Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

El turismo comienza a frenar su crecimiento ante el parón de la demanda española por los altos precios

Un grupo de turistas en Valencia.

Cristina G. Bolinches

3

El sector turístico empieza a frenar su crecimiento. Sigue avanzando y se mantiene en cifras récord, pero ya no acelera tanto como en 2022 y 2023. Exceltur, la asociación que agrupa a las 30 mayores compañías del sector -todas las grandes hoteleras y empresas de transporte como Iberia o Renfe- asegura que en el segundo trimestre del año el crecimiento ha sido del 7,4%, por debajo del 9,3% del mismo periodo del año anterior y del 16% de la recta final del último ejercicio. 

“Hay una mayor afluencia de turistas extranjeros”, ha reconocido Óscar Perelli, director de Estudios de Exceltur, vienen más y gastan más, pero “la demanda española se empieza a ralentizar”, reconoce la asociación. Y lo que más crece este año son los hoteles urbanos, más de un 10%. 

“La demanda española, en el número de noches apenas crece un 0,4% y el gasto crece un 5,9%, cuando el de los extranjeros es un 19% y eso responde a la subida de precios”, ha reconocido Perelli. Los últimos datos que ha publicado el Instituto Nacional Estadística (INE) señala que, en el mes de mayo, el Índice de Precios Hoteleros subió un 8,1% en tasa anual y que los hoteles facturaron 111,7 euros de media por habitación ocupada, un 9,2% más que el mismo mes del año anterior. “Durante la pandemia, la demanda española fue la que más creció y ahora se ralentiza”, asume este lobby empresarial, porque la capacidad adquisitiva de los turistas extranjeros es mayor y sí soportan la subida de precios.

De cara a este verano, “vemos una tendencia a la normalización del crecimiento”, que se quedaría en el 5,3%. “Es más pausado pero más acompasado a la realidad de los fundamentos macroeconómicos”, ha apuntado. Ahí, Euskadi crecería más de un 8% y la Comunidad de Madrid, más de un 11% y estarían entre los mayores avances. Si se cumple, en el conjunto del año, el despegue del turismo se quedará en el 4,6%. “Es menos, pero será el doble que el conjunto de la economía y superaremos los 200.000 millones en ingresos”, prevé esta asociación.

“Se están traspasando líneas rojas”

“Se va desacelerando un poco el crecimiento, pero seguimos creciendo y es importante cómo lo gestionemos porque se produce en paralelo a unas crecientes contestaciones ciudadanas que están traspasando las líneas rojas, con unos grados de violencia a los turistas que son reprobables”, ha afirmado Zoreda. “No es posible seguir por ese camino” y exige que “que se aceleren los procesos de reflexión conjuntose, público-privados, con un Consejo Nacional del Turismo que marque una estrategia de país”, ha reclamado.

“No podemos jactarnos de los récords de afluencia porque no se corresponden con lo que la sociedad exige que sea nuestro sector, necesitamos otro tipo de estrategias, que se mida cómo batir los récords de satisfacción ciudadana. ”Llegar a 120 millones de turistas es un disparate, porque si seguimos creciendo en los mismos lugares vamos a conseguir que las pistolas de agua se conviertan en otra cosa“, ha asegurado.

Zoreda lo menciona el mismo día que el ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, ha señalado que Turespaña mide un incremento del 22% del gasto del turista internacional, durante los tres meses de verano, y que el número de turistas crece, aunque menos: un 13%, hasta 41 millones de personas. 

Zoreda también ha criticado que estas protestas se están reflejando en la prensa internacional. “No se puede responder al turista con el incivismo”, que relaciona directamente con la vivienda turística. “Se ha tenido miedo a actuar contra una alegalidad que pudiera derivar en una pérdida de votos ante la presunción de que los pisos turísticos eran buenos. Ahora se dan cuenta del hastío ciudadano”. “Estamos cansados de tanto anuncio, lo que pedimos es que las medidas se apliquen ya”, ha añadido Perelli. Entre ellas, que las comunidades de vecinos puedan opinar, como ha propuesto el Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana.

A favor de la prohibición de los pisos turísticos de Barcelona

El responsable de Exceltur ve con buenos ojos la prohibición de las viviendas turísticas en Barcelona. “Es una decisión valiente, para atajar un excesivo número de turistas que está dañando la calidad de vida de los residentes y pervertir el uso de las viviendas. Aunque sea legal, hay que evitar la perversión urbanística y la permisividad de una actividad que es económica, que tiene que estar sujeta a la autorización de las comunidades de vecinos. No es la única solución a los problemas de Barcelona pero sí va en la buena dirección”, ha señalado Zoreda.

Y sobre la propuesta de Sumar de modificar la fiscalidad de los pisos turísticos para que paguen el IVA, lo ven con buenos ojos. “Aunque sean legales las viviendas turísticas son una actividad económica y tienen que estar sujetos al IVA como cualquier otro tipo de actividad económica, para eliminar agravios comparativos. Estamos de acuerdo”, ha asegurado Zoreda. 

Lo que no ven bien es la reducción de la jornada laboral. “Estamos muy preocupados de su posible aprobación, porque la mayoría de puestos de trabajo en el turismo son presidencialistas. Si tú reduces la jornada laboral de un piloto o de un camarero, tienes que poner a otro”, ha justificado Óscar Perelli. “Tendría un impacto de 2.400 millones de euros, porque al turismo le afecta mucho más en un contexto donde tenemos dificultades para encontrar personal”. El sector destaca que el sector turístico ha pasado de tener una tasa de temporalidad del 30% al 7%, por debajo del 13% del conjunto de los sectores.

Etiquetas
stats