eldiario.es

Menú

La Generalitat abre su delegación en Madrid con Broseta como embajador

La Fundación Conexus y el Gobierno valenciano firman un convenio para poner en marcha la oficina de la Comunitat Valenciana en la capital de España "para tener voz" donde se tomas las decisiones

La delegación la podrán usar empresarios, sindicatos y asociaciones para su actividad en Madrid

- PUBLICIDAD -
Ximo Puig y Manuel Broseta, junto a diputados y empresarios.

Ximo Puig y Manuel Broseta, junto a diputados y empresarios.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el de la Fundación Conexus, Manuel Broseta, han presentado esta tarde la oficina de la Comunitat Valenciana en Madrid, en pleno barrio de Almagro en la calle Espagnoleto, 25. La oficina pretende ser una embajada de los intereses valencianos en la capital de España y servir de instrumento a "empresarios, sindicatos y asociaciones" para realizar sus actividades y negocios en la capital de España. 

Connexus y la Generalitat han firmado un convenio por el que la administración autonómica reabre un bajo que tiene en propiedad y que estaba cerrado hace seis años por la crisis y la fundación -lobbie empresarial en Madrid- se hace cargo de los gastos de mantenimiento y secretariado. Un privatización de la diplomacia en la que ambas partes salen beneficiados.

Puig ha hecho un discurso reivindicativo ante empresarios y diputados -ha asistido el expresidente de Ford España José Manuel Machado o el presidente de la CEV Salvador Navarro- en el que ha puesto a la Comunitat Valenciana como ejemplo de estabilidad y lugar idóneo donde invertir. Eso sí, ha añadido, "para que la economía siga creciendo como en la actualidad es necesario modificar el sistema de financiación autonómico". "El injusto sistema de financiación ha hecho que dejemos de crecer medio punto del PIB", ha lamentado.

La colaboración con Broseta nace por el propio papel que la Fundación Conexus tiene en Madrid, que fomenta la relación entre ambas autonomías. Manuel Broseta tiene desde hace años abierta una delegación de su despacho de abogados en la capital, donde ha conseguido gran influencia y ha disparado el número de empleados.

Entrada al bajo de la Generalitat en la calle Espagnoleto de Madrid.

Entrada al bajo de la Generalitat en la calle Espagnoleto de Madrid.

De la misma manera es llamativa la colaboración con Broseta porque desde su despacho es uno de los principales pleiteadores contra la administración valenciana, ya que defiende a Ribera Salud en la reversión de la privatización del área sanitaria de Alzira y a los inversores ingleses de Puerto Mediterráneo, el macroproyecto de Paterna al que se opone de plano Compromís. Antes había sido un bufete que tuvo muy buenas relaciones con los Consells de Eduardo Zaplana y Francisco Camps.

Pero la sintonía entre la Generalitat y Conexus en este proyecto es máxima y ambas instituciones consideran que para conseguir peso en Madrid "hay que sumar". "Necesitamos ganar peso en Madrid y eso no se puede hacer sin invertir tiempo y personas", ha explicado el presidente de la Fundación Conexus.

Al acto de presentación han acudido empresarios valencianos como Enrique Gimeno, de Facsa -reconoció haber financiado ilegalmente al PP- o Rosa Vidal, de Broseta Abogados.

De partidos políticos han acudido los diputados del PSOE Ana Botella, Artemi Rallo y Ciprià Ciscar y Ángela Ballester y Rosana Pastor de Podemos. Compromís había anunciado que acudiría Joan Baldoví pero finalmente no ha hecho acto de presencia. Muy llamativa también ha sido la incomparecencia de ningún representante del PP, una evidencia más de que las relaciones entre el lobby económico y los populares no pasan por su mejor momento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha