Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El viajero local se adueña de las casas rurales en una atípica Semana Santa

El viajero local se adueña de las casas rurales en una atípica Semana Santa
Madrid —

0

Madrid, 27 mar (EFE).- El turismo rural espera con ansia la llegada de viajeros en Semana Santa, que será su temporada alta y un empujón en su facturación, tras un año prácticamente sin actividad y en un momento en el que aún no hay fecha que ponga fin a la pesadilla que está siendo la pandemia.

Los protagonistas de estos días serán los turistas locales, ya que la movilidad entre comunidades autónomas será inexistente; y aunque esto no será un problema para algunos (e incluso puede ser su impulso económico tras un año de pandemia), no todo el sector rural tiene garantizado el éxito.

Según las últimas cifras del portal de reservas EscapadaRural.com, Madrid es la región con mayor ocupación, un 94 %, seguida del País Vasco y Cataluña (ambas con un 78 %) y Comunidad Valenciana (60 %).

La media de la ocupación en los alojamientos rurales será del 49 %, una cifra que coincide con la que maneja la Asociación de Profesionales de Turismo Rural (Autural), que prevé entre un 50 y 55 % de ocupación para esta "atípica" Semana Santa.

Sin embargo, enfatizan que, además de la movilidad de cada región, influye la oferta de la que dispone cada alojamiento.

"Las casas rurales han vuelto a abrir para el turista, pero no todas. Hay algunas que han decidido no abrir, principalmente las que son de alquiler de habitaciones, pequeños hoteles y albergues en el medio rural", explica a Efe la responsable del servicio de atención al viajero de Autural y de Turismo Verde Huesca, Silvia Manzanera.

Y sí afrontan la situación con más éxito los alojamientos que ofrecen servicios de alquiler completo.

"Hay muchas casas en muchas comunidades que llevan cerradas y sin reservas desde octubre y ahora es cuando hay un poquito de movimiento", apunta Manzanera: no todas las regiones han podido salvar el comienzo del año, como ha sido el caso de Madrid.

Aunque las cifras puedan ser positivas en comparación a los meses anteriores, no lo son tanto si se analizan respecto a la ocupación de otros años, cuando las reservas rondaban el 72 % en 2019 (según cifras de EscapadaRural) e incluso alcanzaban el 95 % en algunas regiones (con datos de Autural).

"Esperamos que las circunstancias sean favorables y podamos ir trabajando, aunque sea poco a poco, pero hay que ser prudente", afirma Manzanera, quien reconoce que todo dependerá de cómo avance la vacunación y de que no se produzcan nuevos rebrotes.

Insiste en que el turismo rural ofrece actividades seguras al ser al aire libre y sin masificación, pero recuerda que, con el buen tiempo, se reactivan los paseos por la montaña y los deportes de aventura y estos no deben ser tomados como un paseo por la ciudad, por lo que pide prudencia a los viajeros, que contraten guías especializados y que respeten el medio ambiente.

En este contexto de pandemia, cada alojamiento vive una situación única; en el caso de Casa Rural La Esquina de Ánimas, en La Alberca (Salamanca), este año sólo han cubierto la mitad de la oferta total, que es un apartamento y una casa rural, y es la primera vez que les sucede.

Su dueña, Mari Carmen Lorenzo, asegura a Efe que ha vivido un año difícil y sin apenas viajeros al depender sobre todo de turistas de otras comunidades autónomas; y no cree que la situación mejore mientras no se adelante la campaña de vacunación.

En el alojamiento Mas Mengol, en Arbúcies (Girona), reciben visitantes desde la semana pasada y cuentan con una Semana Santa con el cartel de completo que esperan que sea el pistoletazo de salida para un año que quieren salvar, incluso con cierres perimetrales, siempre que se permita la movilidad en toda la comunidad, apunta su propietario, Josep Roca.

En Madrid, Juan Andrés Martín es el propietario de Estrella Rural (Braojos, en Madrid) y no sólo están completos esta Semana Santa, sino que también lo han estado en el arranque del año, y no solo con turistas de fin de semana, sino con clientes que incluso han teletrabado desde allí, gracias a su buena conexión a Internet.

Recibían a turistas de toda España y grupos de trabajo, pero la limitación a solo madrileños no ha sido decisivo para su negocio, aunque admite que 2020 ha sido imposible de recuperar y la situación de 2021 todavía está en el aire.

Carlota Ciudad

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats