Un muerto y un herido grave en el accidente de un hidroavión portugués en O Xurés (Ourense)

Imagen del hidroavión sinestrada realizada por el Brif de Laza.

Un tripulante de un hidroavión portugués ha fallecido y otro ha resultado herido grave en un accidente mientras trabajaban en la extinción de un incendio en el parque natural de Baixa Limia - Serra do Xurés, que ocupa la frontera entre el sur de la provincia de Ourense y el Norte de Portugal. La Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia ha informado del accidente, del que se desconocen las causas. El piloto que ha fallecido es de nacionalidad portuguesa, de 66 años, mientras que el que está herido es español, residente en Salamanca. Presenta politraumatismos y ha sido desplazado en un helicóptero medicalizado a un hospital en Portugal.

La "combinación explosiva" que tiñe de negro cada verano la provincia de Ourense

La "combinación explosiva" que tiñe de negro cada verano la provincia de Ourense

El accidente se produjo mientras el avión actuaba en un incendio del ayuntamiento ourensano de Lobios, que entró hacia Galicia desde la parte portuguesa del parque natural en la mañana de este sábado. El fuego se encuentra activo y ha afectado por el momento a 70 hectáreas. En él trabajan cuatro agentes forestales, ocho brigadas, tres motobombas, nueve aviones y cinco helicópteros.

Tanto el presidente del Gobierno como de la Xunta, así como distintos cargos de los dos gobiernos, han dado su pésame por el fallecimiento. "Todo mi cariño para las familias de las víctimas y el reconocimiento de todo el Gobierno a los equipos que luchan contra los incendios forestales", ha escrito Pedro Sánchez en sus redes sociales. "Sigo con preocupación la evolución del ocupante herido en el accidente del hidroavión en Lobios, esperando su recuperación. Mi cariño para la familia del tripulante que tristemente ha fallecido en el siniestro", ha publicado Alberto Núñez Feijóo. Por su parte la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, también ha reclamado esclarecer las causas del accidente "para mejorar la prevención y garantizar condiciones laborales seguras en los equipos de extinción de incendios". En la misma línea se ha pronunciado el BNG, que ha pedido una investigación de las causas y una comparecencia la próxima semana en el Parlamento gallego para informar de los "detalles" de los que disponga el Gobierno gallego.

Los medios de extinción de la Xunta trabajan en siete incendios en la comunidad que afectan a 680 hectáreas. Tres de ellos afectan al parque natural de O Xurés, en los ayuntamientos de Muíños -50 hectáreas-, Lobeira -30 hectáreas- y el de Lobios, donde ha acontecido el accidente. Los más extensos se encuentran también en Ourense. El de Viana do Bolo afecta a 250 hectáreas y otro en Toén ha arrasado 250. Ambos están controlados.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats