La portada de mañana
Acceder
Europa pisa el acelerador con las terceras dosis en plena incertidumbre por ómicron
'Streamer', el nuevo trabajador cultural explotado
Opinión - Asqueados de tanta bajeza, por Esther Palomera

Tratamientos a medida y diagnósticos personalizados: la medicina digital que ha llegado para quedarse

Un paciente es atendido a distancia por su médico

María Gisa

¿Cuántas veces hemos oído decir ‘internet ha transformado la vida moderna’? No solo ha cambiado nuestra manera de relacionarnos con los demás (amigos o familiares), de comprar y de acceder a servicios como la compra de entradas. También lo ha hecho en nuestra manera de prestar y recibir atención médica.

El auge de la telemedicina

La asistencia sanitaria está experimentando una revolución digital. Estamos viviendo tiempos de cambio en el modelo de la atención médica. Dispositivos móviles y otras innovaciones tecnológicas abren nuevas fronteras en medicina, como la telemedicina, una tendencia que se ha hecho especialmente visible en los últimos meses. Nunca como hasta ahora había aumentado tanto este tipo de relación médico-paciente ni se había planteado como una alternativa seria a las visitas presenciales. 

Según el informe Predicciones, Tecnologías, Medios y Telecomunicaciones (TMT), de Deloitte, se prevé que el año 2021 cierre con más de 400 millones de visitas virtuales al médico en todo el mundo, lo que supondría un aumento del porcentaje de visitas virtuales de un 5% en todo el mundo, frente al 1% de 2019.

Más allá de la pandemia, se espera que la digitalización de la salud mejore una amplia gama de servicios, desde el tratamiento hasta la prevención de enfermedades. Y es que profesionales médicos y pacientes de todas las edades siguen ahora de forma más activa consultas digitales y atención digital global.

En respuesta a esto, la Unión Europea acaba de aprobar el Plan Horizonte con más de 70.000 millones de euros destinados a la salud digital y los beneficios de la telemedicina. El objetivo es que los sistemas sanitarios se beneficien de modelos de atención innovadores y personalizados que usan la telemedicina para hacer frente a este servicio en constante crecimiento.

Siempre al lado del paciente

Las plataformas de servicios de salud, que como hemos visto viven un proceso de auge creciente, ayudan a los pacientes a controlar y mejorar su bienestar. Porque muchas de ellas no solo ofrecen sus servicios cuando estamos enfermos, sino que entienden la prevención y el acompañamiento como claves para la salud. 

Es el caso de Savia es una la plataforma digital de servicios de salud que lanzó en febrero de 2019 la compañía MAPFRE. Está disponible a todos los ciudadanos y ofrece atención médica online —ya sea mediante chat, videoconsulta o atención telefónica— en medicina general en el móvil las 24 horas del día los siete días de la semana

El objetivo de este servicio de salud online, a través tanto de su app como de su web, es poder acompañar al usuario en la gestión de su salud. De esta forma, el paciente puede chatear con médicos colegiados, concertar citas telefónicas con el médico adecuado y tener un verificador de síntomas. Además, también puede seguir los informes y recetas disponibles en el móvil. Cualquier persona que lo necesite, tenga o no un seguro de salud, puede registrarse en el sitio web o descargar la aplicación. 

Telemedicina, cambiando el concepto de sala de espera

La telemedicina es un término general que cubre todas las formas en las que el paciente y el médico pueden usar la tecnología para comunicarse sin necesidad de estar en la misma habitación. Esta manera de relacionarse puede incluir la realización de llamadas telefónicas, de videollamadas o de envío de correos electrónicos. 

Una visita al médico tal y como la entendíamos hasta hace poco significa a menudo tener que tomarse medio día libre del trabajo. Sin embargo, visitar un sitio web y comunicarse con un médico a través de una llamada lo simplifica porque no solo evita tener que realizar viajes innecesarios sino también previene el colapso de los centros de salud; brinda comodidad al paciente y ahorro económico al sistema; se da prioridad a la calidad del diagnóstico y al tiempo de respuesta; optimiza la atención porque mejora los tiempos de respuesta y reduce las listas de espera.

Para hacer el seguimiento y conocer los resultados de una prueba o una analítica, por ejemplo, no es necesario que el paciente se desplace a la consulta. En este caso, resulta más efectivo y eficiente hacerlo a través de una llamada.

Muchas de las investigaciones sobre los beneficios de la telemedicina admiten que funciona, incluso para afecciones médicas graves. Un metanálisis de 2017 sobre el uso de la telemedicina para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca determinó que las tasas de ingreso fueron más bajas y las estancias hospitalarias más cortas.

Savia dispone de nueve especialidades: pediatría, ginecología, psicología, entrenador personal, cardiología, sexología, nutrición, alergología y médico especialista en COVID. Y sea cual sea la necesidad o urgencia, este servicio garantiza al usuario la misma calidad de atención médica que se daría en la cita presencial. Inmediatez, disponibilidad, prevención y control son algunas de las ventajas destacadas de este tipo de atención personalizada, que además es muy fácil de utilizar, incluso para aquellas personas que no son expertas en informática.

Etiquetas
Publicado el
27 de octubre de 2021 - 05:00 h

Descubre nuestras apps

stats