Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Cuerpo confirma que el Gobierno elevará su previsión de crecimiento económico en 2024 a “cerca del 2,5%”

Carlos Cuerpo, ministro de Economía, Comercio y Empresa, en el curso de verano de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), en la sede de la UIMP.

Daniel Yebra

2

El ministerio de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo, ha confirmado este lunes que el Gobierno de coalición elevará su previsión de crecimiento económico para este 2024 en línea con las recientes mejores de las proyecciones del FMI, del Banco de España y del resto de centros de análisis. En una conferencia en la UIMP (Universidad Internacional Menéndez Pelayo), Cuerpo ha adelantado que la estimación se acercará al 2,5% de avance del PIB este año, desde el 2% actual, al igual que han ido haciendo los organismos internacionales y nacionales en las últimas semanas.

Exactamente, el ministro de Economía ha señalado que el Ejecutivo actualizará su previsión de crecimiento en el informe sobre la situación económica de nuestro país que en julio enviará a la Comisión Europea, confirmando la inercia positiva de la actividad de los últimos años, que no ha parado de sorprender positivamente, gracias a “los cambios estructurales” en el mercado de trabajo por la reforma laboral y gracias al despliegue del Plan de Recuperación, financiado por la UE. Ambos factores se reflejan en las cifras récord de creación de puestos de trabajo, que Cuerpo ha destacado en su ponencia.

La última revisión al alza de la proyección de avance del PIB (Producto Interior Bruto) en 2024 fue la de BBVA Research, a finales de la semana pasada, hasta el 2,5%. Unos días antes, el Banco de España se quedó en el 2,3%. Previamente, el FMI (Fondo Monetario Internacional) ya había aumentado su estimación al 2,4%.

Las nuevas proyecciones para 2024 prácticamente igualan al crecimiento del 2,5% de 2023, pero con motores diferentes. El año pasado, los factores que más impulsaron la economía fueron el “consumo público [es decir, la inversión/gasto de las Administraciones]”, la creación récord de puestos de trabajo (muchos de ellos en sectores de alto valor añadido y la gran mayoría menos precarios) y el sector exterior (con el destacado 'boom' del turismo pero también de las exportaciones de otros servicios). 

En cambio, este 2024, todos los organismos coinciden en destacar el repunte del consumo de las familias y el despertar de la inversión de las empresas en las revisiones al alza de sus previsiones. Con estos últimos números, el crecimiento del PIB de España triplicará el del conjunto de la eurozona.

“Se consolida nuestro país como una de las principales economías avanzadas en términos de crecimiento tanto para 2024, como para 2025”, viendo resaltando Cuerpo en los últimos tiempos. Sobre las argumentaciones de la actualización de las proyecciones, el ministro de Economía incide en que “señalan como principales determinantes del crecimiento tanto el buen comportamiento del mercado de trabajo, sobre la base del buen resultado de la reforma laboral, como la dinámica de nuestras exportaciones”.

“Y a futuro [el organismo] señala la recuperación de la demanda interna, con un consumo privado que se verá fortalecido tanto por la recuperación progresiva de poder adquisitivo por parte de los hogares [gracias a la subida del SMI, de las pensiones, a que hay más gente trabajando y a los aumentos salariales en general], como por una inversión de las empresas que se verá apoyada por el despliegue del Plan de Recuperación”, resume.

“La economía española ha demostrado una destacada resiliencia en un incierto contexto global y pese al endurecimiento de las condiciones financieras [por las subidas de los tipos de interés del BCE]”, señaló el informe FMI, publicado hace dos semanas.

Estas buenas noticias sobre la actividad en nuestro país han coincidido, precisamente, con la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de recortar los tipos de interés oficiales. Una bajada del 'precio' del dinero desde el 4,5% —un máximo desde 2008, en el que lo mantenía desde otoño— que, efectivamente, supondrá un alivio para las familias hipotecadas, para las empresas y para economía en general, mientras la inflación se sigue moderando. Con focos preocupantes como el de los alimentos, respecto al que el Gobierno ya ha avanzado que prorrogará la rebaja del IVA de los productos básicos que caducaba este mes.

Preocupación por la OPA de BBVA sobre Sabadell

Carlos Cuerpo ha reiterado su preocupación sobre la falta de competencia en el sector bancario ante la OPA (Oferta pública de adquisición) de BBVA sobre el Sabadell en presencia de Carlos Torres, presidente del primero. El ministro de Economía ha puesto el ejemplo del insuficiente —“ni en línea con otros países, ni con episodios anteriores”— traslado a la remuneración de los depósitos de los clientes en España en los últimos dos años de subidas de los tipos de interés oficiales en la eurozona, que sí que han encarecido las hipotecas y los préstamos en general en mayor medida.

Cuerpo también ha recordado que le preocupa la “inclusión financiera”, es decir, que los bancos ofrezcan sus servicios presencialmente tanto en el mundo rural como en todos los barrios de las ciudades. En definitiva, observa que ya hay una “elevada concentración” en el sector bancario, que podría resultar “excesiva” si sale adelante la OPA, y que en este ciclo de incremento de los tipos de interés se ha visto “escasez de competencia”.

Mientras, seguidamente, Carlos Torres ha justificado que hacen falta entidades “más grandes” porque los costes fijos “han aumentado” y son necesarias importantes inversiones en nuevas tecnologías.

La operación está pendiente de la autorización del propio del BCE/Banco de España, de la CNMC (Competencia), de la CNMV (Mercados) y de los accionistas de Sabadell. Por último, después de la 'compra', la fusión de ambos bancos necesita la autorización del Ministerio de Economía. “En caso de que no sea posible la fusión, nuestras estimaciones son que se podrían optimizar ahorros por gastos de tecnología y generales, y la operación sería interesante incluso en ese escenario, que vemos improbable”, ha asegurado Torres. Él y Cuerpo han querido dejar constancia de su buena relación, ante las insistentes preguntas de los periodistas. “Tenemos que dejar que los organismo realicen su trabajo”, ha dicho Carlos Torres.

El impuesto a los beneficios de la banca

Sobre el compromiso del Gobierno de coalición de convertir al gravamen temporal sobre los beneficios extraordinarios de la banca, el ministro de Economía ha explicado que “tenemos que determinar la permanencia de esta figura, teniendo en cuenta el medio plazo”, concretamente, “la evolución del ciclo de los tipos de interés”.

“Esperamos que pueda llevarse adelante en el contexto de la negociación de los presupuestos generales (PGE) de 2025”, ha añadido. El presidente del BBVA, por su parte, ha avisado de que elevarás los costes del sector y de que podría afectar a la oferta de préstamos en el futuro.

Etiquetas
stats