La banca online sí tiene precio

La banca online facilita la vida a baquero y cliente, pero cuesta dinero

Decir la palabra Internet muchas veces es sinónimo de gratis total. Así comenzaron su incursión por la banca online los principales bancos, que poco a poco han ido añadiendo comisiones y costes a tener una cuenta virtual. Lo que comenzó siendo gratuito, ya tiene precio. Y lo que ya se cobraba, ahora se cobra más.

La banca exprime a los usuarios con comisiones excesivas

La banca exprime a los usuarios con comisiones excesivas

Aunque las entidades online puras, las que no tienen apenas oficinas físicas, no cobran por este concepto, algunos de los grandes bancos comerciales tradicionales sí ponen precio al servicio de banca a distancia que permite a los clientes la consulta de saldos, contratación de productos financieros, etcétera, desde su propio hogar las 24 horas del día. Una opción que sin duda favorece a las entidades, ya que ponen a disposición del público sus productos sin tener que afrontar el elevado coste de un agente bancario que los venda.

En este terreno también se pueden dar situaciones que podrían considerarse abusivas. Abonarse a este servicio puede llegar a costar 15 euros, como sucede en el caso de Bankia. Además, la entidad presidida por Ignacio Goirigolzarri establece una cuota de mantenimiento mensual del servicio de 60 euros, una cifra que, incluso, es superada por La Caixa en el caso de que se realicen más de 100 sesiones al mes. El servicio de alertas también genera sustanciosos ingresos a las entidades debido a sus comisiones. En el caso de los mensajes SMS, tanto Bankia como La Caixa cobran 0,30 euros por cada uno de ellos, muy por encima de lo que cobran las operadoras de telecomunicaciones.

Incluso, pueden darse casos de comisiones curiosas. Por ejemplo, Banco Popular tiene recargos por recepción de alertas con distinto coste según el tipo de información. Si se trata de información bancaria, el aviso cuesta 0,15 euros, pero la cifra se eleva a un euro si el mensaje se refiere a información de promociones, es decir, número de puntos, conocer el resultado de un sorteo, etc. La entidad presidida por Ángel Ron aclara, en su folleto de tarifas generales, que este servicio se presta cuando “el cliente inicia la petición de información desde su dispositivo móvil y sin el acceso de banca electrónica”. Y Bankia cobra 0,25 euros por la mera recepción de facturas electrónicas, cantidad similar a BBVA.

Esto en cuanto al servicio. Pero, ¿qué pasa con las comisiones habituales de la gestión del día a día de las cuentas bancarias? Que, en ocasiones, no hay ni la más mínima rebaja. Banco Popular sí ofrece servicios más baratos por Internet que en oficina, como por ejemplo, aplicar un recargo del 0,20% en las trasferencias frente al 0,30% habitual. Pero otras, como Banco Sabadell, mantienen sus tarifas. En el apartado de tarifas de banca a distancia de la entidad, aparece que “para las distintas operaciones bancarias y solicitudes se cobrarán las tarifas bancarias definidas en este libro de tarifas”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats