La portada de mañana
Acceder
Los sanitarios advierten de la grave situación en la Comunidad de Madrid
Villarejo confesó una operación para que Gürtel no alcanzara a la cúpula del PP
Opinión - Es el sistema, amigos, por Neus Tomàs

Los autónomos piden recuperar su 'paro’ extraordinario ante los cierres por rebrotes de coronavirus

Imagen de archivo de un trabajador de la hostelería, uno de los negocios más afectados por las nuevas restricciones contra los contagios.

Agosto no está siendo el esperado por muchos autónomos, que confiaban en que el verano ayudara a mitigar los efectos del parón económico en los momentos más duros de la pandemia de coronavirus. El mes ha quedado marcado por los rebrotes del virus en diferentes puntos de España y por las medidas sanitarias restrictivas para hacerle frente, dentro y fuera del país, que han limitado la actividad económica, especialmente en sectores como el ocio nocturno, la hostelería y el turismo. Al igual que para los ERTE se dispuso una fórmula en caso de rebrote que protege a los asalariados, los tres colectivos de autónomos más representativos (ATA, UOTA y UATAE) reclaman al Gobierno que recupere con urgencia la prestación extraordinaria por cese de actividad, el llamado 'paro' extraordinario de los autónomos, que creó el Ejecutivo de coalición en el pico de la crisis por la COVID-19.

La Seguridad Social pacta las ayudas para los autónomos y el ahorro en el pago de la cuota hasta septiembre

La Seguridad Social pacta las ayudas para los autónomos y el ahorro en el pago de la cuota hasta septiembre

El famoso Moloko Sound Club del barrio madrileño de Malasaña tenía ya fecha de apertura para el 2 de septiembre y su dueño, Sabi Palacios, tuvo que anularla por las nuevas restricciones. "Hemos dicho que reabriremos, pero no sabemos cuándo. Fastidiados es poco para cómo estamos", explica a elDiario.es. Con sus dos trabajadores en ERTE desde marzo, Palacios destaca que ya son muchos meses de gastos a la espalda, de alquiler del local, con cotizaciones por sus empleados que han aumentado y de impuestos, que son muy difíciles de sostener pese a cobrar las prestaciones creadas para autónomos y haber pedido un crédito ICO.

"No me permite cubrir los gastos y el préstamo ICO que solicité al inicio de la pandemia me llega hasta septiembre. Esto no va a poder con el negocio porque soy muy cabezón y por el amor que tengo invertido en esto, 23 años de mi vida invertidos en un negocio que iba bien. Es mi pasión y voy a luchar por ello, pero voy a tener que endeudarme mucho, serían necesarias ayudas directas", reclama el responsable del club.

El 'paro' extraordinario, de un mínimo de 661 euros, y el ahorro de los autónomos del pago de la cuota a la Seguridad Social, se extinguió el pasado 30 de junio, aunque se pudo pedir con efecto retroactivo hasta un mes después. La ayuda alcanzó a casi un millón y medio de autónomos, prácticamente la mitad del total de trabajadores por cuenta propia en España. El Gobierno desplegó esta herramienta inédita en marzo, que facilitaba el cobro de la ayuda por cese de actividad debido a la parálisis de los negocios por la COVID-19 o a aquellas situaciones en las que se había reducido mucho la facturación, un 75%.

Con el fin del estado de alarma el 21 de junio, el ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, alcanzó un acuerdo con los tres colectivos de autónomos sobre las ayudas a los trabajadores por cuenta propia a partir de julio hasta septiembre, ya que en la nueva normalidad no se planteaba el cobro de la prestación extraordinaria. Las nuevas ayudas se concretaron en tres ejes: la prestación ordinaria por cese de actividad (con la posibilidad de que se acogieran autónomos con ingresos limitados y que hubieran visto muy reducida su facturación), ahorros en la cuota a la Seguridad Social para los antiguos beneficiarios de la prestación extraordinaria y una nueva ayuda para los denominados "autónomos de temporada", que se habían quedado fuera de la anterior prestación.

Críticas a las ayudas desde julio

Los datos de beneficiarios de estas ayudas se han reducido mucho respecto a los trabajadores que venían recibiendo el paro extraordinario. La prestación ordinaria ha alcanzado a unos 115.000 trabajadores, mientras que unos 1.200 se han beneficiado de la prestación para autónomos de temporada, según los datos de la Seguridad Social de finales de julio. Así, en un mes se pasó de más de 1,4 millones de trabajadores cobrando una prestación a un total de unos 140.500, contando a aquellos que aún percibían el paro extraordinario de manera retroactiva.

Las cifras han sido interpretadas de manera diferente por el Ejecutivo y los colectivos de autónomos. El ministro Escrivá reconoció en su última rueda de prensa que el número de beneficiarios era bastante inferior al esperado por la Seguridad Social y lo adjudicó a un signo de la reactivación del empleo entre los trabajadores por cuenta propia. Hay que recordar que la pérdida de puestos de trabajo de autónomos no ha sido tan acusada como entre los asalariados, con unos 16.000 autónomos afiliados menos en julio de este año respecto a los del año pasado (-0,5%) y una reducción de unos 670.000 empleados en el régimen general (-4-4%). Los representantes de los autónomos en cambio traducen las cifras en el "fracaso" y la "insuficiencia" de la cobertura de estas ayudas, que creen que se han quedado cortas para proteger al colectivo incluso en los mejores escenarios sin rebrotes.

ATA, organización que forma parte de la patronal CEOE, es la más crítica con las ayudas del Gobierno desde julio, que tacha de "absoluto fracaso", en palabras de su presidente, Lorenzo Amor. En UATAE y UPTA coinciden en que la prestación ordinaria y la de los autónomos de temporada han resultado ser insuficientes. "En la prestación ordinaria los principales problemas que detectamos vienen porque deja fuera a los autónomos que están cobrando la tarifa plana, que están comenzando su actividad, y también a aquellos que no suman el mínimo de 12 meses de cotización", explica María José Landaburu, secretaria general de UATAE. El presidente de ATA también critica que las personas pluriempleadas, con más de un empleo, queden excluidas de poder cobrar este paro ordinario.

Sobre los autónomos de temporada, que no tuvieron acceso a la prestación de 'paro' por cese de actividad por no estar dados de alta en el estallido de la pandemia, todas las organizaciones critican requisitos muy "estrictos" para acceder a la ayuda específica para estos trabajadores y señalan que los 1.200 beneficiarios suponen una ínfima parte del colectivo, que en UATAE estiman en unas 20.000 personas.

Entre ellos, destacan los trabajadores autónomos que trabajan solo en la temporada turística o en verano con las fiestas patronales que se celebran habitualmente en todo el país y que este año no han tenido actividad. UPTA calcula por su parte que "solo el 25% de los autónomos de temporada han podido solicitar esta prestación, que resulta vital para estas familias".

Ayudas excepcionales ante nuevas emergencias

Los representantes de los autónomos ya exigieron al Gobierno a finales de julio revisar las ayudas desplegadas para el escenario de nueva normalidad, una petición que mantienen con más urgencia y a la que ahora añaden la necesidad de volver a conceder la prestación extraordinaria de paro. ATA, UPTA y UATAE destacan que los rebrotes en agosto, que se han disparado y han llegado antes de los esperado, han supuesto que Sanidad y las Comunidad Autónomas pactasen medidas sanitarias para contener el virus que afectan a diferentes actividades económicas, pero no se han adoptado apoyos para contrarrestar esos efectos sobre los trabajadores autónomos. "La salud es lo primero, eso siempre, pero las medidas sanitarias que limitan actividades tienen que ir de la mano de otras económicas para no dejar a nadie atrás", valora Landaburu.

Las restricciones por el momento han afectado a localidades concretas en las que ha habido una gran incidencia de contactos, así como a los sectores del ocio nocturno y la hostelería en todo el país, con diferentes disposiciones autonómicas que decretan el cierre de discotecas y otros locales de ocio de noche y la limitación de horarios en la hostelería y restauración hasta la 1 de la madrugada.

En UPTA han destacado especialmente las consecuencias que estas medidas, así como las necesarias distancias de seguridad, suponen para la "pequeña hostelería", condenada a la "desaparición total" si no se adoptan medidas de apoyo. "Son tantos sectores y trabajadores afectados como las medidas restrictivas que se ordenen. Por ejemplo en el ocio nocturno hay muchos músicos autónomos, personal técnico, de sonido, de montaje de carpas, taxistas por la noche que no pueden trabajar o no tienen negocio por estas órdenes", añade la responsable de UATAE.

Las tres organizaciones piden al Ministerio de Seguridad Social y al de Trabajo que les reúna con urgencia para actualizar las ayudas para los autónomos, una reunión que por el momento no está en agenda, como sí lo está la del 4 de septiembre prevista con los sindicatos CCOO y UGT y las patronales CEOE y Cepyme para abordar la prórroga de los ERTE.

"Hay una comisión constituida que está pendiente de volver a reunirse", se limitan a responder fuentes de la Seguridad Social. "Nos espera un septiembre muy duro, hay que abordar esto cuanto antes. Muchos autónomos aguantaron sin darse de baja en julio porque estaban exonerados del 100% de las cuotas a la Seguridad Social, pero en agosto han pagado el 50% y en septiembre tienen que pagar el 25% y puede que no aguanten", advierte Lorenzo Amor.

Etiquetas
Publicado el
25 de agosto de 2020 - 22:32 h

Descubre nuestras apps

stats