Los líderes de la UE cierran su espacio aéreo a Bielorrusia tras el secuestro del avión de Ryanair

Reunión del Consejo Europeo, el 24 de mayo de 2021.

Los líderes de la Unión Europea han aprobado este lunes nuevas sanciones a Bielorrusia por el secuestro de un vuelo de Ryanair para detener al periodista Roman Protasevich y su compañera, Sofia Sapega. Así, los jefes de Estado y de Gobierno han aprobado "acciones contundentes en línea con la propuesta del presidente de, Consejo Europeo", según fuentes diplomáticas: "Ha habido una respuesta contundente porque las autoridades bielorrusas ponen en grave peligro la seguridad de la aviación y los pasajeros".

Quién es el joven periodista bielorruso detenido en una operación aérea sin precedentes

Quién es el joven periodista bielorruso detenido en una operación aérea sin precedentes

Las sanciones comprenden lo siguiente: ampliar la lista de personas que no pueden entrar en la UE aprobada en octubre, incluyendo empresas e intereses económicos. Además, se llama a evitar que los aviones sobrevuelen cielo bielorruso, al tiempo que se llama a prohibir a las aerolíneas bielorrusas (Belavia Airlines) sobrevolar el cielo comunitario.

Así, el Consejo Europeo "condena enérgicamente el aterrizaje forzoso de un vuelo de Ryanair en Minsk, Bielorrusia, el 23 de mayo de 2021, que puso en peligro la seguridad de la aviación, y la detención por las autoridades bielorrusas del periodista Raman Pratasevich y Sofia Sapega".

A continuación, los líderes de la UE piden "la liberación inmediata de Raman Pratasevich y Sofia Sapega y que se garantice su libertad de circulación; a la Organización de Aviación Civil Internacional que investigue urgentemente este incidente inaceptable y sin precedentes; invita al Consejo a que adopte listas adicionales de personas y entidades lo antes posible sobre la base del marco de sanciones pertinente; pide al Consejo que adopte nuevas sanciones económicas específicas e invita al Alto Representante ya la Comisión a presentar propuestas sin demora a tal efecto; pide a todas las compañías aéreas de la UE que eviten sobrevolar Bielorrusia; pide al Consejo que adopte las medidas necesarias para prohibir el sobrevuelo del espacio aéreo de la UE por parte de compañías aéreas bielorrusas e impedir el acceso a los aeropuertos de la UE de vuelos operados por dichas compañías aéreas; se solidariza con Letonia tras la expulsión injustificada de diplomáticos letones".

Mientras, desde Minsk, las autoridades bielorrusas difundían un vídeo en el que Protasevich, con moratones en la cara, decía haber sido tratado "correctamente" al tiempo que se autoinculpaba de organizar "motines".

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, también ha tachado de "secuestro de Estado" el aterrizaje forzado del avión de Ryanair en Minsk.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha afirmado a su llegada a la cumbre: "Hay otro problema, por las acciones sin precedentes de las autoridades bielorrusas. Hemos visto un aterrizaje forzoso que llevó al arresto de una figura de la oposición bielorrusa, Roman Protasevich. Y Roman Protasevich debe ser puesto en libertad de inmediato. Todas las demás explicaciones para el aterrizaje del avión de Ryanair son completamente inverosímiles. Lo mismo se aplica a su compañera, Sofia Sapega. Exigiremos esto y, al mismo tiempo, discutiremos las medidas que podemos tomar contra Bielorrusia, como una respuesta europea unida. Esto ciertamente incluirá ampliar la lista de personas con sanciones. El presidente Lukashenko ya figura en la lista. Pero también está la cuestión de la suspensión de vuelos de la aerolínea bielorrusa y, por supuesto, una investigación internacional y, como dije, la liberación de los detenidos".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sostenido, por su parte: "Ayer fuimos testigos de un hecho absolutamente inaceptable, y es el aterrizaje de un vuelo proveniente de Atenas que viajaba hacia la capital de Lituania y que aterrizó en Minsk como consecuencia de una exigencia del régimen bielorruso. Creo que es absolutamente inaceptable que se produzcan este tipo de hechos en vuelos intraeuropeos que efectivamente atraviesan territorio europeo y por tanto, creemos importante condenar estos hechos, exigir al régimen bielorruso que libere a todos los pasajeros. Y cuando digo a todos es a todos los pasajeros. Y por tanto, vamos a debatir sobre esta cuestión en el Consejo Europeo y vamos a ver qué medidas podemos tomar efectivamente para sancionar una vez más a un régimen que no obedece a los parámetros democráticos que se exigen en otros países".

