Una plataforma de transportistas convoca un paro indefinido a partir del lunes 14 de noviembre

El presidente de la Plataforma Nacional por la Defensa del Transporte, Manuel Hernández, el pasado marzo.

La Plataforma para la defensa del sector de transporte de mercancías por carretera nacional e internacional, que estuvo detrás de las movilizaciones del pasado mes de marzo, ha convocado un nuevo paro indefinido a partir de la medianoche del domingo al lunes 14 de noviembre.

Mar de fondo en el transporte: "No solo es el gasoil, paramos para mejorar las condiciones de los que vamos al volante"

Mar de fondo en el transporte: "No solo es el gasoil, paramos para mejorar las condiciones de los que vamos al volante"

Su presidente, Manuel Hernández, ha asegurado este lunes que el paro indefinido se enmarca en el aumento de los costes de producción y porque, asegura, los transportistas no cubren gastos. Es decir, lo convocan porque entienden que no se está cumpliendo el Real Decreto-Ley 14/2022, que el Gobierno aprobó en agosto, que prohíbe pagar al conductor por debajo del coste que asume.

Hernández ha reclamado al Gobierno que “sea responsable y evite lo que esta por venir”, a través de nuevas medidas para el sector. Además, en rueda de prensa, ha instado a agricultores y ganaderos a que se unan a la convocatoria de huelga.

Los paros se han convocado después de que los integrantes de Plataforma votasen durante el fin de semana si los respaldaban. En concreto, el 86% de los transportistas de Plataforma ha votado a favor, un 12%, en contra; y un 2% se ha abstenido, según los datos que ha indicado la organización.

Manuel Hernández ha asegurado que, cada mes, cierran entre 200 y 250 empresas de transporte. “No tenemos tiempo. Cada día que pasa se producen tragedias empresariales, pero también familiares, porque está llegando a haber casos de suicidios”, ha afirmado en rueda de prensa.

El Gobierno pide “responsabilidad”

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, antes de que se confirmase esta movilización a las puertas de las semanas de mayor consumo del año, había manifestado en RTVE su “preocupación” y pedía al sector del transporte “responsabilidad”.

Raquel Sánchez ha afirmado que el Ejecutivo ha “cumplido todos los acuerdos alcanzados con el sector del transporte” aunque ha asumido que puede haber “pequeños desajustes” que se “pueden reconducir”.

En ese paquete de medidas para el transporte se aprobó un sistema de denuncia para que los transportistas puedan avisar sobre situaciones en los que se ven obligados a trabajar sin cubrir costes. Sistema que funciona de forma similar a la Ley de la Cadena, que opera para el sector agrícola, ganadero y la industria alimentaria.

“Es absolutamente imprescindible que se denuncie para que la Inspección pueda realizar su trabajo e imponer sanciones que pueden llegar hasta los 4.000 euros”, ha subrayado Raquel Sánchez. También ha adelantado que el ministerio está ultimando un plan de inspección, que presentará “en las próximas semanas”, donde se refuerzan los mecanismos de supervisión.

Tras la convocatoria, en un acto en la Estación de Chamartín Clara Campoamor, Raquel Sánchez ha vuelto a llamar a la responsabilidad porque “no nos podemos permitir un nuevo paro”, dado los daños millonarios que supuso para empresas y distribuidores los paros de marzo. “Que se denuncien los casos en los que no se está cumpliendo la normativa”, ha instado.

División en el sector del transporte

La convocatoria de huelga indefinida de Plataforma ha vuelto a poner de relieve la división dentro del sector de los transportistas. El telón de fondo es quién tiene la representatividad real y oficial de quienes trabajan en el sector. Plataforma no tiene representatividad en el Comité Nacional del Transporte por Carretera, (CNTC) que es el interlocutor oficial que reconoce el Ministerio, aunque en los paros de marzo, Raquel Sánchez acabó reuniéndose con Manuel Hernández.

Para formar parte del CNTC, las asociaciones tienen que cumplir dos condiciones: que la suma de sus socios sea, al menos, el 6% de los afiliados; o bien que sus socios sean titulares de, al menos, el 6% de las autorizaciones que correspondan al conjunto de los afiliados de las asociaciones que integran la sección. Actualmente, las asociaciones más representativas son Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), Fenadismer, Fetransa y Feintra.

La primera de ellas, CETM, ya se ha desmarcado de los paros porque, asegura, perjudican al sector y al conjunto de la sociedad española. “La vía del diálogo con el Gobierno está dando sus frutos, aunque las negociaciones sean costosas y lleven tiempo, pero debemos recordar que hay aspectos que deben ”estudiarse y no podemos pretender que, de la noche a la mañana y bajo la amenaza de un paro, el resultado sea el oportuno“.

“Aquellos que decidan parar, o a los que no les quede más remedio que hacerlo para no superar los límites de facturación del sistema de módulos (125.000 euros/año), están en su derecho, pero no pueden olvidar que deben respetar la decisión de los demás y no imponerles que paren sus camiones bajo amenazas, coacciones y piquetes que dejan de ser informativos”, asegura CETM a través de un comunicado. Recuerdan que en marzo hubo “situaciones que nos provocaron una profunda tristeza e impotencia, atentando contra el medio de vida de muchas personas, puesto que hubo ruedas, pinchadas, lunas rotas, vehículos destrozados, etc., y se puso en peligro a muchos conductores profesionales que simplemente cumplían con su labor”.

“Para evitar episodios como los que se vivieron en la anterior ocasión donde muchas empresas y autónomos se vieron obligados a parar solo para evitar el perjuicio de sus profesionales e importantes pérdidas económicas, pedimos al Ministerio del Interior que informe a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de esta convocatoria para que actúen con la contundencia y firmeza necesaria para lograr que nuestras empresas garanticen el suministro”, remarcan. “Con los precios de la cesta de la compra y la energía disparados, un paro en el transporte no va a hacer más que empeorar esto”, resume CETM.

Horas después, ese Comité Nacional del Transporte por Carretera ha realizado un comunicado conjunto en el que asegura que no está a favor del paro. A diferencia de lo ocurrido en el paro de marzo -donde no hubo mensajes comunes- el CNTC afirma que “es consciente de que aún queda mucho por hacer” y que mantiene “reuniones periódicas” con el Ministerio para abordar “cuestiones tan importantes como la limitación de la subcontratación, la falta de profesionales el en sector o el cumplimiento de los tiempos de espera”. “Un paro indefinido no es la solución a estos problemas y desde el CNTC insistimos en que el diálogo con el Ministerio será el que permita la consecución de los objetivos”, resumen.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats