THE GUARDIAN

Bielorrusia escolta a cientos de migrantes hacia la frontera de Polonia

Un fotograma tomado por el Ministerio de Defensa Nacional de Polonia que muestra a un grupo de migrantes caminando por una carretera que conduce a la frontera bielorrusa-polaca.

Andrew Roth

Moscú —

1

Las autoridades bielorrusas han escoltado este lunes a unas 500 personas, la mayoría de ellas procedentes de Oriente Medio, hasta la frontera con Polonia, durante la escalada de una crisis migratoria que ya ha dejado al menos siete muertos por exposición a las bajas temperaturas.

Los vídeos publicados por los medios de comunicación bielorrusos este lunes muestran a guardias fronterizos bielorrusos armados escoltando a la columna de personas, entre las que había familias con niños, de la ciudad fronteriza de Bruzgi hasta un bosque que bordea la región polaca de Podlaskie.

Polonia y otros países de la UE han acusado a Bielorrusia de intentar provocar una nueva crisis de refugiados en Europa como respuesta a sus críticas a la represión de la oposición por parte de Alexander Lukashenko y las sanciones europeas tras el aterrizaje forzoso de un vuelo de Ryanair en mayo, abriendo una nueva ruta migratoria hacia el bloque.

Una mujer kurda iraquí cuenta a The Guardian que fue llevada a Bielorrusia por una agencia de viajes que les proporcionaba vuelos a Minsk y luego un traslado a la frontera exterior de la UE.

El viceministro de Asuntos Exteriores de Polonia, Piotr Wawrzyk, ha declarado este lunes en la radio pública polaca que Bielorrusia estaba intentando provocar un "incidente mayor, preferiblemente con disparos y víctimas" y el ministro de Defensa, Mariusz Błaszczak, ha dicho que Polonia ya tenía 12.000 soldados "preparados para defender la frontera".

Los migrantes que intentan entrar a la UE desde Bielorrusia a través de la frontera polaca están atrapados entre ambos países desde octubre, cuando se autorizó a la policía polaca a expulsar sumariamente a los migrantes y a ignorar las solicitudes de asilo. Los guardias fronterizos bielorrusos se niegan a permitirles dar la vuelta, lo que significa que personas procedentes de países como Irak, Siria y Afganistán se quedan en los bosques mientras las temperaturas caen bajo cero.

Crystal van Leeuwen, responsable de emergencias médicas de Médicos Sin Fronteras, dijo la semana pasada que las organizaciones humanitarias deben acceder urgentemente a la zona de seguridad para que se respeten las solicitudes de los migrantes y su protección internacional.

Polonia ha registrado más de 23.000 cruces irregulares de frontera este año, de los cuales casi la mitad se produjeron en octubre. Muchos de los migrantes intentan huir a Alemania, que declaró haber recibido más de 6.100 refugiados a través de Polonia desde Bielorrusia desde principios de año.

Sin embargo, esos esfuerzos rara vez parecían tan organizados como la columna organizada en la autopista M6 de Bielorrusia este lunes, considerado por los críticos como un intento dramático de Lukashenko de aumentar la presión sobre la vecina Polonia. Las tensiones entre los dos países se dispararon con el fuerte aumento de los cruces fronterizos en octubre. Los funcionarios polacos acusaron a las tropas bielorrusas de disparar a través de la frontera.

Bielorrusia ha negado que tenga algo que ver en el aumento del flujo de migrantes. "La indiferencia y la actitud inhumana de las autoridades polacas han llevado a los refugiados a dar este paso de desesperación", ha dicho la guardia fronteriza bielorrusa en un comunicado este lunes.

El medio de comunicación ruso Sputnik Bielorrusia ha publicado que un gran número de personas había abandonado Bielorrusia y estaba ahora atrapado en los bosques ubicados entre los dos países, aunque esta información no ha podido ser confirmada.

Los otros países vecinos de Bielorrusia, Letonia y Lituania, también han declarado el estado de emergencia en los últimos meses debido al aumento de la migración irregular procedente de Bielorrusia.

Traducido por Emili Serra.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats