eldiario.es

Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

Tarifa de Discriminación Horaria en la luz: ¿cuándo nos interesa contratarla?

Esta modalidad de contratación de la luz es de las menos conocidas pero de las más recomendadas por las asociaciones de consumidores

Es interesante siempre que se cumplan una serie de condiciones y hábitos de consumo

Respondemos a la petición de Juan, socio y lector de eldiario.es

- PUBLICIDAD -
Foto:  Lablascovegmenu

Foto: Lablascovegmenu

Juan, socio y lector de eldiario.es, nos escribe el siguiente texto en un correo: "¿Podéis hacer un artículo sobre la modalidad de Tarifa de Discriminación Horaria (TDH) que tienen casi todas las compañías de luz? En casa llevábamos varios años con la duda de si nos cambiábamos a esa modalidad o no por el tema de pensar que nos saldría más caro. Llevamos cuatro meses, nos han llegado dos facturas y me arrepiento no haberlo hecho antes. Es increíble y al final era cierto eso que ponía en varios artículos que el 85% de las viviendas en España les compensaría sin cambiar hábitos. A partir del 30% de todo tu consumo, hacerlo en horario valle ya se empieza a ahorrar y nosotros hemos hecho de media un 45%". 

¿Qué es la Tarifa de Discriminación Horaria?

La Tarifa de Discriminación Horaria o TDH es una modalidad de contrato tanto para empresas como para particulares que se ofrece tanto en el mercado eléctrico regulado como en el libre, y que divide los precios de consumo del kilovatio hora (kWh) según se haga en horas punta o en horas valle. Las horas punta son las de más concurrencia de consumo, sobre todo industrial y de comercios, y coinciden con los horarios laborales y comerciales.

Las horas valles, al contrario, son aquellas de menor consumo y se corresponden con el cierre de los comercios y el paro en las industrias. Si contratamos la TDH, en las horas punta, por pura ley de oferta y demanda, pagaremos más -el precio lo estipula cada oferta de la comercializadora de la luz- y en las horas valle pagaremos bastante menos. Lo que hacen este tipo de contratos es cargar de más las horas punta para desincentivarlas y rebajar el coste de las valle para incentivarlas.

Dentro de la TDH existen dos modalidades en las que las empresas pueden modificar los precios, pero no los horarios: la TDH en dos periodos y la TDH en tres periodos. La de dos periodos implica una hora punta y otra valle; además, los periodos punta y valle no son los mismos en invierno que en verano.

  • Así, la hora punta en invierno es de 12 horas a 22 horas, y en cambio en invierno es 13 horas a 23 horas.
  • Por su lado, la hora valle invernal es de 22 horas a las 12 horas del día siguiente; la veraniega de las 23 horas a las 13 del día siguiente.

La TDH de tres periodos contempla un periodo adicional llamado supervalle, en la madrugada, en el que el precio del kWh es todavía más bajo.

  • En concreto la hora punta es de 13 horas a 23 horas. 
  • Las horas valle de 23 horas a una de la madrugada y de siete de la mañana del día siguiente a 13 horas.
  • La hora supervalle es de una de la madrugada a siete de la mañana. En la TDH de tres periodos hay un solo horario para todo el año.

¿Es cierto que es muy interesante?

No son pocos los expertos y asociaciones de consumidores que destacan las ventajas de la TDH, que actualmente tienen contratada en España algo menos de un 10% de los hogares. Según cálculos de la OCU, una firme defensora de la TDH, la mayoría de hogares ahorrarían unos 70 euros al año en facturas de la luz si aplicaran la TDH con un consumo del 50% en horas valle.

La página web  TarifaLuzHora asegura en su página web que el ahorro se empieza a sentir a partir de hacer el 33% del consumo eléctrico se hiciera en horas valle. Por su parte, Gonzalo Lahera, director de Selectra España, un buscador y comparador de contratos de electricidad y gas, asegura que el 85% de los hogares españoles saldrían beneficiados con la TDH sin necesidad de cambiar apenas sus hábitos.

Incluso la  OCU aseguraba en una de sus páginas web, donde ofrece un decálogo de las ventajas de la TDH, que las comercializadoras eléctricas están comprando la luz que nos proporcionan con contratos THD, aunque luego a nosotros, si no los pedimos expresamente, nos aplican otras tarifas a precio fijo del kWh las 24 horas. De este modo obtienen un ahorro que no nos traspasan gracias al consumo en horas valle, que es más importante de lo que creemos. No en vano de las 24 horas del día 14 son valle o supervalle y 10 son punta.

¿Se adapta la TDH a mi perfil de consumidor?

La TDH presenta numerosas ventajas para aquellas personas que se adaptan al perfil de consumo nocturno y son cuidadosas en el gasto diurno o de horas punta, pero no siempre conviene. Si nuestro perfil es de consumidor diurno, debemos tener en cuenta que contratar una TDH encarece mucho el kWh consumido en horas punta y en lugar de ahorrar pagaremos más. Además, hay que tener en cuenta que la TDH también se aplica al fin de semana, cuando quizá gastemos más en horas punta. A continuación te ofrecemos seis tips para saber si te conviene contratar la TDH:

1. Pasamos la mayor parte del día fuera de casa: si no consumimos durante el día, en especial a partir de medio día, y podemos aparcar las lavadoras, cocinas, hornos, etc., para la noche o la mañana siguiente, la TDH nos conviene. Por ejemplo, podemos programar las lavadoras por la noche y la secadora, si tenemos, al día siguiente.

2. Tenemos cocina de gas o inducción: puesto que es difícil cocinar en las horas valle, lo ideal es el gas, pero la inducción, con su bajo gasto, también puede ser interesante. La vitrocerámica tiene un gasto muy elevado.

3. No nos molesta el ruido de los aparatos eléctricos: es decir que podemos dormir perfectamente con el lavavajillas, la lavadora o la secadora funcionando por la noche.

4. Somos personas cuidadosas con el gasto: si estamos en casa en las horas punta y vamos dejando luces encendidas por doquier, o tenemos aparatos encendidos innecesariamente, etc., el ahorro de las horas valle se verá anulado.

5. Tenemos contador digital: para aplicar la TDH es necesario tener un contador digital, de telegestión o inteligente, que pueda leer las horas en las que hacemos el consumo.

6. Podemos hacer uso de aparatos de alto consumo en las horas valle: si podemos usar, por ejemplo, la secadoras o la aspiradora por la noche o antes de la una, no anularemos el ahorro de las horas valle.

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos,  suscríbete a nuestros boletines

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha