Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El Govern prevé invertir 120 millones para "pacificar" la N-II en el Maresme

Barcelona —

0

Barcelona, 28 ago (EFE).- El Govern prevé invertir 120 millones en cuatro años para "pacificar" la N-II en el Maresme, una carretera que se reinventará en los próximos meses dado que parte de los vehículos que circulan por ella lo harán por la C-32 Norte una vez que, el 1 de septiembre, deje de haber peajes en esta vía.

Así lo ha explicado el secretario general del departamento de Vicepresidencia, Políticas Digitales y Territorio, Ricard Font, en declaraciones a los periodistas, a pocos días de que, el 31 de agosto, finalicen las concesiones de dos vías titularidad de la Generalitat (la citada C-32 Norte pero también la C-33), además de la AP-2 y la AP-7, cuyas competencias gestiona el Estado.

Font ha indicado que la Generalitat llevará a cabo "dos grandes actuaciones" en el Maresme: la primera, construir seis nuevos enlaces y completar dos que ya están en marcha entre la N-II y la C-32 Norte para facilitar que los vehículos circulen por esta segunda vía; la segunda, "pacificar" la N-II de forma que sea "más urbana" y de mayor disfrute para los vecinos de los pueblos de los alrededores.

Según datos de la consellería, actualmente la C-32 canaliza dos terceras partes del tráfico, excepto en el Alt Maresme, donde circulan más vehículos por la N-II.

En concreto, entre Masnou y Premià circulan diariamente por la C-32 93.900 vehículos (el 76 %) y otros 29.000 lo hacen por la N-II (24 %); a la altura de Mataró, 78.000 por la C-32 (84 %) y 15.100 por la N-II (16 %); entre Caldes y Arenys, 45.500 por la C-32 (66 %) y 24.000 por la N-II (34 %); y a la altura de Santa Susanna, 20.500 por la C-32 (39 %) y 32.100 por la N-II (61 %).

Las previsiones del Govern son que, una vez se levanten las barreras de los peajes en la C-32, se desvíe desde la N-II un 11 % del tráfico en esta vía entre Masnou y Premià; un 2 % en Mataró; un 21 % entre Caldes y Arenys; y un 31 % en Santa Susanna.

Ricard Font ha avisado de que los ciudadanos "notarán una movilidad diferente" a partir del 1 de septiembre y ha garantizado que las actuaciones que se efectuarán contarán con el consenso de las administraciones locales.

Etiquetas
Publicado el
28 de agosto de 2021 - 12:04 h

Descubre nuestras apps