eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los youtubers ya no se cortan en admitir que se van de España para pagar menos impuestos

LolitoFdez, un jugador profesional de Fortnite que ha logrado notoriedad e ingresos en solo unos meses, anuncia que se muda a Andorra por su fiscalidad más ventajosa

El joven youtuber sigue el ejemplo de otros de sus compañeros de profesión, que han elegido el principado o algunos estados de EEUU como residencia para así pagar menos impuestos

Cuando alguien se marcha de España para tributar en otro país tiene que demostrar que su vida personal y profesional se desarrolla allí, explican expertos consultados a eldiario.es

61 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Lolito Fernández

La repercusión de lo que hacen los youtubers ya puede compararse a la de los deportistas. Sus similitudes son tales que estos jóvenes ya hasta imitan algunas prácticas de los profesionales del deporte. Una de ellas es la de trasladar su residencia a países con fiscalidades más ventajosas para así pagar menos impuestos. Una decisión por la que ha sido noticia esta semana Manuel Fernández, más conocido como LolitoFdez, un jugador de Fortnite con más de  tres millones de suscriptores que se ha hecho conocido en pocos meses. Y que esta semana ha confirmado que se muda a Andorra.

En un vídeo que posteriormente borró, Fernández negó que se marchase de España porque en Andorra no se contribuye a la Hacienda pública. La diferencia, según él, es que "allí no te sablean como aquí". Su explicación continuó con una burla a los que le dijeran que hay que pagar impuestos para financiar la educación o la sanidad. Algo que él rechaza ya que asegura que "España me ha dado muy poco" porque "no he ido al instituto prácticamente". También manifestó que en el país "se paga hasta un 50% de impuestos, por lo menos eso me han dicho". eldiario.es ha intentando hablar con LolitoFdez para que participara en esta información, propuesta que ha sido rechazada por él y por la agencia de creadores de contenido que le representa.

En  otro vídeo posterior anunció que ya estaba preparando la mudanza, y que estaría unos días sin subir contenido a YouTube por esa razón. Posteriormente, incluso se disculpó por su mensaje "totalmente lamentable", pero sin que haya cambiado su decisión.

Las reacciones de algunos de sus compañeros también llamaron la atención: muchos lo celebraban y hasta presumían de que iban a tener "un vecino más".

LolitoFdez es el último de una lista considerable de youtubers que se han ido de España para disfrutar de las ventajas fiscales de otros países. Andorra ha sido el destino mayoritario para muchos de ellos, donde la tributación por IRPF puede ser de solo el 10%. Los pioneros fueron los conocidos como WillyRex y Vegetta777, a los que se sumaron bysTaXX, byAbeeL o TheGrefg, todos con millones de suscriptores en sus canales de YouTube. Otro lugar que ha sido escogido por profesionales de este sector es Los Ángeles, llegando a ser la primera opción de algunos de ellos.

Si se mudan, tiene que ser del todo

Las ganancias de estos jóvenes son desconocidas y están basadas en estimaciones de lo que perciben por la monetización de sus vídeos o los anunciantes que consiguen. La referencia de Fernández al "50% de impuestos" ha provocado que en las redes se estime que ya gana más de 60.000 euros, cuando la tributación del impuesto de la renta es del 45%. Una cantidad determinada por la progresividad del sistema fiscal, por el que aportan más al Estado los que más dinero ganan.

Eso no significa que haya que pagar ese porcentaje por todo ese dinero. El sistema de tramos establece que ese 45% se aplique a partir de los 60.000 euros. Antes, la aportación es distinta. "Cuando alguien gana 20.000 euros, puede tributar al 20%; si pasa a 30.000 euros, al 30%; y así hasta llegar al máximo del 45%", explica a eldiario.es el inspector de Hacienda José María Peláez.

La elección de Andorra para establecer una residencia es ahora mucho más factible que hace un par de años, cuando formaba parte de la lista de paraísos fiscales de la Unión Europea. Una serie de reformas y la creación de un sistema tributario similar a los europeos facilitaron este cambio. Es decir, mudarse por estas razones no es un delito. Pero tampoco alguien puede decir que se va para lograr ventajas fiscales y luego seguir trabajando en España o mantener a su familia en su lugar de origen.

"Solo vale marcharse del todo. Además de tener que estar más de 183 días fuera del país, tienes que probar que el centro de tu actividad profesional y familiar está en tu destino. Si te has ido de verdad, no tienes nada que temer", añade Peláez. El experto recuerda que, de lo contrario, a estos jóvenes les puede ocurrir lo mismo que a deportistas como Arantxa Sánchez-Vicario, que fijó su residencia en el principado andorrano cuando realmente vivía en Barcelona. La extenista acabó condenada a pagar una multa de tres millones y medio de euros.

La insolidaridad

LolitoFdez intentó adelantarse a las críticas por no querer aportar a la financiación de los servicios públicos españoles por medio de los impuestos con esa explicación de que el país había hecho muy poco por él. Una tesis que no es cierta, ya que  beneficiarse de lo que hace el Estado con nuestros impuestos no se traduce solo en poder ir a un colegio público o ser atendido por un médico en un centro de salud.

"También habrá ido por las carreteras, quizá nació en un hospital público... siempre se usan los servicios públicos, aunque creamos que no", apunta Luis del Amo, Secretario Técnico del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF). Del Amo admite que quizá este youtuber sea usuario de la sanidad y la educación privadas. Pero eso no altera su diagnóstico. "Este señor es claramente insolidario. Que alguien con una riqueza alta diga que no quiere contribuir por esas razones... Se puede pensar, pero decirlo dice mucho de él", añade.

España tampoco es un país especialmente gravoso en comparación con otros de Europa. José María Peláez estima que "pagamos más o menos lo mismo" que en otros estados europeos. En cifras, apunta a que la media en base al PIB estará en torno al 38%. El problema, según este inspector de Hacienda, "es que tenemos mucho fraude y economía sumergida. Al final, los que aportamos somos siempre los mismos".

El efecto en los jóvenes

El ejemplo que da el joven malagueño entre sus seguidores es otra de las lecturas que tiene esta cuestión. El público de los youtubers que se dedican a los gameplays, o vídeos en los que muestran sus partidas en videojuegos del momento, suelen ser adolescentes que quizá no cuenten con la información suficiente sobre temas fiscales. Para el pedagogo Álvaro Carretero, LolitoFdez ha optado por un discurso de "la solución inmediata", dando así un "ejemplo fullero a los menores de edad". "Los chavales se quedan así con la sensación de que el estraperlo es, si no la norma, lo lícito", añade.

Que el discurso de un youtuber tenga un gran efecto sobre los chicos y chicas que les siguen no es una exageración. De hecho, en muchas ocasiones puede ser el único mensaje que reciben si no consultan los medios de comunicación. "Encajan en el modelo del líder de opinión de Paul Lazarsfeld, al compartir sus opiniones y tener relevancia social y carisma. El problema es que sus mensajes llegan 'adaptados' y 'seleccionados' por ellos", explica la socióloga Arantza García.

Ese riesgo es más evidente debido a que los jóvenes que les ven no harán necesariamente "un análisis crítico de lo que se les transmite, ya sea por edad o por desconocimiento, o por formar parte de una 'comunidad' en la que se retroalimentan las opiniones del 'líder'. Algo que se acentúa en estos casos, ya que los youtubers son ídolos aspiracionales, pero que en Internet se les ve incluso como colegas", dice la experta.

Carretero señala que los adolescentes intentan "consolidar su identidad personal", algo que es más difícil si también "están influidos por unos personajes más mediáticos que son los youtubers, adultos que muchas veces no son el espejo más idóneo en el que querer reflejarse". Lo que no se traduce en que "sean sujetos pasivos, ya que obtienen entretenimiento o información, algo que es sano hasta cierto punto", afirma García.

La línea se cruza en el momento en que "el nivel de adoración al youtuber conlleva una nula capacidad de crítica y que sus opiniones se conviertan una hoja de ruta para quien le sigue", recalca esta socióloga. "Es necesaria la labor que les indique que no todo lo que ven en internet es necesariamente cierto", añade Carretero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha