La portada de mañana
Acceder
El vicealcalde de Murcia denuncia por corrupción a su propio equipo de Gobierno
El primer mapa de mortalidad por COVID muestra el fuerte impacto de la pandemia
Opinión - Villarejo, tercera temporada, por Esther Palomera

La ausencia de alumnas en las facultades de informática, sin arreglo

Si se repasa la imagen que el cine ofrece sobre los informáticos- por cierto, siempre chicos- no salen muy bien parados. Sea cual sea la producción y el país de origen de la cinta, se presenta a los programadores como tipos gordos, aislados día y noche en su cuarto, frente al ordenador, sin despegarse de su silla y atiborrándose de comida basura. Esa apariencia de 'friki' persigue a la profesión y ahuyenta a los jóvenes, sobre todo a las chicas. Es una de las razones que explica la ausencia de mujeres de las aulas de las facultades de Informática, según entienden las propias profesoras. "Me gustaría decir lo contrario, pero no puedo. Nos está resultando muy difícil erradicar ese esterotipo. Hemos visivilizado a través de exposiciones y campañas de puertas abiertas la verdadera realidad de este trabajo, pero no logramos darle la vuelta. Esta tendencia es un fenómeno de alcance mundial que no logramos cambiar. La matriculación femenina está estancada", reconoce Victoria Fernández, profesora de la Facultad de Informática de la UPV/EHU. .

La presencia de mujeres en esta ingeniería suponía el 20% del total de alumnos desde que se abrió la universidad. La cifra ha permanecido estable hasta el año 2012, cuando bajó hasta el 14,5%. El descenso más pronunciado se registró en el 2013, con sólo 14 alumnas de 120 matriculados, un 11,7%. La cifras no han variado desde entonces pese a los esfuerzos de la universidad. Actualmente es la carrera con menos representación femenina. A pesar de las oportunidades laborales, las mujeres siguen siendo reaccias a estudiar esta ingeniería.

Asociación para reclutar talento femenino

Otra de los factores que hay detrás de esta ausencia de alumnas en estos estudios esa que la disciplina, dado el término utilizado para denominarla, la informátiva, no se asocia con una ingeniería y se desvirtua el contenido y cometido de la profesión. "Si hablas de informática, todo el mundo cree que tiene conocimientos sobre esta materia. Se tiende a interpretar que si manejas la herramienta, un ordenador, ya sabes de informática. Es tan absurdo como relacionar la automoción con la conducción de vehículos, pero no podemos desterrar esa visión generalizada. Estos estudios no se asocian a ámbitos de trabajo como la inteligencia artificial, la robótica o la inmensidad de vertientes que se abren para los titulados cuando acaban la carrera", explica Victoria Fernández.

Junto a ella, varias profesoras de la Facultad de Informática del Campus de Gipuzkoa, crearon la asociación E-makumeak en un intento de reclutar talento femenino. Desde entonces, en el 2006, se han esforzado en promover la participación de las mujeres en este ámbito, aunque con escaso éxito. "Las mujeres tiene muchísimo que hacer aquí. Como en cualquier ámbito, la diversidad enriquece. Desde la visión femenina se pueden aportar soluciones novedosas que igual pasan desapercibidas para los hombres", declaraEdurne Larraza, doctora en Informática.

Etiquetas
Publicado el
7 de marzo de 2015 - 19:08 h

Descubre nuestras apps

stats