Llevar la caza a las aulas

Este martes se abre el periodo para presentar alegaciones a la modificación de la Ley de Caza

Antonio Castellano Delgad, presidente Sociedad Extremeña de Zoología (SEZ)

Estos días nos hemos levantado con esta "desagradable e increíble noticia", que con dinero público se piensa enseñar en nuestras aulas el "deporte de la caza".

Con fondos públicos, es decir que mientras este Gobierno dice apostar por la cultura verde de esta nuestra Extremadura, no se les ocurre otra idea que incentivar y enseñar una más que dudosa práctica, en la que el fin último es abatir o matar animales, a niños que no tienen la madurez suficiente para entenderla y menos para percibir sus consecuencias. Es decir estamos legitimando el matar seres vivos por deporte, en detrimento de poblaciones enteras de especies en franco retroceso y de un desequilibro más que patente.

A esto se suma a que mientras tanto, de forma inaudita, se están cerrando equipamientos y centros de interpretación de las propias administraciones, algunos cerrados hace años, que daban trabajo a muchas personas y empresas, y que costaron ingentes cantidades de dinero en algunos casos , habiéndose dejado de subvencionar, también, proyectos de educación ambiental en la aulas, a los cuales les debemos la suma de otra conciencia social, y coherencia, de una especie, la nuestra, que cree razonar. Aunque viendo estas noticias pensamos realmente si esta Administración y quienes las dirigen están en sus cabales.

La única justificación a este desorden "mental" es de orden crematístico, porque si no no se entiende.

Lo defiende un Gobierno a la deriva en políticas de educación ambiental, justificando un declive de practicantes de la caza, algo que nos debería alegrar a todos , por eso de que quizás señores eso de matar por matar no tenga mucho sentido y lógica en pleno siglo XXI.

Entre estas honorables enseñanzas que se prevén en la aulas está la de usar pájaros cantores, por la cual La Comisión Europea tiene abierto un expediente sancionador a España, por mantener dicha práctica. De hecho la misma (el silvestrismo) ha sido suspendida en diversas comunidades autónomas.

Esperamos que las AMPAs y claustros de profesores se nieguen a esta necedad

Por ello pedimos la dimisión de quien haya propuesto esta genial idea.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats