Banco Santander, mecenas de la cultura y el arte

La Fundación adaptó el año pasado muchos de sus programas al formato digital tras el comienzo de la pandemia.

“Queremos seguir cerca de las instituciones culturales con las que hemos colaborado durante años y contribuir a su rápida recuperación”. Así explica Rodrigo Echenique, presidente de Fundación Banco Santander, el compromiso de esta institución con el fomento de la cultura y el arte “como herramienta para entender el mundo”. La Fundación destinó el año pasado 3,5 millones de euros para apoyar al sector en un momento especialmente complicado, en el que muchos proyectos quedaron en el aire o, en el mejor de los casos, tuvieron que readaptarse a formatos digitales por la pandemia.

Uno de sus programas estrella es Emplea Cultura. Esta iniciativa, que echó a andar en 2014, se ha convertido en los últimos años no solo en un puente entre profesionales y organizaciones que necesitan reforzar su estructura laboral, sino en una radiografía de la particular fragilidad del sector cultural español. El objetivo es combatir el desempleo y la precariedad laboral característicos de este colectivo, que el año pasado perdió

42.100 puestos de trabajo (un 6% del total), según la Encuesta de Población Activa. Una situación que ha puesto contra las cuerdas a los jóvenes que buscan su primer empleo.

Cada año, la Fundación realiza dos convocatorias consecutivas: la primera destinada a las organizaciones que necesiten incorporar un nuevo empleado a su plantilla y la segunda dirigida a los jóvenes desempleados que quieran optar a estos puestos. Un comité independiente escoge a diez organizaciones y una consultora de recursos humanos se encarga de asesorarlas para que elijan a los diez candidatos que mejor encajen en los empleos ofertados. Cada organización recibe 18.000 euros, que se destinan íntegramente al salario del nuevo empleado durante un año. Además, hasta cinco de ellas pueden recibir una ayuda adicional de 10.000 euros para permanecer un segundo año en el programa. Emplea Cultura cerró el pasado mes de mayo su 7ª edición con la incorporación de los diez profesionales seleccionados a sus nuevos puestos de trabajo en organizaciones como ARKO Promociones Culturales, ARTransforma, ConArte Internacional, Hamaca, La Escocesa, entre otras.

El arte, para todos los públicos

El mecenazgo artístico y educativo es otra de las principales líneas de actuación de Fundación Banco Santander, que busca acercar el arte contemporáneo a todos los públicos: 23.735 personas participaron el año pasado en programas educativos tanto para promover el arte contemporáneo como la música. Entre ellos, destacan las colaboraciones con el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, el Museo d’Art Contemporani de Barcelona y el Centre d’Art la Panera.

Además, impulsa la producción artística con programas como Derivada, para apoyar a las mujeres creadoras y reivindicar su papel en la esfera artística. Esta iniciativa está dirigida a artistas españolas desconocidas para el gran público que, influidas por teorías o conceptos científicos, intentan plasmar cómo cambia el mundo que nos rodea y cómo afecta a nuestra percepción de la realidad. “Tendemos puentes entre el arte y la ciencia”, dos de las líneas de actuación de la Fundación”, señalan desde esta institución. La ganadora de la última edición ha sido Gabriela Bettini. Su grabado, Topografía del borrado (Wapití), es un canto a la naturaleza y una crítica profunda a la relación de la cultura occidental con ella.

También convoca anualmente el Premio a la Producción Artística (ya va por su octava edición) para dar visibilidad a las jóvenes promesas; impulsa el patrocinio del coleccionismo, colaborando con ferias como Arcomadrid o Estampa, ambas referencias para el galerismo. A esto se suma la conservación, gestión y difusión de las obras que forman parte de la Colección Banco Santander, una de las muestras privadas más importantes de España.

La música y la literatura son los otros ejes de la vocación cultural de Fundación Santander. Así, forma parte de los proyectos pedagógicos de la Fundación Albéniz, donde es titular de la Cátedra de Piano de la Escuela Superior de Música Reina Sofía que forma a futuros talentos; colabora con programas para inculcar el gusto por la música como Conciertos para escolares, la Escola Coral del Orfeó Catalá o el Orfeón Donostiarra, y es mecenas de las funciones populares que ofrecen el Teatro Real de Madrid y el Gran Teatre del Liceu de Barcelona. Durante 2020, debido a la situación sanitaria, los conciertos y clases de formación presenciales fueron cancelados para adaptarse a los nuevos formatos digitales.

En literatura, a través de la Colección Obra Fundamental, recupera la obra de escritores en lengua castellana que, por diversas razones, han sido relegados al olvido. Entre los títulos publicados el año pasado se encuentran De lo maravilloso y lo real , una antología de narraciones cortas y otros textos de Joan Perucho; La torre invisible, una muestra de la producción literaria de Ramón de la Serna y Espina; Visitar todos los cielos. Cartas a Gregorio Prieto (1924-1981), donde se recogen las cartas que el poeta escribió al pintor Gregorio Prieto, con quien mantuvo una intensa relación epistolar desde los años veinte hasta poco antes de su muerte; o De mujer a mujer. Cartas desde el exilio a Gabriela Mistral (1942-1956), con misivas enviadas a la escritora por varias artistas e intelectuales españolas exiliadas, como Ana María Martínez Sagi o María Zambrano.

Junto al fomento de la cultura, la labor de Fundación Banco Santander se enfoca en otras dos líneas de actuación: la acción social y el cuidado del medioambiente. En todos sus programas se esfuerza por crear redes de colaboración con el tercer sector para afrontar conjuntamente los principales desafíos globales. A lo largo del ejercicio pasado, destinó en total más de 9 millones de euros (un 20% más) a las distintas iniciativas que desarrolla, aunque buena parte de este esfuerzo se centró en apoyar al tercer sector en la búsqueda de soluciones a la difícil situación que viven los más afectados por la pandemia: 4,2 millones de euros frente a 1,2 millones en 2019, lo que supone casi triplicar los fondos dirigidos a ayudar a este tipo de proyectos. 

Etiquetas
Publicado el
15 de julio de 2021 - 08:29 h

Descubre nuestras apps