Castilla-La Mancha avala la propuesta de Sanidad: es “bueno” restringir la movilidad en las ciudades más afectadas

El BOE publica las condiciones de la desescalada en materia de movilidad

El Gobierno de Castilla-La Mancha lleva semanas pidiendo que haya restricciones a la movilidad en las zonas con más incidencia de contagios por coronavirus. Por ello, ha votado a favor de la propuesta del Ministerio de Sanidad de cerrar las ciudades de más de 100.000 habitantes con una incidencia acumulada de más de 500 contagios, que se ha debatido y aprobado en el Consejo Interterritorial de Salud. Se mantiene así el Ejecutivo de Emiliano García-Page en la defensa de adoptar más restricciones en regiones vecinas como la Comunidad de Madrid, donde el disparo de los contagios por COVID-19 ha determinado buena parte del aumento de los mismos en las provincias de Toledo y Guadalajara.

“Cualquier acuerdo que incluya medidas que restrinjan la movilidad en las zonas con más incidencia es bueno, y por eso lo apoyamos”, han señalado a elDiarioclm.es fuentes del Gobierno regional. De hecho, recuerda la Junta que las medidas aprobadas son muy similares a las que ya se han adoptado en las últimas semanas en casi todas las comunidades autónomas, entre ellas Castilla-La Mancha, donde la curva de contagios se mantiene estable.

En el caso de esta comunidad autónoma, las nuevas medidas no afectarían a ninguna ciudad. Tan solo Albacete capital tiene más de 100.000 habitantes pero su tasa de incidencia de contagios no supera los 500.

También afirma el Ejecutivo autonómico que las autonomías que han votado en contra del acuerdo, entre ellas la Comunidad de Madrid, deben aplicar las medidas aprobadas, independientemente de si las respaldan o no.

Se trata de la tesis que hoy mismo defendía Emiliano García-Page, al afirmar que su gobierno está “básicamente de acuerdo” con la propuesta del Ministerio. Ha indicado que, independientemente del "ruido" que hay en España, la gestión cotidiana funciona "infinitamente mejor" de lo que pudiera parecer. "Al final, las direcciones generales de Salud Pública de todas las consejerías y el Ministerio mantenemos una coordinación que funciona", ha apuntado. "Lo bueno del acuerdo es que el ciudadano de Madrid estaba sometido a un ruido que le impedía ver qué es lo que hay que hacer y el ruido político tampoco podía ayudar a solucionar el virus", ha argumentado el presidente castellanomanchego.

Respecto a la propuesta del ministro de Sanidad, Salvador Illa,  ha indicado que "no es reclusión" y que esta no se plantea porque aunque "se ha impuesto" una sensación de que va todo peor, "no tiene nada que ver con la situación que nos planteamos cuando nos calló la tormenta encima y lo cierto y verdad es que ahora me preocuparía que la administración no estuviera rastreando".

"¿Qué encontramos muchos más casos?, claro. Hay una forma muy evidente de dar cifras nuevas, que es no moverse. Si uno no va al baile consigue que no le pisen, pero nos están pisando y tenemos críticas porque las decisiones son incómodas porque se está trabajando. Es lo que hay que hacer", ha concluido.

Las medidas incluidas en la propuesta

La propuesta del Ministerio de Sanidad que implica cerrar ciudades de incidencia superior a 500 casos por 100.000 habitantes durante los últimos 14 días ha tenido en Consejo Interterritorial de Salud el voto en contra de todas las comunidades del PP menos de Murcia, que se ha abstenido, y de Castilla y León, que se ha desmarcado y ha votado a favor, según ha podido saber elDiario.es. Madrid también ha votado finalmente a favor, tras una semana de negociaciones con el Gobierno. También se ha mostrado en contra Catalunya, gobernada por JxC. El documento del equipo liderado por Salvador Illa ha tenido el voto favor de todas las del PSOE. El órgano busca el consenso pero, en el caso de no lograrlo, puede llegar a acuerdos con mayorías.

El borrador del documento que Sanidad ha presentado a las comunidades autónomas, que es una Declaración de Actuaciones Coordinadas, obliga, a las ciudades que cumplan los criterios propuestos, a: restringir la entrada y salida de personas de los municipios salvo por motivos de fuerza mayor –laborales, educativos, sanitarios, de cuidados, entre otros–; reducir las agrupaciones de personas a un máximo de 6 tanto en vía pública como en espacios privados –se permiten más solo si son convivientes–; y suspender las actividades de los parques infantiles –es decir, cerrar las zonas de columpios y toboganes–. No implica que no se permitan los desplazamientos dentro del municipio. Sí especifica el documento, al que ha tenido acceso elDiario.es, varias restricciones de aforo en velatorios (limitados a quince personas en exteriores y diez en interiores), lugares de culto (al 30%) y establecimientos de todo tipo (al 50%, 60% en terrazas exteriores). Las comunidades deberán igualmente "reforzar sus capacidades de detección precoz y control de la enfermedad".

De salir finalmente adelante, será para aplicarse en ciudades de más de 100.000 habitantes, incidencia superior a 500 por 100.000 habitantes los últimos 14 días, positividad –porcentaje de PCR que se hacen que confirman el caso– de más del 10% y ocupación de UCI en la comunidad por encima de 35%. La tasa de 500 de incidencia la califica el Ministerio de "extrema" en el borrador.

Etiquetas
Publicado el
30 de septiembre de 2020 - 18:58 h

Descubre nuestras apps

stats