La portada de mañana
Acceder
Esperanza Aguirre y su marido vendieron un Goya inédito sin protegerlo
La nueva normalidad de los países con más vacunados, más severa que España
Opinión – Marlaska y sus islas del Diablo, por Elisa Beni

Preocupación por la situación de Badajoz, Cáceres y otras cuatro localidades, donde no se descartan medidas más restrictivas

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, este miércoles en Mérida

Extremadura se encuentra desde hace varios días en un nivel de riesgo medio, o nivel 2, tras una subida constante, aunque leve, de la incidencia acumulada que este miércoles se ha situado en 62,47 casos a los 14 días. Los casos positivos de COVID aumentan a diario pero la situación epidemiológica de las áreas de salud y de las localidades es dispar.

El consejero de Sanidad, José María Vergeles, ha expresado su preocupación por le evolución de la pandemia en Cáceres, Badajoz, Villanueva de la Serena, Miajadas, Lobón y Feria, por lo que Sanidad controlará su situación muy de cerca y no se descarta tomar "en los próximos días" medidas restrictivas para revertir este escenario.

Incluso ha pedido que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad vigilen "especialmente" el cumplimiento de las medidas sanitarias, tanto las generales que ya estaban en vigor, como las especiales que se van a extender hasta el 9 de abril.

Indicadores más positivos

A pesar de esto, el consejero ha admitido que hay indicadores más favorables en Extremadura. Entre ellos, la ocupación de camas hospitalarias que ha bajado hasta el 1,05%, la de las UCI está en el 4,31% y la positividad de las pruebas diagnósticas que se realizan es del 3,15%, aunque el pasado 14 de marzo estaba solo en el 1,5%. En cualquier caso está por debajo del umbral del 5% fijado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Vergeles también ha resaltado que haya jornadas, como la de este miércoles, en las que no se comuniquen fallecidos por la COVID, que no haya nuevos brote en las residencias, que haya "muy pocos" sanitarios contagiados y que se de un volumen de altas a pesar del cambio de protocolo que obliga a permanecer en aislamiento 14 días, en lugar de 10.

No obstante, el titular extremeño de Sanidad ha recordado que hay "dos amenazas" para la situación epidemiológica de la región: la movilidad, para lo que se ha cerrado de forma ininterrumpida hasta después de Semana Santa, y la variante británica del coronavirus, cuya presencia es ya del 90% en algunas áreas de salud.

"Nos lo tenemos que tomar en serio", ha dicho Vergeles, que ha añadido que queda el esfuerzo "de algunos días para que más pronto que tarde disfrutemos de una normalidad más adecuada".

Cribados en todas las áreas de salud

En los próximos días todas las áreas de salud contarán con puntos de cribado donde se realizarán pruebas diagnósticas de la COVID-19 a demanda, por lo que Vergeles ha animado a acudir a estos centros si existe alguna sospecha de estar infectado, pero la recomendación es que no vayan las personas con síntomas ni las que se encuentren en aislamiento.

El consejero, además, ha aclarado que una prueba negativa "no es un pasaporte para realizar cualquier cosa, te dice la situación concreta en cuanto a la infección pero se deben seguir respetando las medidas" de protección individual y colectiva.

Vergeles ha insistido en la importancia de participar en los cribados para obtener una cifra real de la incidencia acumulada en Extremadura. En la actualidad ya se realizan en varias localidades y "se está detectando toda la infección" que hay en la región. De hecho, el 88% de los casos son asintomáticos, por lo que ha destacado la importancia de un diagnóstico precoz.

Etiquetas
Publicado el
17 de marzo de 2021 - 20:47 h

Descubre nuestras apps

stats