Engaños puerta a puerta y denuncia policial: multa a la comercializadora del nuevo rico eléctrico de Forbes

José Elías, presidente y máximo accionista de Audax, en marzo pasado.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto una multa de 1,5 millones de euros a la eléctrica Audax Renovables, del multimillonario catalán José Elías.

La Sala de Supervisión Regulatoria de la CNMC aprecia una infracción "grave" de la Ley del Sector Eléctrico por la utilización del "puerta a puerta", una práctica prohibida desde 2018, para colocar en octubre de 2019 un total de 15 contratos de suministro en Huelma, un pequeño municipio de Jaén (5.744 habitantes), "de forma fraudulenta", según la denuncia policial que inició el procedimiento.

La resolución de la CNMC está fechada el 14 de octubre, en vísperas de que Forbes incluyera por primera vez al dueño de Audax en su lista de las 100 personas más ricas de España. Además de controlar esta empresa, Elías es desde este año propietario del grupo de ultracongelados La Sirena. Además es accionista destacado de compañías como Atrys Health o Ezentis. Forbes le atribuye un patrimonio de unos 900 millones de euros. Esto lo convierte en la trigésima fortuna española.

Según la CNMC, cinco comerciales de su eléctrica realizaron hace dos años prácticas de contratación puerta a puerta en esa pequeña localidad jiennense, cuya renta por habitante ascendió en 2019 a 13.622 euros, según datos de la Agencia Tributaria. Lo hicieron "de forma directa" y "sin la existencia de una petición expresa por parte del cliente" como exige la ley.

En octubre de 2018 el Gobierno cambió la normativa para tratar de frenar la picaresca de algunas empresas para vender sus ofertas de luz que a la larga, según la mayoría de expertos, son menos ventajosas que la tarifa regulada, esa que en los últimos meses ha experimentado fuertes subidas por los precios récord del mercado mayorista de electricidad. Esas prácticas ilegales, según denunció la CNMC a principios de 2020, no acabaron con la prohibición. Y un ejemplo sería Audax, a cuyos comerciales la CNMC reprocha la "naturaleza incuestionablemente dolosa" de sus conductas. Estas llevaron al ayuntamiento de esa localidad jiennense a lanzar en redes sociales "un aviso general de advertencia a sus vecinos" sobre esas prácticas.

El 15 de octubre de 2019, la policía local de ese municipio recibió la llamada de un vecino "informando de que había comerciales de una compañía eléctrica que iban 'casa por casa' para que contratasen sus servicios". Eran cinco en total. "De entrada dicen que solo venden bombillas", pero "acaban reconociendo ante la Policía que también ofrecen los servicios de Audax Renovables", se lee en el extracto del atestado policial incluido en la resolución. 

A uno de los comerciales, los agentes le solicitan "que haga un ejemplo de cómo vende las bombillas leds"; "tras ello se le pregunta por el precio de las bombillas no sabiendo responder, indicando que el técnico es el que pone el precio de los servicios", algo que la policía considera que no es "verosímil".

El engaño no acaba ahí. Según la resolución de la CNMC, ocho de los quince consumidores que recibieron la visita de los comerciales de Audax "declaran que la persona a la que abren la puerta se hace pasar por comercial de su propia empresa comercializadora para poder acceder al domicilio", manifestando "que hay un problema en los contadores de la zona o que se requiere de una gestión directa con la compañía". 

"Al margen de las consecuencias que esa actuación pudiera tener en otro orden de actuaciones de esta Comisión, a los efectos del presente procedimiento hay que concluir que es evidente que, si el consumidor hubiera autorizado la visita domiciliaria de Audax Renovables, sus comerciales no acudirían a esta actuación".  

Otro expediente abierto

Además del que acaba de resolver la CNMC, Audax tiene abierto otro expediente sancionador por presuntas prácticas prohibidas por la Ley de Defensa de la Competencia. El organismo investiga si la empresa "ha realizado cambios a su favor en los suministros de electricidad y gas de clientes domésticos mediante engaño y de forma fraudulenta" desde "al menos" 2018, según anunció el pasado abril.

En el caso de las prácticas ilegales detectadas en Huelma, la denuncia policial fue notificada el 5 de diciembre de 2019 por el Ministerio para la Transición Ecológica a la CNMC, que abrió expediente sancionador en abril de 2020.

Durante la instrucción, la empresa aportó documentación para tratar de acreditar la autorización de las visitas a esos domicilios. Pero la CNMC no les atribuye "valor acreditativo del consentimiento previo del consumidor". Los documentos "revelan, por su propio contenido", que éste "se ha obtenido durante el acto de la visita en la que se ha contratado ya el suministro eléctrico, y no antes".

En resumen, "se consiguieron al menos catorce consentimientos para algo que el consumidor no quería hacer, y ello se admite al respecto, no ya de la realización de una visita domiciliaria (que es algo que no implica compromiso para el consumidor), sino al respecto de la formalización de una relación de prestación de servicios (un contrato de suministro)".

Teniendo en cuenta la cifra de negocios de la empresa, la CNMC considera "proporcionada" la multa, que podría haber alcanzado los 6 millones, según la ley eléctrica.

Este jueves, la empresa remitió una declaración en la que señala que "la agencia de intermediación comercial que realizó la venta puerta a puerta en Huelma cuando esta se había prohibido es externa a Audax y trabaja para otras compañías del sector. Cuando tuvimos constancia de la situación, interrumpimos además nuestra colaboración, en base al estricto cumplimiento que exigimos a todos nuestros proveedores de la normativa y legalidad vigentes. En base a esta situación, estudiaremos qué acciones legales podemos emprender ante las instancias que corresponda".

Audax, que cotiza en bolsa, se dedica a la generación de energía 100% renovable y al suministro de electricidad 100% renovable y de gas. Hasta junio registró unos ingresos de 692 millones y unas pérdidas de 3,6 millones, contaba con 549.000 puntos de suministro de luz y gas, una cartera de proyectos de más de 2.500 megavatios (MW) renovables y presencia en España, Portugal, Francia, Italia, Polonia, Holanda, Hungría, Alemania y Panamá.

Ventas en bolsa

Este año su valor en Bolsa ha llegado a superar los 1.000 millones, pero ahora ronda los 600 millones, tras caer un 28% desde enero. Ese mes su presidente ejecutivo y máximo accionista inició varias ventas de acciones con las que dio entrada a la familia Domínguez, dueños del grupo textil Mayoral, que compró algo más de un 5% a principios de año.

En total, Elías ha ingresado unos 67,2 millones a lo largo de este 2021 al vender unos 30,5 millones de títulos de Audax entre enero y septiembre a precios de entre 2,03 y 2,26 euros por acción. En octubre ha retomado las compras al adquirir unos 7,1 millones de acciones a precios muy inferiores, de entre 1,37 y 1,52 euros por título. En esas compras ha invertido unos 10,14 millones.

El empresario prestó hace unos meses de su patrimonio personal 17 de los 124 millones de aval que Joan Laporta necesitaba para acceder a la presidencia del FC Barcelona. Elías, ingeniero industrial de origen humilde (su padre era electricista) presume de su vena de barrio. "Mi lema es búscate la vida", declaraba en marzo a EFE. "Soy bastante poligonero, y me siento orgulloso. Lo importante es cumplir con tu palabra. Y hay mucho tío con traje y corbata que no cumple”, afirmaba esos días a El País.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats