eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

652 trabajadores murieron en accidentes laborales este 2018, la cifra más alta en los últimos siete años

506 personas fallecieron durante su jornada de trabajo y 146 trabajadores murieron 'in itinere' (al ir o volver del trabajo) el año pasado

El total de 652 trabajadores fallecidos supone la cifra más alta de víctimas mortales laborales desde 2011, cuando murieron 716 personas

Tras unos años de estabilización en el número de víctimas mortales, en 2018 volvieron a incrementarse los fallecimientos

Fotografía publicada en la cuenta de twitter de Bomberos Madrid del desescombro y la búsqueda de los obreros desaparecidos tras el derrumbe de un edificio en la calle General Martínez Campos en Madrid.

Fotografía de Bomberos Madrid del derrumbe de un edificio en la calle General Martínez Campos en Madrid en el que murieron dos trabajadores EFE

2018 no ha sido un buen año para la siniestralidad laboral. 652 trabajadores murieron el año pasado durante su jornada o al ir o regresar de su puesto de trabajo, según las cifras provisionales que ha publicado el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Es el dato más alto desde 2011, cuando fallecieron un total de 716 trabajadores, y rompe con la estabilización en el número de muertes que se estaba produciendo en los últimos años.

Del total de 652 víctimas mortales, 506 personas fallecieron durante su jornada de trabajo y 146 trabajadores murieron 'in itinere', es decir, al ir o volver del trabajo. Estas cifras son aún provisionales y pueden aumentar en el informe anual definitivo que publique Trabajo, como ha ocurrido en ejercicios anteriores.

El Ministerio sitúa el aumento anual del número de muertes laborales en el 5,5%, ya que compara las cifras provisionales de enero a diciembre de 2018 con los mismos datos provisionales de 2017. Sin embargo, si se enfrentan con los datos finales de 2017, cuando el número de fallecimientos de trabajadores alcanzó las 629 personas, el incremento sería del 3,7%.

El alza de las víctimas mortales se debe sobre todo al aumento de los fallecimientos al ir o regresar del trabajo (+9,8%): 146 personas murieron así el pasado año, respecto a las 133 que murieron en 2017, con datos definitivos. Las muertes durante la jornada laboral también aumentaron, pero mucho menos (+2%).

Fin a cierta estabilización

Si se miran las cifras definitivas de fallecimientos laborales en los últimos años, 2018 es el peor ejercicio desde 2011, cuando el total de víctimas mortales fue de 716. Además, el pasado año dio al traste con la estabilización de fallecimientos de los últimos años: 2015, 2016 y 2017 concluyeron con 629 muertes laborales, según los datos finales del Ministerio de Trabajo.

Para valorar la incidencia de las muertes de trabajadores en sus jornadas de trabajo se suele atender a un indicador que pone en relación los fallecimientos registrados por cada cien mil trabajadores. Así, se evita que el dato esté condicionado por los aumentos y descensos en el número trabajadores en el mercado laboral.

En 2018 hubo 3,24 muertes de trabajadores durante sus jornadas por cada cien mil trabajadores. Habrá que esperar al informe definitivo de 2018 del Ministerio para saber si esta incidencia aumentó, se mantuvo o se contrajo respecto a 2017. Con las cifras provisionales de 2017 se aprecia un ligero aumento (de 3,2 muertes a 3,24 muertes) y si se toman los datos definitivos de 2017 se aprecia en cambio una pequeña reducción de la indicencia (de 3,28 muertes a 3,24).

La incidencia en los accidentes mortales durante la jornada laboral rompió su tendencia de caída continuada en 2013, después de que el dato se contrajera año a año en la década precedente. En 2012 hubo 3,26 accidentes mortales por cada cien mil trabajadores, mientras que en 2013, 2014 y 2015 la cifra aumentó hasta los 3,66 fallecimientos por cada cien mil trabajadores en ese último ejercicio. Desde entonces, la incidencia se ha reducido, pero cada vez lo hace con menos intensidad (-0,25; -0,13 y -0,04 puntos porcentuales). 

Aumentan los accidentes con baja

El Ministerio de Trabajo también ofrece información sobre los accidentes laborales ocurridos en 2018, aquellos que tuvieron como resultado una baja del trabajador y los que se saldaron sin baja médica. Según las cifras provisionales, el pasado año aumentaron los accidentes que requirieron baja médica: fueron 602.316 accidentes, frente a los 596.606 del año anterior (con cifras definitivas de 2017). En cambio, se redujo el número de accidentes sin baja, de los 738.584 registrados en 2017 a los 730.686 del pasado año.

En términos de incidencia, el número de accidentes con baja durante la jornada por cada cien mil trabajadores disminuyó: fueron 3.325,9 accidentes el año pasado, según los datos provisionales de 2018, frente a los 3.408,8 de 2017.

Dentro de los accidentes con baja que tuvieron lugar durante la jornada laboral de las personas afectadas, en 2018 aumentaron ligeramente los accidentes considerados "graves" en términos absolutos. Fueron 3.917 el pasado año, respecto a los 3.904 de 2017 (datos definitivos). 

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha