El comisario europeo de Orbán retiene 215 millones de ayuda humanitaria a Palestina

El 24 de septiembre de 2021, Olivér Várhelyi, comisario europeo de Vecindad y Ampliación, viajó a Budapest para participar en una sesión del Parlamento húngaro. En la foto, con el primer ministro Viktor Orbán.

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

5

El hombre de Viktor Orbán en la Comisión Europea no le gustan los libros de texto palestinos. Y, por eso, mantiene bloqueados 215 millones de euros de ayuda humanitaria para la Autoridad Palestina. En efecto, el plan anual de 2021 aún no ha salido de Bruselas para Palestina porque Oliver Varhelyi, comisario europeo de Vecindad y Ampliación, quiere que se cambien los libros de texto, a los que acusa de ser hostiles contra Israel, el Estado ocupante.

“El plan anual lo tiene que adoptar la Comisión”, explican fuentes comunitarias, “Hay que aprobar la partida de 2021 pero aún no hay información de cuándo será”. Las fuentes también confían en que el desembolso se produzca más pronto que tarde. Según ha podido saber elDiario.es, en el último consejo de Asuntos Exteriores del 16 de mayo, 23 Estados miembros reclamaron el desembolso de los fondos sin dilación y sin las condiciones expresadas por el comisario húngaro, a lo que las fuentes aseguran que no se opuso nadie.

Como consecuencia de ello, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, ha trasladado a la presidencia de la Comisión Europea el consenso de ese debate, lo que debería propiciar el desbloqueo de los fondos.

La polémica lleva semanas arrastrándose. En esa última reunión de ministros de Exteriores del 16 de mayo, el titular irlandés, Simon Coveney, decía antes de entrar: “Estoy muy frustrado con este asunto. La posición de la gran mayoría de los estados miembros de la Unión Europea es absolutamente clara. No hay razón para que la Comisión Europea retrase más de 300 millones de euros de financiación para la Autoridad Palestina. Es la financiación del año pasado de la que estamos hablando. Hace un mes, Irlanda planteó este tema. Todos los ministros, excepto uno [Hungría], se pronunciaron enérgicamente a favor de la liberación inmediata de ese dinero. Y todavía no hemos tenido progresos en eso. Este es dinero de la UE. No es dinero de la Comisión Europea, es dinero de la UE. Y los países de la UE quieren que se libere para que la Autoridad Palestina pueda proporcionar servicios básicos a su gente. No debería retrasarse más”.

“La UE juega un papel muy importante en la financiación de la infraestructura básica para permitir que las comunidades palestinas vivan, comercien, brinden servicios públicos, etc., ya sea educación, atención médica”, decía Coveney la semana pasada: “Estos son tiempos de tensión también en Palestina. La Unión Europea debería dar una señal de que este dinero se liberará y que estamos para apoyar los servicios básicos sobre el terreno para el pueblo palestino a través de la Autoridad Palestina”.

Irlanda firmó, con otros 14 países, incluida España, una carta en el pasado mes de abril en la que expresaban su preocupación sobre el asunto. En la carta enviada a Várhelyi, los 15 países escriben que la “introducción de condicionalidad en un momento en que la Autoridad Palestina ya está comprometida con un ambicioso programa de reforma educativa corre el riesgo de socavar, o incluso revertir, el progreso logrado hasta la fecha y podría dañar el diálogo abierto con los palestinos sobre este y otros temas. Además, es imperativo que hagamos todo lo posible para empoderar las voces moderadas frente a los actores más radicales”.

Mientras, Várhelyi sí ha liberado el dinero para la misión de la ONU –246 millones para la UNRWA por tres años–, pero son dos dotaciones diferentes contenidas en la misma línea presupuestaria. “Si bien es bueno ver más fondos dedicados a UNRWA, el tema del plan de condicionalidad de Varhelyi para el desembolso de fondos a la Autoridad Palestina es una historia completamente diferente”, explican fuentes comunitarias: “Lo peor es que, mientras está pendiente a nivel de la Comisión una decisión sobre la petición de Varhelyi de condicionar el desembolso de 30 millones a la Autoridad Palestina a una reforma de los libros escolares, toda la contribución anual de la UE a Palestina, que asciende a unos 215 millones, está todavía congelada desde 2021 debido a la disputa no resuelta. Mientras todos se enfocan en la discusión política en torno a los 30 millones de los libros escolares, no muchos son consciente de que todo el sobre anual de 215 millones es rehén de la disputa”.

En una reunión reciente entre la presidenta de los socialistas europeos en la Eurocámara, Iratxe García, y el primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, García expresó su preocupación por el bloqueo del apoyo de la UE a la Autoridad Palestina: “La violencia en la región ha estado creciendo en las últimas semanas y la UE debería ser un actor activo para aliviar estas tensiones. Ya le he dicho a la presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen, que es totalmente inaceptable que el apoyo presupuestario de la UE a la Autoridad Palestina se retenga por motivos inventados sobre los libros de texto por parte de un solo comisario, Olivér Várhelyi, que no representa el compromiso de la UE con el proceso de paz en Oriente Próximo”.

“Es de suma importancia que mantengamos la capacidad de la Autoridad Palestina para cumplir con sus deberes y cuidar al pueblo palestino para lograr la solución de dos estados, el único que puede traer una paz permanente a los vecinos que están destinados a vivir juntos. La línea política de la UE es muy clara, siempre lo ha sido, y le insistiré nuevamente a la presidenta Von der Leyen en que la Comisión debe cumplir con sus responsabilidades y no dejarse secuestrar por los intereses de un solo comisario”, decía Iratxe García.

“Hemos pedido a la Unión Europea que proporcione su ayuda prometida sin condiciones. Esperamos lograrlo pronto”, dijo Shtayyieh al comienzo de la sesión semanal del Gabinete de la Autoridad Palestina el lunes pasado en Ramallah, después de reunirse con García pero, también con el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell.

Manu Pineda, eurodiputado Unidas Podemos, jefe de la delegación del Parlamento Europeo para Palestina y a quien Israel acaba de vetar su entrada, ha afirmado: “El comisario Várhelyi, como fiel emisario de Orbán, está promoviendo unas políticas de vecindad completamente reaccionarias. El bloqueo de los fondos que recibe la Autoridad Palestina es particularmente perverso, puesto que se construye sobre una mentira sobre los libros de texto palestinos que un informe encargado por la propia Comisión Europea ha desmentido. Los recursos que la UE destina a la Autoridad Palestina son imprescindibles para la supervivencia de algunos sectores. Por ejemplo, más de la mitad del presupuesto de los hospitales de Jerusalén Este depende directamente de la financiación que destina la UE. Este bloqueo ya se está teniendo repercusiones terribles para la sociedad palestina, además de ser un potencial factor de desestabilización. Por ello, hemos impulsado diferentes iniciativas en el Parlamento Europeo para asegurar que estos fondos se desbloqueen y esperamos que la presidenta Von der Leyen finalmente tome cartas en el asunto y fuerce al comisario Várhelyi a dejar de alimentar bulos y a ejecutar los pagos a los que, desde la UE, ya nos habíamos comprometido y que son tan necesarios”.

Este martes, Jan Egeland, diplomático noruego, ex dirigente del Partido Laborista y secretario general del Norwegian Refugee Council (NRC) desde 2013, publicaba una carta enviada a la presidenta de la Comisión Europea en la que expresaba las vidas que había en juego por el bloqueo de la ayuda de la UE a Palestina.

“Estas restricciones castigan a los pacientes con enfermedades terminales que no pueden obtener medicamentos que salvan vidas, y obligan a los niños a pasar hambre cuando los padres no pueden permitirse comprar alimentos. Los palestinos están pagando el precio más cruel por las decisiones políticas tomadas en Bruselas”, dice Egeland: “El retraso por una posición política está poniendo en riesgo vidas todos los días. Hacemos un llamamiento a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, para que libere los fondos de inmediato para que pueda continuar la asistencia crítica para los palestinos vulnerables y el apoyo a los servicios básicos”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats