eldiario.es

9

DESALAMBRE

Macron anuncia que ocho países de la UE participarán en un mecanismo para reubicar a migrantes rescatados

El presidente francés aseguró este lunes que ocho Estados miembros han acordado participar en un mecanismo temporal que permita el desembarco de migrantes rescatados en el Mediterráneo central propuesto por Francia y Alemania

El mandatario no ha especificado qué países se han sumado a la iniciativa, aunque aludió al rechazo de Italia, mientras Alemania emplaza a continuar estas discusiones en Bruselas

Macrón defiende que otro de los propósitos de la medida será impulsar mecanismos de devolución a sus países de origen a las personas que no tienen derecho de asilo

Las ONG advierten de que se agravan las condiciones para los 49 rescatados en el mar

Las ONG advierten de que se agravan las condiciones para los 49 rescatados en el mar EFE

Catorce países de la Unión Europea han dado ya su "acuerdo de principio" a una iniciativa franco-alemana para un mecanismo temporal que permita el desembarco de migrantes rescatados en el Mediterráneo central y su distribución posterior entre Estados. De estos catorce, ocho ya tienen una participación "activa", según ha explicado este lunes el presidente francés, Emmanuel Macron, tras una reunión convocada en París.

En una rueda de prensa junto al responsable de la Alta Comisaría de la ONU para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi, el mandatario francés ha asegurado que la implicación de los Estados en ese mecanismo será un elemento clave en el próximo presupuesto comunitario.

"Debemos reforzar la eficacia de la cooperación europea", ha señalado Macron, que resaltó que no permitirá que se cree "una UE a la carta". El presidente francés defiende que otro de los propósitos será impulsar mecanismos conjuntos de devolución de las personas que no tienen derecho de asilo a sus países de origen, "de forma voluntaria u obligatoria".

Según informa Europa Press, el mecanismo funcionaría hasta octubre o finales de año y sería coordinado por la Comisión Europea. La medida contempla el desembarco de los migrantes rescatados por embarcaciones privadas en el puerto seguro más cercano y la reubicación posterior a otros países de los demandantes de asilo "lo más rápido posible".

Macron, que no ha especificado los países que se han sumado a la iniciativa, sí indicó que su intención es "ir más lejos responsabilizando al conjunto de Estados miembros". También ha aludido de forma indirecta al rechazo de Italia a consensuar una fórmula, al recordar que "no estamos en la situación de 2015 en la ruta del Mediterráneo Central", por la que llegaron miles de migrantes y refugiados ese año.

Con el objetivo de llegar a un acuerdo, Francia convocó este lunes a los ministros de Exteriores y del Interior de la UE a sendas reuniones, de las que no informó sobre el número o la identidad de los asistentes.

Tan solo en dos breves mensajes en Twitter, el ministro francés del Interior, Christophe Castaner, explicó que el objetivo del encuentro era que "un número suficiente de Estados miembros acuerden apoyar el mecanismo temporal, presentado por Francia, Alemania y la presidencia finlandesa de la UE, para asegurar de forma más organizada y previsible la gestión de los desembarcos". "Las operaciones de salvamento en el Mediterráneo dan testimonio de nuestros valores comunes, (pero) deben también responder a reglas", escribió Castaner.

De acuerdo con la información de Europa Press, fuentes del Ministerio del Interior italiano explicaron que, durante el encuentro, propusieron una suerte de "mecanismo de distribución temporal" para migrantes, es decir, "puertos rotatorios" para el desembarco. No obstante, se han topado con el rechazo de países como Francia, que reclaman los que roten sean los puertos más próximos a los barcos afectados.

Al finalizar la reunión, el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, señaló que que "aunque todavía no hemos alcanzado nuestro objetivo pero estamos más cerca que antes". El titular de Exteriores alemán ha propuesto que esta reunión continúe en Bruselas, ya entre los ministros del Interior de la UE, pero no dio más detalles, informa Europa Press.

España se posicionará en las próximas semanas

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores españoles ha asegurado este martes, a través de un portavoz, que en la reunión que celebraron el lunes en París no se alcanzó ningún acuerdo, sino que fue más bien un intercambio de posiciones sobre varios aspectos, como los desembarcos, los retornos y la situación de Libia. Asimismo, ha añadido que España valorará en las próximas semanas su posición en relación con la eventual participación en un mecanismo provisional de desembarcos en la UE para el Mediterráneo central.

En el encuentro de París participó, por parte de España, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Fernando Martín-Valenzuela. Fue la tercera discusión sobre este asunto, después de la mantenida la semana pasada en el marco del Consejo de Asuntos Generales de la UE y, dos días después, en una reunión informal de Justicia e Interior. Ahora, según fuentes diplomáticas consultadas por Europa Press, se trabaja en organizar una próxima reunión.

En las discusiones mantenidas hasta ahora, el Gobierno español ha defendido que ese mecanismo provisional de desembarcos debería ser plenamente europeo, es decir, "universal", con participación de todos los Estados de la UE conforme a los principios de "responsabilidad y solidaridad". En segundo lugar, considera que ese mecanismo debe ser "global", para todas las rutas del Mediterráneo no solo la Central; "eficaz", es decir, obligatorio y no voluntario; y que no prejuzgue aspectos del paquete de reforma del Sistema Europeo Común de Asilo (SECA) que son objeto de negociación actual en la UE.

Acnur ha pedido reiteradamente a los Gobiernos que lleguen a un acuerdo que "proporcione claridad y predictibilidad" sobre dónde pueden atracar los barcos con rescatados a bordo para evitar que se queden días "vagando" en el mar. Esta solución ha venido aplicándose de facto con pactos ad hoc entre distintos Estados para poner fin a situaciones estancadas durante días, con Malta como principal destino final.

Desde el primer cierre de puertos al buque Aquarius en junio de 2018, las labores de salvamento en el Mediterráneo se han convertido en un constante tira y afloja, principalmente entre Italia y Malta, para dar una respuesta a quienes se acababan de jugar la vida en el mar tras escapar de abusos de todo tipo en Libia. El destino final de los rescatados ha dependido de cada decisión política: unas veces tratados de forma excepcional en un solo país; otras, reubicados en diferentes países comunitarios.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha