eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los autónomos podrán emprender un negocio y cobrar el paro a la vez

Los trabajadores por cuenta propia podrán mantener la tarifa de 50 euros a la Seguridad Social aunque contraten

Los autónomos podrán recuperar su prestación hasta cinco años después de haber iniciado su actividad

- PUBLICIDAD -
Báñez valora la caída interanual del paro en 488.700 personas, la mayor en 3 años

La ministra de Empleo, Fátima Báñez. EFE

El Gobierno le propina un nuevo empujón al autoempleo: un paquete de medidas -la mayoría amplían algunas ya existentes- que busca que la afiliación de autónomos crezca en 550.000 personas hasta 2019. Actualmente hay 3.131.629 trabajadores por cuenta propia, una cifra que ha crecido en los últimos dos años pero que sigue por debajo de la que existía cuando comenzó la crisis y que supuso un récord: 3.384.156

Tarifa plana de 50 euros. Fue una de las medidas estrellas del Gobierno para fomentar la afiliación de trabajadores autónomos: una reducción en las cuotas a la Seguridad Social que implicaba pagar cincuenta euros durante los primeros seis mese de actividad, 125 euros durante el siguiente semestre y 175 euros otros seis meses. Lo que empezó siendo un incentivo para jóvenes acabó por extenderse a todas las edades. Hasta ahora, si un trabajador por cuenta propia hacía un contrato perdía el incentivo. El Ejecutivo da ahora otro paso y permitirá que se beneficien de esta tarifa plana todos los autónomos, aunque contraten.

Además, las víctimas de la violencia de género y del terrorismo podrán beneficiarse una tarifa plana especialmente protegida, que se traducirá en reducciones de las cuotas a la Seguridad Social durante cinco años.

Compatibilizar actividad y prestación de paro. Todos los nuevos trabajadores por cuenta propia podrán compatibilizar su prestación por paro con su actividad de autoempleo. Podrán hacerlo durante un máximo de nueve meses. Empleo explica que el objetivo de esta medida es proporcionar un colchón a los nuevos autónomos para que puedan resistir durante los primeros meses de su actividad. No obstante, hay que tener en cuenta que optar por esta medida supone consumir de forma definitiva esa parte de la prestación. Hasta ahora, los jóvenes ya podían acceder a esta posibilidad, que ahora se extiende a todo el colectivo.

Capitalizar el 100% de la prestación. Todas las personas desempleadas que se den de alta como autónomas podrán capitalizar el 100% de su prestación para invertir en su nueva actividad y/o pagar sus cuotas a la Seguridad Social, es decir, podrán recibir en un pago el montante total al que tienen derecho en concepto de prestación de paro. Hasta ahora, esta medida estaba limitada por la edad del beneficiario y por el uso que se le iba a dar a esa prestación (una parte tenía que ir necesariamente a sufragar las cuotas de autónomo). Ahora este dinero podrá usarse también como aportación al capital social de cualquier tipo de sociedades mercantiles de nueva creación y utilizar parte para cubrir los gastos de constitución.

Recuperar el derecho a desempleo. Uno de los temores a la hora de darse de alta como autónomo es que, transcurridos dos años, esas personas dejaban de tener derecho a cobrar la prestación de desempleo que hubieran generado anteriormente. A partir de ahora, los autónomos podrán recuperar su prestación hasta cinco años después de haber iniciado su actividad, si bien tendrán que acreditar causas económicas u organizativas. De esta forma, si cesan en su negocio podrán cobrar el montante que hubieran generado anteriormente como asalariados.

Los autónomos económicamente dependientes podrán contratar. Los autónomos económicamente dependientes (conocidos como TRADE) son aquellos que perciben al menos el 75% de sus ingresos de una sola empresa o cliente. El Gobierno abre la posibilidad a que puedan contratar un trabajador bajo determinadas circunstancias, como riesgo durante el embarazo o lactancia, permiso de maternidad y paternidad, cuidado de menores de siete años, o familiares con dependencia a cargo. Según Empleo, esto impedirá que las empresas puedan rescindir sus contratos con estos profesionales por estas causas. No obstante, muy pocos de estos profesionales cuentan con un contrato en el que el cliente o empresa del que dependen reconozcan su situación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha