La portada de mañana
Acceder
El incremento de la transmisión asoma a España a una segunda ola
Las 'amistades peligrosas' de Juan Carlos I
Análisis - ¿Un buque de carga abandonado en Beirut? Más frecuente de lo que parece

Las asociaciones de padres de la escuela pública denuncian la falta de ayudas

Los recortes también llegan a las asociaciones de padres de la escuela pública.

Las asociaciones de padres y madres de la Escuela Pública Vasca (conocidas como AMPAs por sus siglas) han iniciado el año 2014 sin recibir aún la subvención del Gobierno vasco de 2013. La Confederación de Padres y Madres de la Escuela Pública Vasca-Ehige, que agrupa a las AMPAs, denuncia la "deficitaria gestión de las subvenciones de 2013, que pone a las asociaciones en la difícil coyuntura de tener que justificarlas antes de su resolución oficial". Por si fuera poco, critica EHIGE, "las subvenciones aprobadas sufren un recorte medio del 35%, recorte que se mantendrá en 2014", según los Presupuestos Generales de Euskadi aprobados el pasado diciembre.

En total, desde el año 2009 la ayuda económica del Gobierno vasco para la subsistencia de estas asociaciones de madres y padres de la Escuela Pública Vasca se ha reducido casi un 50%. Este hecho choca, según EHIGE, con la Ley de Escuela Pública Vasca, que recoge la obligación de la Administración educativa de "apoyar la constitución y el funcionamiento de asociaciones de padres y madres, federaciones y confederaciones a través del establecimiento de mecanismos de financiación para su consolidación y desarrollo". En estos momentos, en los que los últimos estudios desarrollados por el Departamento de Educación sobre centros de éxito indican que la actividad e implicación de las AMPAs en la vida del centro escolar es muy importante, "la respuesta de la Administración es contraria a estas investigaciones".

"Las madres y padres que conforman las AMPAs de los centros públicos", añade EHIGE, "ofrecen su tiempo de forma absolutamente voluntaria y las subvenciones públicas que reciben son esenciales para complementar la labor formativa que realiza el centro escolar con, por ejemplo, multitud de actividades extraescolares que fomentan valores como la convivencia, el respeto de la diferencia, el valor del grupo y potencian la extensión del uso del euskera fuera de los ámbitos estrictamente académicos".

Supresión de actividades

La constante reducción de la ayuda pública ha supuesto la supresión de algunas de las actividades extraescolares que organizan estas agrupaciones y que permiten a los niños de las familias con menos recursos económicos acceder a ellas e integrarse plenamente en la vida del centro. Junto a las actividades extraescolares, como los deportes o el dibujo, las AMPAs también desempeñan una labor muy importante en otro tipo de cometidos como la gestión de los comedores, los programas del libro de texto solidario (venta de libros usados por un precio simbólico) y el servicio de acogimiento matinal (para facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar reciben antes de la apertura del colegio a algunos niños).

EHIGE se pregunta por qué si la participación es clave para el éxito escolar y configuración de una escuela pública democrática no se realizan "acciones políticas que garanticen y apoyen este derecho en vez de poner palos en el ya dificultoso camino de la excelencia educativa".

Etiquetas
Publicado el
2 de febrero de 2014 - 19:20 h

Descubre nuestras apps

stats