¿Quién y cómo será la nueva figura del coordinador de bienestar del cole?

La labor del coordinador de bienestar será fundamental para el cumplimiento del Plan de convivencia de los centros. EFE/Xoán Rey.

elDiarioex / T.Chaparro

0

Todos los colegios deberán contar este próximo curso con un coordinador de bienestar para atajar cualquier tipo de violencia o acoso en sus aulas, una nueva figura de la que de momento se desconocen los detalles de cómo se va a implementar y que algunos temen se hará a coste cero, sin la necesaria formación y coordinación.

En junio de 2022 se ha cumplido un año de la aprobación de la ley de protección a la infancia frente a la violencia (Lopivi), que obliga a tener operativos a partir de septiembre próximo a estos coordinadores, un perfil que también recoge la Ley Celaá (Lomloe).

Estos profesionales deberán estar en todos los centros educativos donde estudien menores de edad, ya sean públicos o privados.

Así, los últimos documentos elaborados por el grupo de trabajo del Observatorio Estatal de la Convivencia y las comunidades autónomas han entrado en más detalle de cuáles deben ser sus funciones y poner negro sobre blanco sobré cómo actuar ante situaciones de maltrato, acoso y violencia, explican fuentes del Ministerio de Educación.

Extremadura es de las pocas autonomías que ya han informado de cómo va a aplicar esta novedad. En sus colegios de Infantil y Primaria será un miembro del equipo directivo o una persona propuesta por la dirección, y en la ESO pueden ser los educadores sociales y, en casos excepcionales por falta de disponibilidad, el profesional a quien designe la dirección del centro.

Funciones de los coordinadores de bienestar

Sus funciones abarcan la prevención de la violencia contra la infancia entre iguales y la ejercida por adultos y se agrupan en cuatro ámbitos: planificación, prevención, formación e intervención educativa y detección y alerta temprana de situaciones de riesgo.

En el ámbito de la planificación, la persona designada como coordinadora de bienestar y protección deberá coordinar con la dirección del centro el plan de convivencia y fomentar una alimentación saludable y nutritiva que permita a los niños y adolescentes, en especial a los más vulnerables, llevar una dieta equilibrada.

En lo relativo a la prevención, las funciones serán: promover medidas que aseguren el máximo bienestar para los escolares y la cultura del buen trato a los mismos, fomentar la utilización de métodos alternativos de resolución pacífica de conflictos y fomentar el respeto a los alumnos con discapacidad o cualquier otra circunstancia de especial vulnerabilidad o diversidad.

En cuanto a la formación e intervención educativas, el coordinador de bienestar deberá promover planes de formación sobre prevención, detección precoz y protección de los niños y adolescentes, dirigidas tanto al profesorado como al alumnado; informar al personal del centro sobre los protocolos en materia de prevención y protección de cualquier forma de violencia existentes en su localidad o comunidad autónoma, y coordinar los casos que requieran de intervención por parte de los servicios sociales competentes.

En el ámbito de la detección y alerta temprana de situaciones de riesgo, la persona que ejerza la figura de coordinador de bienestar tendrá que promover, en aquellas situaciones que supongan un riesgo para la seguridad de las personas menores de edad, la comunicación inmediata por parte del centro educativo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

También deberá promover, en situaciones que puedan implicar un tratamiento ilícito de datos de carácter personal de los menores de edad, la comunicación inmediata a las Agencias de Protección de Datos; así como identificarse ante los alumnos y alumnas, el personal del centro y, en general, ante la comunidad educativa, como referente principal para las comunicaciones relacionadas con posibles casos de violencia en el propio centro o en su entorno.

El coordinador de bienestar será, además, la persona encargada de construir y coordinar la red de colaboración que posibilitará un entorno protector en el centro educativo, la cual se compone de una red interna que implica a toda la comunidad educativa del centro y una red externa que se coordina con los demás ámbitos responsables de la protección de la infancia.

La labor del coordinador de bienestar será fundamental para el cumplimiento del Plan de convivencia de los centros, el cual deber ser el marco de referencia para la prevención, desarrollo e intervención en el ámbito de la convivencia escolar, siendo el elemento que englobe los diferentes ámbitos de gestión e intervención.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats