Tres días de huelga en la campo para señalar a quienes fomentan salarios ‘sumergidos’

Temporeros sin papeles: al eslabón más débil también le afecta la pandemia

Los sindicatos UGT y CCOO han anunciado un paro total entre el 1 y el 3 de julio tras la negativa de APAG Extremadura Asaja de firmar el acuerdo alcanzado el pasado 4 de junio, una organización a la que acusan de abogar por "los salarios sumergidos"

De no alcanzarse un acuerdo para la firma del nuevo convenio en los próximos días, que incluye una mediación de arbitraje el próximo día 22, CCOO y UGT harán un "llamamiento masivo" a las trabajadoras y trabajadores del campo extremeño para que paren su actividad y defiendan su "dignidad" ante la postura "rancia" de las patronales.

Los máximos responsables en materia agraria de estas dos centrales sindicales, Saturnino Lagar (CCOO) y Miguel Talavera (UGT), han coincidido en denunciar, en una rueda de prensa conjunta, la falta de transparencia que APAG Extremadura Asaja quiere dar al convenio del campo con su negativa a que dicho acuerdo contenga y contemple las tablas salariales.

"No hay ningún convenio que no incluye tablas salariales", ha dicho Talavera, quien considera que esta es la excusa que utiliza APAG Extremadura Asaja para no firmar. "Sin tablas o sin una fórmula que permita definir los salarios, esto sería una jungla", ha remarcado Talavera.

La dignidad de la clase trabajadora

"No estamos hablando del salario base, estamos hablando de la dignidad de las mujeres y hombres del campo extremeño, ha dicho Lagar, quien junto a Talavera ha apuntado "posibles presiones" para que APAG Extremadura Asaja no firme.

"No sabemos de dónde vienen las presiones, pero sí sabemos que hay empresas de AFRUEX que no están cumpliendo el actual convenio”, cuya prórroga finaliza el próximo 30 de junio.

Del convenio del campo, el segundo más importante de Extremadura tras el de los funcionarios públicos de la Administración regional, dependen cerca de 65.000 jornaleros y 8.000 empresas.

El preacuerdo suscrito

Tras llegar, el pasado 4 junio, a un principio de acuerdo entre las organizaciones empresariales agrarias UPA-UCE, APAG Extremadura ASAJA y COAG y los sindicatos CCOO y UGT de Extremadura y fijar el acto formal de rúbrica para hoy en Mérida, el documento quedó en suspenso en la jornada de este miércoles.

El citado pacto resolvía los temas en los que había diferencias entre las partes, como la regulación de la jornada laboral, el registro horario y las cuestiones salariales, al incorporarse la actualización del salario mínimo interprofesional (SMI) y una concreción en cuanto al valor de las horas extras de trabajo.

Sin embargo, APAG Extremadura Asaja decidió este miércoles no firmar el acuerdo tras acusar a los sindicatos de haber intentado incorporar, "de manera unilateral", nuevos contenidos "no negociados".

Según explicó su presidente , Juan Metidieri, el pasado 4 de junio se llegó a un acuerdo por todas las partes que era lo que se tenía que ratificar hoy, pero se ha encontrado "con que los sindicatos quieren incorporar cuestiones nuevas, no negociadas".

"Eso son falsedades", ha dicho este jueves Talavera. En esta misma línea, UPA-UCE Extremadura criticó ayer a Apag Extremadura Asaja por negarse a firmarlo, pues "no hay nada nuevo encima de la mesa que pueda motivar este cambio de postura".

Etiquetas
Publicado el
18 de junio de 2020 - 13:08 h

Descubre nuestras apps

stats