Grandes fortunas invierten 120 millones en cotizadas españolas en pleno shock bursátil por el coronavirus

Imagen de archivo de la Bolsa de Madrid.

Varias grandes fortunas se han lanzado en las últimas semanas a comprar acciones en empresas cotizadas españolas, con operaciones de adquisición de títulos que suman una inversión de unos 120 millones de euros, en pleno shock bursátil por las consecuencias que la emergencia sanitaria del coronavirus va a tener (está teniendo ya) en la economía global.

La esperanza más optimista es la de que, como estimaba este miércoles Caixabank, España se adentre ahora en una recesión "severa" pero "corta"; "que la salida sea en forma de 'V' y no de 'L'", como dijo el martes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Entretanto, el dinero sigue huyendo de la renta variable y la prima de riesgo de la deuda española lleva días disparándose. Y desde algunos ámbitos empiezan a elevarse voces que abogan incluso por un cierre de las bolsas, como el que ha llegado a adoptar Filipinas esta semana, mientras dura esta situación de extraordinaria volatilidad e incertidumbre.

Hasta ahora, los reguladores han adoptado medidas extraordinarias como la prohibición temporal de las denominadas posiciones cortas decretada el lunes por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para frenar el acoso de los denominados inversores bajistas (que especulan con la caída de acciones que toman prestadas); y el Gobierno ha decidido blindar a las empresas españolas consideradas estratégicas (no solo cotizadas) de inversores extracomunitarios en Real Decreto de medidas económicas que aprobó el martes.

Mientras muchas empresas están engordando su autocartera (compra de títulos propios) para intentar sostener su cotización, algunos inversores de postín han protagonizado en las últimas semanas compras de títulos aprovechando que las cotizadas españolas están en mínimos históricos.

Buena parte de esas operaciones de compra de títulos se llevaron a cabo la semana pasada, cuando el Ibex 35, principal indicador de la bolsa española, perdió una quinta parte de su valor al desplomarse un 20,4%, en la segunda peor racha semanal de su historia, solo superada por el batacazo que siguió a la caída de Lehman Brothers en 2008.

Esa mala racha bursátil ha continuado esta semana y, tras la tregua del martes (cuando tras el multimillonario paquete de medidas anunciado por el Gobierno el Ibex subió más de un 6%), el selectivo caía este miércoles otro 3,44%, en una nueva jornada de fuertes caídas en todos los grandes parqués en la que el petróleo tocó mínimos de los últimos 17 años.

Entre los protagonistas de esas operaciones destaca el inversor Daniel Bravo Andreu, ex accionista de la farmacéutica Almirall al que el último ranking de ricos nacionales de El Mundo sitúa en el puesto 167 de la lista de grandes fortunas españolas.

El pasado jueves, jornada en la que el Ibex sufrió la mayor caída diaria de su historia, al desplomarse más de un 14%, Bravo comunicó a la CNMV la compra de un 1,969% adicional del fabricante de trenes CAF, con una inversión estimada de unos 19,7 millones de euros (calculada en función del cierre de la cotización de CAF ese día).

Con esa operación, elevó al 5% su participación en el grupo vasco y se convirtió en su cuarto mayor accionista, tras haber adquirido inicialmente un 3% en una operación notificada el 12 de febrero, días antes de que, el lunes 24 de ese mes, la bolsa española empezase a despeñarse al comprobarse durante el fin de semana previo que la epidemia ya había saltado a Europa a través de Italia.

El pasado viernes, al día siguiente de elevar su participación en CAF y en vísperas de que el Consejo de Ministros decretase el Estado de Alerta en España, la sociedad de Bravo Danimar 1990 SL también comunicó a la CNMV la adquisición de algo más de un 3% de Acerinox, con una inversión estimada de unos 51,8 millones en el grupo acerero, que cotiza en el Ibex 35.

Bravo, que en mayo de 2018 salió de Almirall al vender a sus máximos accionistas, la familia Gallardo, el 8,45% que todavía controlaba (participaba en ella por su condición de socio fundador de Laboratorios Prodesfarma, que en 1997 se fusionó con Almirall), se ha convertido así en el cuarto mayor accionista de Acerinox.

Los Ybarra

También el viernes, la familia Ybarra Careaga, accionistas del Grupo Vocento (que edita cabeceras como Abc, El Correo, El Diario Vasco y El Norte de Castilla, entre otras), irrumpía en el capital de dos cotizadas del sector industrial, la vallisoletana Lingotes Especiales y la burgalesa Nicolás Correa, con sendas participaciones del 3,353% y el 3,566% y un inversión total estimada de unos 5,3 millones.

Los Ybarra han ampliado así su amplio abanico de participaciones en empresas de la bolsa española, que abarca entre otras el grupo de ingeniería Elecnor (a través de la sociedad Cantiles XXI, que agrupa a varias de las familias más adineradas de España), el grupo de telecomunicaciones MasMóvil (en esta empresa del Ibex son los principales accionistas, con un 13,2%), o la compañía de renovables Solarpack (6,58%).

También la semana pasada, dos grandes fortunas españolas decidieron reforzar su apuesta por las empresas de las que son accionistas.

El jueves, la familia Riberas, principales accionistas de Gestamp, adquirían un 0,286% adicional del grupo de automoción para elevar su participación por encima del 70% tras adquirir 1,6 millones de títulos con una inversión estimada de unos 3,6 millones.

Tres días antes, los Riberas también adquirieron un 0,076% adicional del grupo tecnológico Global Dominion Access, con una inversión estimada de unos 420.000 euros que les permitió alcanzar el 13,13%. Y ese mismo día, lunes 9, la familia Grifols, dueños de la farmacéutica del mismo nombre, elevaban la participación de su sociedad Deria SA en la multinacional de los hemoderivados hasta el 8,952% tras adquirir un 0,041% adicional valorado en cerca de 6,7 millones.

Unos días antes, el multimillonario mexicano Carlos Slim elevaba hasta cerca del 5,5% su participación en Metrovacesa tras adquirir un paquete del 2,449% valorado en unos 31,4 millones. Slim, al que Forbes sitúa como la décima fortuna del mundo con un patrimonio de unos 52.600 millones de dólares, entró en el capital de la inmobiliaria el pasado 30 de enero, cuando adquirió algo más de un 3%.

Etiquetas
Publicado el
18 de marzo de 2020 - 22:13 h

Descubre nuestras apps

stats