Gestores de contraseñas: 3 opciones para actuar rápido frente a robos u olvidos

Contraseñas

En algunas ocasiones, solemos utilizar una misma contraseña o variantes de una raíz para nuestras diferentes cuentas de Facebook, YouTube, etc. Esto, obviamente, no es lo más recomendable, ya que aumenta la probabilidad de que, si nos roban una, nos roben todas. Por eso, existen unos programas llamados “gestor de contraseñas” que nos facilitan la vida.

Gestores de contraseñas: cómo guardar tus claves de forma segura y sencilla

Gestores de contraseñas: cómo guardar tus claves de forma segura y sencilla

Muchos nos decantamos por compartir nuestra contraseña en diferentes plataformas porque la realidad es que tenemos demasiados cuentas. Esto hace muy difícil que nos podamos acordar de todas nuestras claves, sobre todo si utilizamos una distinta para cada web y tenerlas guardadas en una libreta de papel puede no ser la mejor opción.

Además, puede que en la mayoría de casos creamos contraseñas con modelos fáciles de recordar -nombres, fechas, lugares, etc.- en vez de dejarnos guiar por las claves “automáticas” que se generan en nuestro navegador (suelen ser más seguras, ya que son una mezcla aleatoria de caracteres alfanuméricos). Entonces, respecto a todos estos puntos, ¿en qué ayuda exactamente un gestor de contraseñas?

Qué es y para qué sirve un gestor de contraseñas

Un gestor de contraseñas es una aplicación que guarda cada nombre de usuario y su correspondiente contraseña de cada servicio. En la mayoría de ocasiones, para acceder a estos gestores se pide, a su vez, un nombre de usuario y una contraseña; pero en teoría esto permite que solo tengas que acordar de una (la del gestor).

De esta manera, cada vez que queramos acceder a una de nuestras cuentas, por ejemplo de una tienda online, solo necesitaremos acceder al gestor. Una vez ahí, buscar nuestro usuario y contraseña o bien hacer que el gestor nos la aplique automáticamente en la casilla correspondiente.

La mayoría de estas aplicaciones cuentan, además, con diferentes características:

  • Cifrado de datos. Dependiendo de la aplicación, el tipo de cifrado puede variar, por ello hay que fijarse en el que ofrecen.
  • Autenticación de dos pasos. Este es un sistema ya habitual, y estas apps lo incluyen. Para iniciar sesión es necesario, normalmente, escribir un código que se recibe en un mail o móvil, además de la contraseña.
  • Generación de contraseñas. Muchos permiten crear nuevas contraseñas aleatorias que, a priori, son de alta seguridad.
  • Compatibilidad con navegadores. Algunas de estas apps permiten utilizar automáticamente nuestras contraseñas en navegadores como Chrome, así no es necesario entrar en la aplicación cada vez que busquemos una.
  • Alertas. Los gestores de contraseñas también pueden incluir un sistema por el cual se nos advierte de que están tratando de entrar en una de nuestras cuentas.

Antes de entrar en los mejores gestores de contraseñas hay que tener en cuenta que son servicios freemium. Es decir, aunque la mayoría puedan ser gratuitas, también incluyen características a las que solo se puede acceder pagando.

LastPass

LastPass es uno de los mejores gestores de contraseñas, sobre todo si se quiere evitar tener que pagar una suscripción o una cuenta. LastPass es un gestor que está disponible en todos los dispositivos: Windows, Android, iOS… además de contar con extensiones para diferentes navegadores.

Aunque cuenta con diferentes planes de pago (36 euros al año; 48 euros al año…), la versión gratuita es una de las más completas. Para empezar, permite guardar un número ilimitado de contraseñas para una misma cuenta de LastPass.

El poder utilizarla en cualquier dispositivo (ya sea móvil u ordenador), facilita el acceso a las mismas. Pero si no queremos acceder a la app cada vez que necesitemos entrar en una cuenta, dispone de autorrellenado. Es decir, si se le da el permiso, LastPass rellenará los formularios de las diferentes cuentas automáticamente.

Otra de las características más interesantes es el cambio automático de contraseñas. Si crees que tus contraseñas son muy endebles, LastPass te permite cambiarlas desde la app; además de generar nuevas en caso de que te crees alguna nueva cuenta.

Y sí, también cuenta con Autenticación en dos pasos. La versión Premium añade algunas características como un plan “familiar” - que puedan guardarse contraseñas de varios usuarios -, más espacio en la nube o una autenticación más segura.

NordPass

NordPass es un gestor de contraseñas que, en comparación a otros, es relativamente nuevo. A pesar de ello, es una opción a tener en cuenta por lo mismo que LastPass: su versión gratuita ofrece un muy buen servicio.

NordPass dispone de un cifrado de conocimiento nulo, es decir, la información del dispositivo donde se guardan las contraseñas nunca sale de este sin cifrar. Esto significa que los servidores de Nord solo contienen información cifrada, por lo que es muy difícil que nadie tenga acceso a esa información.

El cifrado que utiliza, además, es el mismo que el de la compañía Google: XChaCha20. Esto supone un punto extra en lo que a seguridad se refiere. La interfaz, por otro lado, es muy intuitiva y limpia, por lo que es una opción muy interesante para aquellas personas que no estén familiarizadas con este tipo de servicios. 

Aunque, si sois ya unos viejos conocidos de estas apps, también permite exportar las contraseñas desde otro gestor de dispositivos. NordPass también incluye Autenticación Multifactor (MFA), lo que permite utilizar, por ejemplo, el Face ID de iOS para desbloquear la app. Además de tener opciones para guardar, con total seguridad, tarjetas de crédito y notas.

En su versión de pago, amplía el número de dispositivos y el número de contraseñas que puedes guardar. También cuenta con un plan familiar que aúna seis licencias distintas para seis usuarios.

Sticky Password

A pesar de su interfaz, que puede parecer algo infantil, Sticky Password es una gran opción si queremos mantener nuestras contraseñas completamente protegidas. Esto se debe a que utiliza un cifrado AES-256 -Advanced Encryption Standard de 256 bits-, uno de los más seguros del mundo.

Es habitual que algunas agencias estatales lo utilicen, un breve resumen de cómo funciona: 

Este sistema genera bloques de 128 bits que se dividen en paquetes de 16 bytes -4x4-, siendo cada byte, ocho bits. Una vez se establecen esas matrices 4x4, estas se entremezclan: el byte de la segunda fila se mueve a la matriz de la izquierda, los de la tercera a la derecha y así. 

Esto provoca que el mensaje original que ya en un primer momento se cifró, sea completamente distinto al mensaje cifrado final. Además el sistema de 256 bits duplica este sistema de 128 bits, haciendo un cifrado muy largo: se calcula que a “fuerza bruta” de 100.000 contraseñas por segundo, se tarda aproximadamente 6.000 millones de años en descifrar una contraseña de 12 caracteres.

Gracias a este sistema, Sticky Password es un portento en lo que a seguridad se refiere. Pero no es solo seguridad esta app. También permite generar nuevas contraseñas y cada vez más seguras, además de permitirte compartirlas por si fuera necesario. 

Para acceder, puedes utilizar los datos biométricos de tu móvil como son el reconocimiento facial o el lector de huellas digitales. Y, como en los anteriores, es compatible con diferentes navegadores y permite extender el plan a diferentes dispositivos. 

También, al igual que el resto, cuenta con un plan Premium que añade algunas opciones más como planes familiares o cuentas “de por vida”.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats