Los trabajadores de los teatros públicos frenarán con una huelga el estreno de Ana Belén

Protesta de técnicos en el teatro madrileño María Guerrero este viernes

El Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), dependiente del Ministerio de Cultura, amenazó al colectivo de trabajadores que está encabezando las movilizaciones contra los requisitos de la última oferta de empleo pública con una demanda por convocatoria de huelga ilegal. Están previstos una serie de paros que comienzan este jueves 23 de septiembre en el estreno de Antonio y Cleopatra, de Shakespeare, una producción de la Compañía Nacional de Teatro Clásico protagonizada por Ana Belén y Lluís Homar.

La obcecación por encajar los oficios del teatro en la FP lleva a exigir a los tramoyistas el título de maestro fallero

La obcecación por encajar los oficios del teatro en la FP lleva a exigir a los tramoyistas el título de maestro fallero

El INAEM había previsto la solicitud de medidas cautelares en la Audiencia Nacional contra la huelga amparada por sindicato Solidaridad Obrera, y contra los cinco miembros del Comité de Huelga, según el documento al que ha tenido acceso elDiario.es. La demanda, ya totalmente redactada, se basaba en que la convocatoria de los paros "altera lo pactado en convenio colectivo", lo que vulneraría uno de los supuestos que determinan la ilegalidad de una huelga según la Ley de relaciones de trabajo. Una negociación en el último momento ha hecho que el INAEM no interpusiera la demanda. El Comité de Huelga ha tenido una reunión en la sede del ministerio este miércoles en la que los representantes del ministerio les han indicado que modificarán las condiciones de acceso a las plazas para la siguiente convocatoria, pero no para la presente. Por ello, los planes de huelga siguen en pie. Se han convocado paros parciales de tres horas, de 18:30 a 21:30 horas, los días 23 de septiembre y 7, 8 y 13 de octubre.

Esta mañana, el ministro de Cultura y Deportes, Miquel Iceta, ha confirmado en la rueda de prensa tras la Comisión Interministerial para el desarrollo del Estatuto del Artista que su ministerio no presentará la demanda contra la ilegalidad de la huelga. "No vamos a impugnar el paro. El derecho a la huelga está en nuestra Constitución y, aunque es verdad que el hecho de que la convoque un sindicato que no tenga acreditada una representación importante puede plantear dudas, al final las huelgas las hacen los trabajadores. Nosotros queremos ser respetuosos con esto", ha señalado el ministro.

Estudios que no se corresponden con la formación

La huelga, que además cuenta con el apoyo de la Plataforma de Técnicos y Técnicas Afectada por la OEP 2018, pretende denunciar el proceso selectivo publicado el 31 de julio de 57 plazas de puestos técnicos en los teatros nacionales y, en ese momento, los trabajadores temporales de la bolsa de empleo del INAEM supieron que la titulación para el acceso a las plazas de regidor, maquinista, utilero o peluquería hacía obligatoria algunas titulaciones concretas en FP, para homologarse con el plan Bolonia, que no son las que cursan los profesionales que se quieren formar en los officios técnicos del teatro.

Ni siquiera la formación específica que se da en el Centro de Tecnología del Espectáculo, lugar de referencia para los estudios de teatro y dependiente del propio INAEM, sirve para presentare a la oposición. Estos requisitos suponen que, para algunos de los trabajos, pueda conseguir plaza una persona con cualquier FP no relacionada con el espectáculo pero no puedan acceder profesionales de amplia experiencia y años trabajando en los escenarios públicos, como ha contado eldiario.es.

José Carlos Plaza, el director de la obra que se verá perjudicada si la huelga tiene éxito, ha apoyado la causa de los trabajadores técnicos en la rueda de prensa de presentación de Antonio y Cleopatra este miércoles. "Personalmente estoy preocupado, triste y perplejo por la situación de los técnicos del teatro", ha dicho. "Por favor, dejen de tratarnos como si fuéramos animales raros. El teatro es una especialidad en la que no se puede hacer un rasero en la que gente que lleva trabajando años no pueda acceder a las plazas. Las razones son complejísimas pero se no termiene de arreglar", ha añadido.

Por su parte, el actor y director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico Lluís Homar, también ha apoyado el conflicto que viven estos profesionales: "El teatro no solo lo hacemos solo los que se nos ve (...), lo que le pasa a una parte de ellos [los equipos técnicos], nos pasa a todos y esperamos que las cosas se resuelvan pronto", ha dicho.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats