Los países del norte mantienen el bloqueo a la reforma del mercado eléctrico que piden Italia, Francia y España

La comisaria europea de Energía, Kadri Simson, y la vicepresidenta de Transición Energética, Teresa Ribera, el 2 de diciembre en un Consejo de Energía en Bruselas.

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

2

El mercado funciona. Es la conclusión de los países del norte liderados por Alemania y Holanda. Pero también es la posición defendida por la Agencia para la Cooperación de los Reguladores de la Energía (ACER, en sus siglas en inglés) en un informe preliminar presentado hace dos semanas y debatido este jueves en Bruselas por los ministros de Energía de la UE. Un informe, respaldado por la Comisión Europea, y cuya versión definitiva no se espera hasta abril del año próximo y que ha servido a los nórdicos para mantener el bloqueo a las aspiraciones de España, Francia, Italia, Grecia y Rumanía, que sí reclaman una reforma que no lleve a que el precio de la energía más cara sea el que marque el precio final.

"Es difícil despreciar la preocupación de gobiernos que representan más del 45% de la población de la Unión Europea", ha dicho la vicepresidenta Teresa Ribera a su llegada a la reunión: "De los cuatro países grandes, Francia, España, Italia y Alemania, hay tres que reclamamos que esto se analice a fondo. Lo razonable, a pesar de que hoy por hoy claramente nos situamos en posiciones muy diferentes, es que se aborde con respeto la posición de aquellos que entendemos que hay que tomar decisiones de cambio; y no solamente concentrarse en un mensaje que es muy importante pero un tanto inmovilista".

¿Y cuál es ese mensaje inmovilista que trasladan los países del sur apoyados en el informe preliminar de ACER?: "Constatar que todos los operadores están actuando con arreglo al mercado y con arreglo a la regulación europea. Yo creo que nadie tenía dudas con respecto a la conformidad del comportamiento de los actores económicos y energéticos dentro del marco europeo. La gran pregunta que nosotros nos hacemos es si la regulación actual está preparada para abordar los desafíos como los que estamos viviendo, y reclamamos respuestas protegiendo a los consumidores y reflejando las ventajas de una transición energética enormemente importante, pero también enormemente satisfactoria para los consumidores, cuando hoy lo que se observa es la distancia hacia los consumidores en favor de unos precios que no reflejan los costes reales".

Pero esa idea, de reformar el mercado, no termina de calar, si bien la comisaria europea de Energía, Kadri Simson, ha señalado algunas carencias que recoge el informe de ACER: "El estudio preliminar sugiere que el modelo actual es sólido, pero apunta riesgos para el suministro y los intercambios transfronterizos. Hacen falta interconexiones y flexiblidad". En efecto, el informe reconoce: "Estas características del diseño actual del mercado no prueban por sí mismas que el marco está completamente preparado para el futuro".

En este sentido, Simson, como ya viene haciendo desde hace unos meses la Comisión Europea, sí se ha abierto a dos reivindicaciones españolas que no tienen que ver con la reforma del mercado directamente. "El 14 de diciembre [vísperas de la cumbre europea del 16-17 de diciembre] aprobaremos un paquete del hidrógeno, y abordaremos la revisión del suministro seguro del gas. Hace falta un mercado del gas que funcione mejor. El almacenamiento va a ser fundamental. Hace falta un enfoque más coordinado. Las compras conjuntas para almacenamientos de urgencia podría dar buena estabilidad de precios, sería positivo".

La vicepresidenta Ribera ha explicado tras el debate de la energía el punto que no termina de prosperar, si bien cree que hay una "creciente comprensión" al respecto: "Hemos insistido en la necesidad de que el precio que pagamos los consumidores se parezca mucho más al coste medio del sistema eléctrico y no que refleje preferentemente el coste marginal, el coste más elevado". La vicepresidenta también ha explicado: "Hemos hecho referencia a la necesidad de consolidar un sistema de compra de gas que sea más protector. No basta solo con proteger a los inversores, hay que pensar sobre todo en los consumidores". En este sentido, el precio más alto y el que marca el de todo el mercado es el del gas.de noviembre. Se espera un informe final en abril de 2022.

"Los Estados miembros dieron la bienvenida al análisis preliminar como base para un debate político basado en evidencias", afirman las conclusiones de la reunión de los ministros de Energía, que dejan para la última frase una puerta abierta a las aspiraciones de España y sus aliados: "Los ministros expresaron algunas opiniones preliminares sobre el informe de ACER, así como las áreas donde se podría incorporar un análisis más profundo en función de la evaluación final de ACER para abril de 2022".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats