La portada de mañana
Acceder
Denigrar a España para desgastar a Sánchez, por Esther Palomera
La sexta ola ha enredado los datos de la pandemia
OPINIÓN | La caspa del decano, por Elisa Beni

David García Núñez: “Madrid debe seguir siendo la ciudad de referencia en Europa”

David García Núñez,  presidente de MWCC.

Tomás Muñoz M.

Madrid puede presumir de ser una potencia internacional en los ámbitos relacionados con las infraestructuras hasta el punto de que este factor puede ser aprovechado para hacer marca y atraer la inversión a la ciudad y al resto de España. Bajo esta premisa se constituyó en marzo de 2020 la asociación Madrid Capital Mundial de la Construcción, Ingeniería y Arquitectura (MWCC, por sus siglas en inglés), entidad que aglutina un amplio ecosistema de empresas y administraciones públicas de todos los niveles. Al frente de la organización se encuentra su presidente, David García Núñez, quien tiene claro que su objetivo principal debe ser “aportar soluciones urbanas para mejorar la calidad de vida de las personas”.

Más allá de ser la capital y la urbe más populosa de España, ¿por qué la asociación tiene Madrid como referente indiscutible?

La capital y su área metropolitana aglutinan todo el tejido empresarial del país y cuenta con la presencia de las principales empresas constructoras internacionales, tales como ACS, Ferrovial, FCC, Sacyr, OHLA,  Acciona. Asimismo, la ciudad puede presumir de tener algunas de las mejores infraestructuras de Europa y uno de los mejores sistemas de transporte del mundo, además de uno de los aeropuertos internacionales con mayor conectividad mundial, una amplísima extensión de espacios verdes y un entorno académico envidiable a la hora de atraer el talento, con ocho universidades públicas, 12 privadas y nueve internacionales repartidas por la región. Todo ello facilita que en Madrid se produzca una sinergia sin precedentes, y que es el origen de MWCC.

Y, hasta el momento, ¿quién quiere participar en esta sinergia?

Pese a que estos primeros meses de vida de la asociación han estado marcados desde sus inicios por la pandemia, lo cierto es que el incremento de participantes ha sido exponencial. Así, hemos pasado de las 23 entidades públicas y privadas iniciales a más de 140 que somos en la actualidad. De hecho, ya participan con MWCC algunos ministerios del Gobierno de España como son el de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana o el de Transición Energética y Reto Demográfico, además de otras administraciones como la Comunidad Autónoma de Madrid y algunos ayuntamientos de toda España como el de Málaga. Pero hay más, ya que, en torno a la ingeniería, la construcción y la arquitectura coexisten numerosos sectores e industrias adyacentes que conforman un entorno empresarial excepcional. Por ello se han unido a MWCC fondos de inversión, escuelas de negocio, bancos, entidades certificadoras, aseguradoras, compañías energéticas y universidades.

Ha mencionado dos veces a la universidad, ¿es importante la universidad para MWCC?

Sí, por supuesto, necesitamos que el talento también contribuya en esta sinergia. Un buen ejemplo de lo que puede salir del entorno universitario es Google. Esta compañía tecnológica estadounidense es el paradigma de cómo, creando vasos comunicantes entre la universidad y la empresa, se puede obtener el mejor capital humano. En MWCC no queremos dejar escapar este valor y nos esforzamos para que las futuras generaciones de estudiantes no tengan que sufrir ese tradicional desajuste de tiempos a la hora de encontrar unas prácticas o un empleo relacionado con aquello que han estudiado. Las iniciativas académicas deben convertirse en proyectos reales.

¿Cómo se consigue desde la asociación poner en valor ese talento?

En este sentido, un ejemplo de nuestra actividad es el concurso 35 under 35 que hemos promovido junto a Global Shappers Madrid para seleccionar a los mejores arquitectos e ingenieros menores de 35 años con el objetivo de conocer su cualificación y trayectoria y, de esta forma, poder apoyar con firmeza sus carreras. El nivel del listado es esperanzador del talento que tenemos en este país.

¿Este sería un buen ejemplo de las iniciativas que pone en marcha MWCC?

Sí, pero también trabajamos en otras direcciones. Por ejemplo, con el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) hemos desarrollado una app para que quien lo desee puedan conocer algunas infraestructuras excepcionales de la capital que han recibido premios de arquitectura y no son demasiado reconocidas, como es el caso de la Calle 30 o la maternidad de O’Donnell. También hemos publicado recientemente un informe que lleva por título Infraestructuras Internacionales con Huella Española, el que se detallan algunas construcciones icónicas alrededor del mundo lideradas por empresas de nuestro país. Y a principios de diciembre acogimos la novena conferencia anual de la Plataforma Tecnológica de la Construcción en Europa (ECTP) celebrada en el Palacio de Cibeles y que tuvo tanto éxito que la Comisión Europea nos felicitó por ello.

¿Y respecto a las soluciones urbanas que mencionaba al principio?

Tenemos varios proyectos en marcha que tienen por objetivo mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Por ejemplo, hemos presentado un estudio de soterramiento para la M-30, en el tramo situado entre la Glorieta de Francisco Bayeu y Subías y la Glorieta de Mariano Salvador Maella. Sin embargo, nuestra iniciativa más ambiciosa se basa en contribuir activamente en el Innovation Lab de Soluciones Urbanas que convertirá el desarrollo urbanístico de Madrid Nuevo Norte en un espacio singular y paradigmático de lo que queremos que sea una ciudad del siglo XXI.

En esa ciudad del siglo XXI, ¿será prioritaria la sostenibilidad?

Sin duda la sostenibilidad es prioritaria para nosotros y prueba de ello es que participamos en varios proyectos cuyo eje vertebrador es la sostenibilidad. Actualmente, estamos colaborando con una entidad asociada para materializar un proyecto que  impulsa la producción y el consumo de hidrógeno renovable en la región madrileña para ahorrar hasta 132.000 toneladas de CO2 al año en la región. Al mismo tiempo, somos parte activa en el desarrollo del bosque metropolitano que será una realidad muy pronto. Y no hay que olvidar que nos hemos sumado al pacto mundial de las Naciones Unidas para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Y en 2022, ¿de qué se ocupará la asociación?

Próximamente vamos a presentar varios listados de posicionamientos de empresas, a la vez que continuaremos con el seguimiento informativo y colaborativo que estamos realizando para que las compañías opten a los fondos NextGen de la Unión Europea y seguiremos contribuyendo para que los desarrollos del Sur de Madrid, como los Berrocales o el Cañaveral, sean distritos de referencia. Una de las iniciativas más interesantes llegará en febrero y será la celebración en el espacio de La Nave de Madrid de nuestro Hackathon 2022, en el que conectaremos el mundo empresarial con el académico durante tres días para que los estudiantes de seis universidades diseñen soluciones urbanas a partir de diferentes retos que les iremos planteando. La creatividad y el talento saldrán a flote y, una vez más, queremos estar ahí para aprovechar todo su potencial.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats