¿Cómo puedes saber si la carne que compras en el súper es de bienestar animal?

Según el Eurobarometer on Animal Welfare 2016, un 94% de los consumidores europeos creen que el bienestar de los animales en la granja es muy importante.

Mercé Palau

Desde hace unos años, los criterios de compra de los consumidores han cambiado. Ya no se valoran solo aspectos como la fecha de caducidad, el valor nutritivo, o la seguridad de los alimentos, sino que cada vez crece más el interés en obtener información sobre cómo se trata a los animales en las granjas y en las instalaciones ganaderas.

Mejorar la vida de los animales

Según el Eurobarometer on Animal Welfare 2016, un 94% de los consumidores europeos creen que el bienestar de los animales en la granja es muy importante; un 82% considera que es necesario proteger a los animales de granja; y un 59% estaría dispuesto a pagar un 5% más caros los productos de los animales si se certifica que cumplen con la normativa de bienestar animal.

Para la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), el término bienestar designa un animal si “está sano, cómodo, bien alimentado, en seguridad, y no padece sensaciones desagradables, como dolor, miedo o desasosiego”. Esta idea ya lleva años circulando por la Unión Europea, que ha desarrollado varios proyectos, entre ellos Welfare Quality (WQ), destinado a promover la investigación y las medidas no solo legislativas, sino también en forma de certificaciones que acrediten la preocupación por el cuidado de los animales y la aplicación de buenas prácticas en las granjas.

Qué es el certificado de bienestar animal

El proyecto europeo WelfareQuality ha desarrollado herramientas para evaluar el bienestar animal en las granjas y los mataderos, identificar las causas de un bienestar deficiente, y aconsejar a los ganaderos para mejorar. Los protocolos de este proyecto establecen cuatro principios básicos:

  1. Alimentación. Los animales, ¿se alimentan de forma correcta? No pasan hambre ni sed, la dieta es equilibrada y en las cantidades necesarias. Los animales deben tener siempre disponible agua potable y, en caso necesario, deben recibir suplementos.
  2. Alojamiento. ¿Se aloja a los animales de manera adecuada? Se pueden mover libremente por las instalaciones, tienen una zona de descanso adecuada y una temperatura confortable.
  3. Salud. ¿Es correcto el estado de salud de los animales? No presentan lesiones, ni síntomas de enfermedad, así como dolor debido a prácticas inadecuadas como la castración o el corte de cola.
  4. Trato. ¿Su comportamiento refleja un estado emocional adecuado? Tienen un comportamiento social adecuado, sin conductas sociales negativas como peleas, interacciona con los otros animales y con los cuidadores, etc.

Carne y leche de bienestar animal al mismo precio

¿Y en qué supermercados españoles podemos encontrar alimentos certificados con el sello de bienestar animal? Son varias las superficies, pero una de ellas destaca por encima del resto: Lidl. El compromiso de la cadena y su fuerte apuesta por el bienestar animal se ha hecho evidente en varias iniciativas implantadas en los últimos años. A principios de 2018, se convertía en el primer supermercado en España en dejar de vender huevos procedentes de gallinas enjauladas, lo que significa que desaparece la clasificación 3 de huevos, la que acredita que proceden de gallinas de jaula. La cadena Lidl se queda, por tanto, con tres códigos: 2 (gallinas criadas en el suelo), 1 (gallinas camperas), y 0 (gallinas ecológicas).

Ese mismo año, se convirtió también en el primer supermercado que empezaba a vender el 100% de su leche fresca bajo dos certificados diferentes: de pastoreo y bienestar animal. La certificación de pastoreo acredita, entre otros, que la leche fresca procede de vacas que pastan al aire libre (un mínimo de cinco horas al día durante al menos 150 días al año).

En 2019, Lidl ha extendido su certificación de bienestar animal también a toda su leche UHT de Milbona, convirtiéndose en el primer supermercado con toda su leche certificada de esta manera. Su compromiso con los animales también se ha extendido durante el último año a otros productos como su carne fresca. Actualmente, este producto (pollo, conejo y bio) cuenta con la certificación en bienestar animal del 30% del total que vende, de la mano de AENOR. El objetivo es incrementar ese porcentaje y lograr el 100% a medio plazo.

La apuesta de Lidl por el bienestar animal está impulsando cambios en el sector hacia prácticas más responsables, y se enmarca en su objetivo de ser el supermercado de referencia en materia de sotenibilidad.

Etiquetas
Publicado el
9 de enero de 2020 - 06:28 h

Descubre nuestras apps

stats