La portada de mañana
Acceder
Las dudas con el suministro dejan en vilo la vacunación de los mayores antes de abril
La mitad de las provincias desconoce el origen de al menos el 50% de los casos
Análisis - La calculadora de Illa para ser president, por Neus Tomàs
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Joaquín Cortés: "La danza es la medicina del alma"

Joaquín Cortés: "La danza es la medicina del alma"
Madrid —

0

Madrid, 14 dic (EFE).- El bailarín y coreógrafo Joaquín Cortés regresa a los escenarios después de tres años de ausencia, que no de retiro -"Nunca me fui", dice-, con un espectáculo con el que quiere "reivindicar" la cultura, aunque lamenta que la danza sea la "hija pobre de la cultura" pese a ser "la medicina del alma".

"La idea de este concierto es reivindicar la cultura viendo que las instituciones y el Gobierno hacen la vista gorda", ha explicado Cortés este lunes en una entrevista con Efe. "Hay más 700.000 familias que viven de esto y están pasando hambre".

El bailarín, con 40 años de profesión a su espalda, asegura que la "danza es la medicina del alma", aunque la define como la "hija pobre de la cultura". "El cine se queja de que no recibe ayudas, pero incluso ellos reciben más que los teatros".

"Vuelta a la Esencia" es el espectáculo con el que Joaquín Cortés (Córdoba, 1969) se presenta el 23 de diciembre en el Wizink Center de Madrid y a partir del que inicia una gira mundial. En él, Cortés revisita "Esencia", la función por la que tuvo que abandonar la escena al sufrir una lesión en el pie durante una actuación.

Un único concierto en el que el artista estará arropado por compañeros de profesión y amigos como Estrella Morente.

Cortés vuelve a pisar un escenario para abordar su historia, la de un niño de 12 años que quería ser bailaor para imitar a su tío y héroe, Cristóbal Reyes. Un espectáculo con nuevas coreografías, en el que se han ido "puliendo" y cambiando cosas "como en un diamante en bruto".

"Nunca pensé que llegaría donde he llegado. Entre los artistas nacionales, Julio Iglesias y yo somos los que más vueltas al mundo hemos dado", dice el bailarín, que con solo 23 años creó su propia compañía, que no ha dudado en formar parte del cine de Almodóvar y al que Armani le hizo el vestuario de su espectáculo "Pasión Gitana".

"Julio y yo sí que somos embajadores. Somos diplomáticos de la cultura española porque la llevamos al mundo. Hemos actuado en países donde no lo ha hecho ningún otro español", dice sin falsa modestia.

Joaquín Cortés ha recibido la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes, el Premio de Cultura 2001 y premio Foro Iberoamericano de las Artes, entre otros galardones.

Fue designado "Español Universal" (1998) por la Cámara de Comercio Española en Miami y Artista de la Unesco por la Paz (1998), y está considerado como uno de los diez mejores bailarines del siglo XX.

A pesar de ello, no se considera profeta en su tierra. "He tenido una vida muy afortunada al haber encontrado a mi gran amor con tan solo 11 años", ha dicho.

Pero a pesar de los premios, los halagos y el reconocimiento en el exterior en España se le trata "como a uno más". "Las instituciones no recogen tu legado", apunta este hombre que se considera "español y gitano universal".

A partir de marzo tiene intención de ir cerrando una agenda internacional con la que llevar "Vuelta a la Esencia" a los cinco continentes.

"La vida sigue, no nos podemos parar. Es lógico tener miedo, pero entonces, ¿no sales de tu casa? -se pregunta-. Tenemos que levantar la cultura y el mundo, no podemos quedarnos de brazos cruzados".

El artista y su pareja Mónica Moreno han desvelado que serán padres por segunda vez. "Que sigan mis pasos dependerá solo de ellos, aunque si es así, tendrán la suerte de que su padre es quien es y les echará una mano", y recuerda cómo los suyos le apoyaron en una época en la que "no estaba bien visto que un chico bailara" porque "había muchos prejuicios".

A pesar del revuelo, Cortés no cree que el caso de Rafael Amargo y su reciente investigación por posesión de drogas afecte al flamenco. "La droga está en el mundo, en la calle, en los colegios en otras profesiones. Parece que los únicos que se drogan son los artistas", dice mientras coge un coche hacia un nuevo ensayo.

"Tiene todo el sentido hacer un solo espectáculo. Me considero un estandarte de mi gremio y lo he preparado con unos objetivos claros: luchar por los míos, yo no lo necesito pero muchos compañeros sí, y pelear por la cultura, que es segura", concluye Joaquín Cortés.

Inmaculada Tapia

Etiquetas
Publicado el
14 de diciembre de 2020 - 14:42 h

Descubre nuestras apps

stats