Las agresiones contra la comunidad LGTBI se multiplican por cuatro en Extremadura desde 2017

Dos asistentes al Orgullo LGTBI portan una pancarta que reza: "Vacúnate contra la LGTBIfobia"

Las agresiones físicas y psicológicas a personas del colectivo LGTBI se han cuadriplicado en la región durante los últimos cinco años, al pasar de nueve en 2017 a 36 en el último año, según un informe elaborado por la Oficina de Atención a las Víctimas de LGTBIFobia (OAV), un servicio que depende de la Fundación Triángulo Extremadura. 

Ante las cifras publicadas con motivo del Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, que se celebra este martes, 17 de mayo, la organización ha mostrado su “preocupación” por el alza de los delitos de odio con motivo de la orientación sexual o identidad de género que se producen en la comunidad, 11 en lo que va de año. 

De los casos registrados en 2021, 19 se produjeron en núcleos urbanos y 17 en zonas rurales, lo que demuestra que “no se trata de un hecho aislado, ya que este tipo de motivación del delito ha aumentado en todo el territorio nacional en los últimos años”, ha señalado Triángulo. 

Del conjunto de datos, a la fundación le preocupa especialmente el crecimiento de los delitos hacia las personas menores de edad, puesto que en 2019, primer año con registro de datos intermedios no se notificaba ningún caso a la OAV, y en 2022 las cifras se han equiparado a las que se producen entre mayores de edad. 

De esta forma, las agresiones a menores han pasado de tres en 2020, a una veintena en 2021. 

También son “significativos” los casos que se produjeron en el entorno educativo, seis situaciones de agresión, físicas o verbales, cuatro de ellas en la educación no formal, es decir, en colegios e institutos de la región. 

Las otras dos, se produjeron en espacios formativos relacionados con la formación para el empleo. 

Por otro lado, Fundación Triángulo destaca que el 47 por ciento de las denuncias por agresión registradas por OAV las realizaron hombres, lo que “posiblemente este relacionado con la situación de invisibilidad de las mujeres lesbianas”. 

A pesar de estas diferencias en las notificaciones que llegan de parte de hombres y mujeres, destaca el aumento de casos de agresiones hacia mujeres lesbianas, que han pasado de comunicar tres denuncias en 2019 y 2020, a notificar siete durante el 2021. 

En cuanto a las personas transexuales, las agresiones también han aumentado de tres, en 2019 y 2020, a siete durante el pasado año, lo que “muestra la realidad en la que debe vivir el colectivo en este momento en nuestro país”. 

Asimismo, Fundación Triángulo ha mostrado su preocupación por “la importante tasa de infradenuncia”, puesto que en 2021 tan solo se denunciaron el 44 por ciento de las situaciones de acoso y agresión hacia las personas LGBTI en Extremadura. 

De las 36 agresiones notificadas a la OAV, 12 físicas y 24 psicológicas, solo se denunciaron 16. 

En este sentido, considera que la puesta en marcha de la oficina de atención a víctimas servirá para “poco a poco hacer crecer esta tasa”, ya que el proceso de denuncia y el seguimiento jurídico que conlleva provoca la “revictimización” de las personas y esto genera una falta de interés en la denuncia. 

También es “significativa” la irrupción en este informe de las personas heterosexuales que han sufrido de manera directa agresiones por estar relacionadas con personas LGBTI, dos en 2020 y cuatro en 2021. 

En todas las ocasiones, estas agresiones se producen por ser familiares de las víctimas o por tratar de resolver situaciones de violencia, “de las que han acabado siendo damnificados”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats