eldiario.es

9
Menú

Colectivos ecologistas denuncian presiones "incluso rayando lo personal" al director del Parque del Penyagolosa

Los ecologistas alegan presiones privadas y de los municipios próximos que ven en el Penyagolosa un atractivo turístico y no aceptan los límites de conservación.

También señalan que la situación ha llegado a “niveles ofensivos de agresividad verbal a nivel personal” cuando el director trata de hacer cumplir la normativa.

- PUBLICIDAD -
La montaña del Penyagolosa.

La montaña del Penyagolosa.

Diversos colectivos ecologistas, a través de la plataforma Bosc Viu, salen en defensa del director de conservación del Parque Natural del Penyagolosa, Miquel Ibáñez, ante las fuertes presiones que está recibiendo por parte de distintos sectores privados y ayuntamientos de la zona. Desde del Grupo para el Estudio y la Conservación de los Espacios Naturales (Gecen), denuncian lo que consideran una presión abusiva, “incluso rayando lo personal”, al director por “hacer cumplir la normativa de conservación del parque”.

Francesc González, portavoz de Gecen, explica que no quieren permanecer callados frente a esta situación de acoso a un cargo que no es, como venía siendo costumbre, “un cargo político colocado a dedo, sino que es un funcionario que está encargándose de hacer cumplir las condiciones de conservación que establecen las leyes de protección de los parques naturales”. Este celo por hacer cumplir las normas de conservación habría sido lo que le ha llevado a convertirse en centro de presión de diversos grupos con intereses económicos en el parque natural.

Algunas de esas presiones habrían venido tras el intento de creación de un coto de caza mayor en el Parque del Penyagolosa, por parte de un empresario castellonense que ya gestiona diversos cotos en otros puntos de España. Al parecer, la creación del coto habría supuesto el condicionante clave para que el empresario realizase una serie de inversiones en la cercana localidad de Vistabella que tenían como objetivo incentivar el turismo local. Desde la dirección del Parque, Miquel Ibáñez emitió un voto desfavorable a la creación del coto que finalmente fue rechazada por Agricultura al considerar que no era compatible con la conservación del entorno.

Desde Gecen también denuncian que muchas veces los municipios cuyos términos forman parte del Parque Natural del Penyagolosa lo ven como un atractivo turístico para celebrar eventos y atraer visitantes –como con la celebración de carreras-, pero no están dispuestos a aceptar los límites y las incompatibilidades de dichas actividades con la conservación del entorno. Desde el grupo ecologista declaran que los usos públicos deben estar regulados y tienen que ser sostenibles y compatibles con el bien que se protege.

“La mala gestión que se ha hecho desde la conservación de los parques lleva al recelo de la población local. La relación con los vecinos de las localidades colindantes se ha trabajado muy mal durante años”, declara González. “Una población que ha visto que sus parques naturales no les daban oportunidades solo puede albergar rechazo. Ahora lo que buscamos es ver qué usos son compatibles, potenciarlos y minimizar los impactos negativos”.

La situación ha llegado incluso a nivel personal y desde Gecen denuncian que el director-conservador, Miquel Ibáñez, se está encontrando con “problemas graves” a la hora de hacer aplicar la legislación. Denuncian además, que en una de las últimas reuniones celebradas para tratar temas medioambientales se llegó a “niveles ofensivos de agresividad verbal, personalizando en el director los problemas”.

El director cuenta con el apoyo de Conselleria de Medio Ambiente y desde los distintos grupos ecologistas que forman la plataforma Bosc Viu han querido sumarse y declarar su apoyo a la labor de conservación de Miquel Ibáñez.

 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha