Cómo limpiar tu cafetera moka respetando el sabor del café

Café de una cafetera italiana o moka

Las cafeteras italianas (también conocidas como Moka o cafetera Oroley sobre todo en España) han sido y son una de las más utilizadas por los italianos, de ahí su nombre. Es una de las formas más tradicionales de preparar café (te recomendamos nuestro artículo Cómo preparar el mejor café en tu cafetera italiana) y muchas personas prefieren el café hecho con este tipo de cafetera al elaborado con una máquina espresso.

Diez tipos de cafetera que no implican bajar al súper a por cápsulas de aluminio

Diez tipos de cafetera que no implican bajar al súper a por cápsulas de aluminio

Este objeto, además de ser muy valorado por la calidad del café que proporciona, es uno de los numerosos objetos de cocina sobre los cuales ciernen ciertas creencias que se van incorporando con fuerza.

Muchas personas hemos oído decir desde la infancia que no conviene lavar las cafeteras italianas, o moka, frotando el interior con jabón o en el lavavajillas, porque o bien estropean el sabor posterior del café o pueden hacer que el aluminio de la cafetera pase al café. ¿Es eso cierto?

¿Más limpia, menos eficaz?

Las cafeteras hay que lavarlas, porque en caso contrario, el café sí terminará cogiendo malos sabores. Una cafetera sucia tendrá un filtro lleno de moho, las juntas resecas y los fondos con precipitaciones donde pueden crecer microorganismos que den ma sabor al café.

Por lo tanto, la cafetera, como cualquier otro objeto de cocina que se usa para preparar alimentos o bebidas, es preferible lavarla. Pero, ¿debe hacerse después de cada uso o solo de vez en cuando?

La respuesta es que puede hacerse de vez en cuando: no es necesario que sea un rito diario. Pero sobre la manera de hacerlo, surgen distintas opiniones. Se haga como se haga, el objetivo final es que luego la cafetera tenga el mínimo rastro químico posible.

Y respecto a la capa protectora que algunas marcas introducen en el interior de sus moka de aluminio, es cierto que se estropea en el lavavajillas, pero diferentes revisiones de estudios destacan que las posibles migraciones de aluminio al café siempre están por debajo del máximo tolerado.

Así debe lavarse (sin usar jabón)

  • La cafetera tiene que desmontarse con todas las distintas piezas.
  • Podemos empezar por limpiar el exterior como lo haríamos con cualquier otro utensilio de cocina, como una olla de acero, usando una esponja suave que no dañe la superficie.
  • Debe prestarse atención a la parte inferior, una de las más propensas a ennegrecerse por el contacto directo con el fuego.
  • El filtro y la junta son quizás dos de las partes de la cafetera que más atención requieren: cuanto más sucias estén, más se obstruyen y, por tanto, más difícil será el paso del café. En este caso, la calidad del café se verá directamente afectada.
  • El filtro puede sumergirse en agua hirviendo con un vaso con vinagre. De esta manera, las áreas más obstruidas se ablandan y se pueden desatascar fácilmente. Debe tenerse en cuenta que un filtro atascado impide el paso correcto del agua y, por tanto, del café. El filtro debe enjuagarse bien con agua. Si no termina de desobturarse, tendremos que pensar en uno de recambio.
  • La junta de la goma también debe estar en buen estado y puede limpiarse con un paño empapado en vinagre para eliminar los restos quemados de café.
  • El recolector, es decir, la parte donde termina el café ya listo para servir y que se encuentra en la zona superior, también puede lavarse con agua caliente.
  • Una última recomendación: secar muy bien con papel de cocina una vez lavada para evitar la formación de moho en el interior.

Tres modelos interesantes (por si te apetece cambiar)

Por si tu vieja cafetera ya no se limpia bien y te sale más a cuenta comprar una nueva, te mostramos tres modelos que pueden resultante interesantes, tanto por la garantía de su fabricante como por su precio.

Alessi Moka Cafetera para Café Exprés, Plata

Por 34 euros podemos tener este fantástico diseño del arquitecto y diseñador David Chipperfield, un clásico en aluminio y mango ergonómico de material termoplástico que tiene capacidad para tres tazas, aunque también se pueden encontrar formatos de seis y nueve plazas. Se debe precisar, no obstante, que es una cafetera para tres tazas de café expreso pero no para cafés con leche o similares.

Bialetti Moka Dama

Diseñada por. el arquitecto Pino Spagnolo, que ha concebido numerosos productos de mesa y cocina, es una cafetera del fabricante clásico Bialetti, creador de la moka originaria, para tres tazas funcional, con el mango realizado en un plástico termorresistente y cobertura de silicona, para una garre suave y cómodo. Su precio es de 34 euros.

RAINBEAN Cafetera Italiana 6 Tazas

Por 25 euros, esta cafetera de acero y bonito diseño ofrece seis tazas (300 ml; la taza de café espresso estándar es de 50 ml) con un calentamiento rápido y uniforme, acompañado de un fuerte aroma. También es portátil y lo suficientemente pequeña como para caber en una bolsa de viaje o mochila. Adecuada para el hogar y al aire libre, como campamentos, fiestas en casa, etc.

*El equipo de periodistas y expertos de ConsumoClaro recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios para nuestros lectores. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos a este texto, eldiario.es recibe una comisión.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
16 de septiembre de 2021 - 22:09 h

Descubre nuestras apps

stats