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, ha afirmado: "El aterrizaje forzoso de este avión de Ryanair en Minsk, que consideramos completamente inaceptable, tanto como la detención de dos pasajeros [Raman Pratasevich y su compañera, Sofia Sapega]. Pedimos su liberación inmediata. Vamos a discutir sobre las medidas a tomar, porque esto no puede dejar de tener consecuencias. Seguramente discutiremos sobre los otros temas en la agenda, pero este será quizás el aspecto más importante a discutir y espero que haya alguna orientación importante para tomar medidas contra [el régimen de] Bielorrusia".

Eso sí, las discusiones se realizaron sin teléfonos móviles en la sala para garantizar la seguridad de la conversación.

En el discurso de apertura del Consejo Europeo, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, subrayó la necesidad de dar una respuesta firme y unificada a los sucesos ocurridos en Bielorrusia: "Los acontecimientos sobre el aterrizaje forzoso de un vuelo de Ryanair en Minsk, en ruta de Atenas a Vilnius, son de una gravedad sin precedentes. El régimen del presidente Lukashenko ha privado de libertad a Roman Protasevich y a su acompañante. Exigimos su liberación inmediata y que se les permita abandonar el país. No cabe duda de que es necesaria una investigación internacional para verificar si la seguridad del transporte aéreo y de los pasajeros ha sido puesta en peligro por un Estado soberano y si se ha producido una violación del Convenio de Chicago. Nuestra respuesta debe ser fuerte, inmediata y unificada. La Unión Europea debe actuar sin vacilar y castigar a los responsables. Esta noche tienen la gran responsabilidad de demostrar que la Unión no es un tigre de papel".

El primer ministro letón, Krišjānis Kariņš, dijo que el incidente de Ryanair "no tiene precedentes, es una acción extremadamente agresiva. Europa debe adoptar una postura firme, rápida y unida contra ese comportamiento".

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, también pidió a la UE que tome medidas sustanciales contra Bielorrusia. "Este es un acto que equivale a un secuestro impulsado por el Estado. No basta con denunciar verbalmente este acto. La Unión Europea debe adoptar, lo antes posible, un nuevo conjunto de fuertes sanciones contra Bielorrusia, con el fin de enviar el mensaje de que tales prácticas no pueden ni deben ser toleradas en el continente europeo".

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que habría una aproximación intensa en la cumbre sobre el "secuestro absolutamente inaceptable de un vuelo de Ryanair por parte de las autoridades de Bielorrusia. Habrá una respuesta muy contundente porque es un comportamiento escandaloso y Lukashenko y su régimen deben entender que esto tendrá graves consecuencias". También dijo que un paquete económico y de inversión de la UE de 3.000 millones de euros para Bielorrusia está en suspenso hasta que Bielorrusia "se vuelva democrática".

En su entrada a la cumbre, el presidente lituano, Gitanas Nausėda, acusó a Bielorrusia de una "acción de terrorismo de estado contra la Comunidad Europea", y destacó que había 120 pasajeros de 18 nacionalidades a bordo del avión. "Necesitamos acciones claras para cambiar el patrón de comportamiento de este régimen tan peligroso".

Reiteró algunas de las acciones que ha propuesto como "cerrar el espacio aéreo de la Unión Europea para las aerolíneas bielorrusas" o "reconocer el espacio aéreo bielorruso como inseguro" para vuelos civiles y también hablar de nuevas sanciones contra el régimen "utilizando el mismo marco de sanciones que tenemos ”. Todas estas medidas "son muy necesarias", dijo Nausėda.

Mark Rutte, primer ministro neerlandés, decía al inicio de la reunión: "Nosotros, los Países Bajos, junto con otros países de la UE, estamos ocupados en diseñar un nuevo paquete, un cuarto paquete de sanciones, que se dirigirá especialmente a las personas y entidades responsables. Y pensamos que esta detención de Protasevich y parece también su compañera, coincide con una fuerte reacción de toda la Unión Europea no solo contra el propio régimen, sino también contra las empresas, por lo que deberíamos necesitar más sanciones económicas. Sabemos que todas las grandes empresas en Bielorrusia son de propiedad estatal. Si realmente quieres golpear a Lukashenko y sus compinches en su bolsillo, entonces debes incluir esas entidades estatales".

Etiquetas
Publicado el
24 de mayo de 2021 - 21:58 h

Descubre nuestras apps