Teresa Ribera anuncia una nueva subasta de energías renovables de 3.300 MW

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha anunciado este lunes una nueva subasta de energías renovables de 3.300 megavatios (MW), la segunda en lo que va de 2021, tras la que se llevó a cabo en enero pasado.

Según ha explicado Ribera tras reunirse con la presidenta del Consell Insular de Menorca, Susana Mora, y con la Junta de Alcaldes de la isla, este martes saldrá a información pública una orden ministerial con una nueva convocatoria de subasta para la adjudicación de 3.300 MW, de los que un porcentaje “importante” será para eólica y fotovoltaica, con dos peculiaridades, “fruto del aprendizaje de estos meses”.

Para “beneficiar rápidamente a todos los consumidores”, gracias a que estas tecnologías son ya las que producen la electricidad más barata, habrá un “cupo ultrarrápido” de 600 MW para instalaciones que "puedan estar funcionando a finales del año que viene". Y otro para pequeñas instalaciones, que reclamaban un cupo específico para no competir con las grandes instalaciones.

Las subastas ofrecen un precio fijo a los productores, que pujan mediante un sistema de ofertas a la baja, y reducen la dependencia del mercado mayorista de electricidad. Ribera ha hecho este anuncio tras la espectacular racha de precios récord de la luz de la semana pasada, con cinco máximos históricos consecutivos. Ha recordado que la subasta de enero, en la que se adjudicaron 3.000 MW, se saldó con un “resultado muy positivo”: “Recibimos ofertas por más de 9.000 MW y se pudo adjudicar esa energía renovable en una horquilla de precios entre 18 y 29 euros por MWh, con un precio medio de 25 euros por MWh”.

Estos precios contrastan con los más de 100 euros MWh en los que cotizó la semana pasada el mercado mayorista de electricidad, en plena sucesión de récords y en mitad de una ola de calor "extremo", ha recordado Ribera.

El Gobierno considera estas subastas, que reducen la dependencia del mercado mayorista, clave para alcanzar los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC). Este prevé instalar unos 60 gigavatios (GW) renovables esta década. Con estas subastas, se busca ofrecer a los inversores una visibilidad de ingresos que les permita reducir el coste de financiación de sus proyectos; favorecer la competencia al facilitar la entrada de nuevos actores; facilitar "de forma ordenada" la descarbonización del sistema eléctrico y trasladar ya al mercado la espectacular reducción de costes de las renovables.

La vicepresidenta ha señalado que la actual tarifa regulada, el precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC) que puso en marcha el Gobierno del PP y que está directamente indexada a los precios del denominado pool, "hasta la fecha ha permitido a los consumidores beneficiarse enormemente con respecto a cualquier otro tipo de tarifa", pese a que el secretario general del PP, Teodoro García Egea, afirmaba este lunes que es "un 12% más cara" que el resto, algo que choca con los estudios de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). La ministra ha indicado no obstante que el Gobierno es "sensible" a la "preocupación" por la mayor volatilidad que tiene el PVPC a los precios del mercado mayorista.

Ribera ha reconocido que hay "discrepancia" con Unidas Podemos respecto a los plazos de entrada en vigor del recorte a hidráulica y nuclear por el encarecimiento del CO2, que la formación morada ha pedido aprobar por decreto-ley. Transición Ecológica ha preferido tramitarlo vía proyecto de ley para que el Parlamento se pronuncie "con participación de todos los grupos parlamentarios".

Etiquetas

Descubre nuestras apps