La AIReF recorta el crecimiento en 2022 al 4,3%, 2 décimas más que el Banco de España

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en una fotografía de archivo. EFE/Chema Moya

Daniel Yebra


0

La Autoridad independiente de responsabilidad fiscal (AIReF) ha rebajado dos puntos su previsión de crecimiento del PIB en 2022, hasta el 4,3%, por el impacto de la guerra en Ucrania, dejándola dos décimas por debajo de la última estimación del Banco de España, del 4,5%, tras reducirla 9 décimas.

España acelera sus emisiones de deuda antes de que suban los tipos de interés

España acelera sus emisiones de deuda antes de que suban los tipos de interés

En cambio, la AIReF ha sido más optimista respecto a las subidas de precios, llevando la expectativa de aceleración de la inflación (el IPC) de media este año al 6,2%, respecto al 7,5% que estimó el Banco de España, y eso sin incluir el límite al gas que han propuesto España y Portugal, en la conocida como excepción ibérica, que está pendiente de aprobación por parte de la Comisión Europea.

Una medida que bajaría “la factura eléctrica a la mitad”, clave en la escalada del IPC, según explicó la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, esta misma semana en una entrevista concedida a elDiario.es. 

El IPC (Índice de precios de consumo) general aceleró al 9,8% en marzo. En este indicador tiene un peso clave el espectacular encarecimiento de la electricidad, para el que el INE solo tiene en cuenta en su metodología los contratos domésticos que están acogidos al precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC). Estos contratos son los más expuestos a las subidas del mercado mayorista y recogerían de forma inmediata la bajada que propiciaría la citada solución ibérica.

Y la AIReF también ha sido más optimista respecto al déficit de las Administraciones Públicas (el diferencial entre ingresos y gastos), que ha dejado en el 4,2% respecto al PIB. Un escenario central que se basa en “la evolución de los ingresos en 2021 e inicios de 2022, más favorable de lo previsto, que supera el coste de las medida para paliar los efectos de la guerra y el deterioro del escenario macroeconómico”.

Más recaudación por IVA, y más gasto en pensiones

Entre sus previsiones, la Autoridad fiscal ha destacado un incremento del gasto en pensiones en 2022 del 4,8% por el impacto de la inflación, que se trasladará a 2023 a razón de 1.500 millones de euros por cada punto de IPC (Índice de precios de consumo), al que está ligada su revalorización.

Asimismo, la inflación tiene un efecto negativo en la factura de intereses de la deuda: “500 millones por punto de inflación”.

Por el contrario, ha incidido en una mayor recaudación fiscal de cara a 2022 principalmente por IVA, por el efecto a de la subida de los precios (2000 millones más por cada punto de inflación), y por las cotizaciones sociales, en este caso por la mejora del mercado laboral.

Con la revisión completa del escenario macroeconómico, con el deterioro del crecimiento y el pico de inflación, en 2022, los ingresos avanzarán 0,3 puntos respecto a la previsión anterior y los gastos en 4 décimas, mientras que las medidas del Plan choque aprobado por el Gobierno aumenta 0,6 puntos el déficit respecto al PIB.

Menor impacto de los fondos de recuperación

La AIReF también ha apuntado que “el efecto positivo de los fondos de recuperación [relacionados con el Next Generation de la Unión Europea] este año pasará a sumar 2,5 puntos al PIB, a solo 1,8 enteros, aunque pensamos que la ejecución va a ser plena, según lo presupuestado”.

La cuestión es que se reduce el multiplicador del dinero de las convocatorias sobre la actividad económica por las circunstancias actuales: mayor inflación, peores condiciones de financiación, dificultades en el comercio mundial por los cuellos de botella por más tiempo...

“Un golpe que precisamente influye en sectores relevantes como el del automóvil, la construcción o en procesos clave como la digitalización”, ha lamentado la AIReF, que ha recordado que, “en 2021, el impulso de estos fondos fue prácticamente nulo por retrasos en la ejecución”.

Impacto de los precios de la energía

Según los modelos macroeconómicos que utiliza la institución, “un aumento del 15% de los precios de la energía reduce el crecimiento del PIB en 0,4 o hasta 0,5 puntos porcentuales, y, actualmente, al tratarse de un shock global, el impacto se arrastrará a 2023”.

Este es un efecto importante, que podría mitigar notablemente el límite al gas en la generación de electricidad propuesto por España y Portugal, pendiente de la aprobación de la Comisión Europea, aunque la AIReF no lo ha valorado en su rebaja de previsiones, como tampoco lo hizo el Banco de España este martes.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats