble vuelta y alejándonos sin mirar atrás. Si así lo hacemos, luego no deberemos quejarnos si a nuestro regreso el piso está infestado de hormigas o cucarachas, el suelo yace encharcado y hay una sonora reclamación de un vecino por humedades. O si en la nevera se ha asentado una extensa colonia de nuevos mohos y bacterias sobre restos de alimentos abandonados.

También corremos el peligro de encontrar todas las plantas hechas un secarral, o la puerta abierta y la casa medio vacía por la visita de los amigos de lo ajeno. Para evitar esta larga lista de futuribles desgracias, la mejor alternativa es dejar nuestra casa bien dispuesta antes de salir a disfrutar del agosto.

Aquí tienes  9  consejos que te permitirán  vivir un  retorno  vacacional a prueba de bomba.

1. Asegúrate que cierras bien puertas y ventanas

Una simple y pequeña ventana del baño que se queda mal cerrada puede ser el espacio perfecto para que los ladrones se cuelen en tu casa. Comprueba que dejas perfectamente cerradas todo tipo de puertas y ventanales. En especial si dan a patios interiores, ya que son los favoritos de los cacos debido a la discreción que implican para sus actividades.

2. No bajes totalmente las persianas

Una casa o un piso con todas las persianas totalmente bajadas dice a gritos que los dueños del piso están de vacaciones. Lógicamente, suponen una tentación irressistible, especialmente si los ladrones observan que pasan los días y la propiedad sigue inanimada y oscura. En cambio, las persianas ajustadas dejando unos ojos de luz, tal que si estuviéramos dentro a resguardo del calor, les harán dudar y pueden disuadirles.

3. Emplea temporizadores

Son unos aparatos que se colocan entre el enchufe de las lámparas y electrodomésticos y la toma de corriente, y que regulan el encendido y apagado a unas horas concretas que se pueden programar. Suelen usarse en las zonas de frío para programar el encendido de las placas eléctricas cuando estamos fuera de casa, no obstante también son válidos para encender las lámparas y la radio cada día por la noche. La idea es dar la sensación de que la casa tiene gente dentro.

4. Deja la nevera vacía y limpia

Nunca está de más dejar la nevera bien limpia antes de irnos. Se hace fácilmente con un paño con vinagre porque no es un químico. También tiraremos todo aquello que sea susceptible de degradarse incluso con el frío, de modo que a nuestro regreso no haya restos podridos ni colonias de hongos.

Además de este modo evitaremos que se generen manchas y malos olores. En este artículo te indicábamos cómo hacerlo. Por otro lado, si tenemos una nevera que separa los ciclos de congelación y refrigerado, podremos apagar el refrigerador o ponerlo en 'modo vacaciones', con el objetivo de ahorrar en la factura. 

miserv.net

miserv.net

 

5. Coloca las plantas en barreños y cubos

Es mejor que las coloquemos todas las plantas de interior cerca de una de las persianas que no vayamos a cerrar del todo para que reciban algo de claridad. Por otro lado, es importante poner los tiestos en un barreño de plástico lleno de agua como mínimo hasta la mitad.

Si vamos a estar varias semanas fuera conseguiremos así conservar la tierra húmeda. Si nos vamos por más tiempo es muy posible que a nuestro regreso estén secas de todos modos, así que es mejor que busquemos un vecino o vecina que se quede en agosto en la ciudad, y le pidamos el favor de que las acoja en su casa y nos las cuide.

6. Cierra la llave de paso del agua

A no ser que tengamos montado un sistema de riego por goteo o un aparato que precise un aporte continuo de agua, lo mejor es cerrar la llave de paso por precaución. Un escape en vacaciones es sinónimo de desastre y conflictos en la escalera.

7. Los 'stand by' apagados

Todo tipo de aparato que normalmente permanece todo el día encendido o en 'stand by', para poder ser manejado por un mando a distancia, tendrá que ser desconectado si queremos ahorrar una cuota de energía importante, cercana al 15% de la parte variable de la factura -la parte de consumo-; en algunos casos incluso el 30%. 

Foto: Jordi Sabaté

Foto: Jordi Sabaté

 

8. Desprograma los mandos

Si tenemos programado algún termostato o un mando para encender el aire acondicionado a determinadas horas, no olvidemos desprogramarlo antes de irnos o cada día se encenderá: un gasto absurdo.

9. No se lo pongamos fácil a las hormigas

Estas invasoras implacables del hogar pueden acabar por minar los intersticios de nuestro hogar. Normalmente hacen pequeños agujeros en la borada, en las esquinas, en los azulejos y en los rodapiés a la altura del suelo, sobre todo en el baño y la cocina. Podemos echar en estas zonas jabón de lavar platos o bien zumo de limón o vinagre, que actúan como repelente

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos,  suscríbete a nuestros boletines

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha