Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
España lidera el crecimiento económico en Europa pero la inflación ahoga a los hogares
Los requisitos del Supremo para condenar por terrorismo
OPINIÓN | 'Februarius horribilis', por Antón Losada

Abel Caballero: “El PSOE no manda en nada de lo que yo hago en esta ciudad”

El alcalde de Vigo, Abel Caballero

Gonzalo Cortizo

30

Antes de cruzar la puerta de su despacho, del otro lado llega un ruido, como si alguien estuviese haciendo prácticas para despejar balones que acaban rebotando contra una pared. El alcalde de Vigo Abel Caballero recibe a elDiario.es en una gran habitación de trabajo con ventanales que ofrecen una espectacular panorámica de la ría de la ciudad. Tiene un balón de cuero escondido detrás de un sofá y cualquiera diría que lo usa con cierta frecuencia.

La conversación se sucede en una suerte de rechaces ante cualquier pregunta que no lleve la palabra Vigo en el encabezamiento. A este veterano dirigente socialista no le preocupa la polémica del Gobierno con Ayuso, ni la cercanía de las elecciones generales, ni siquiera las partes del programa marco de su formación política que él no comparte. Para este exmilitante comunista, estudioso de la obra de Piero Sraffa y autor de La crisis de la economía marxista (1982) solo hay una palabra y siempre la ofrece en paquetes de tres: Vigo, Vigo, Vigo.

¿Qué ha hecho hoy?

Ya ni me acuerdo. A ver...Me levanté de madrugada para leer el periódico y tomar un café. Estuve en una reunión electoral, fui al Mercado del Calvario a una presentación de productos, asistí a una reunión de ámbito social, después volví al despacho para preparar una reunión de la tarde, tuve una sesión de fotos y ahora esta entrevista.  

Pues aún le queda la mitad del día y un mes de campaña...

No, no. Esta es mi agenda diaria. No hago nada en campaña que no haga habitualmente.

Usted lleva unos días prometiendo la eternidad...

Voy a ser alcalde durante 25 años más, sí. La edad no tiene importancia, lo importante es la salud. Cuando yo digo una cosa sé que todo el mundo entiende que es una metáfora. Y lo de la edad es una reivindicación del espíritu de combate, una reivindicación de fuerza: una forma de hacer política. Joe Biden se presenta a las elecciones y, si gana, dejará la presidencia con 85 años. Adenauer también lo hizo. 

Ya no sé si lo he leído o lo he soñado. ¿Es cierto que ha dicho usted que le quiere ganar a Churchill?

Sí, sí. Le voy a ganar a Churchill. Y al mismo Mitterrand. Hay ejemplos de políticos de edad que son extraordinarios. Yo, también. 

¿Qué se está jugando el país en estas elecciones que se acercan? 

Yo veo Vigo.

Le pido una visión general, teniendo en cuenta además que usted es el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP)...

Yo sólo hablo de esta ciudad que es donde me presento.

¿No le puedo preguntar sobre nada que pase al otro lado del puente de Rande?

Usted me puede preguntar lo que quiera pero yo hablo de Vigo y me presento en Vigo. Por tanto, le puedo contar que esta ciudad va a continuar este proceso único en Europa. Hicimos algo muy importante, yo encabezándolo. Pusimos a Vigo en el mapa de las ciudades referentes de España y de Europa. La gente antes te preguntaba en qué provincia está Vigo. Ahora todos sitúan a Vigo como una ciudad referente. 

¿Cuál es su opinión sobre el encontronazo de Isabel Díaz Ayuso con el ministro Bolaños?

Me da igual. Yo estoy en Vigo. Lo que suceda en Madrid estará muy bien para los de Madrid. 

Vamos a ver quién se cansa antes. Estamos hablando de unas municipales que anteceden a una generales y eso...

Cuando vengan las generales vuelves y me preguntas. Ahora estamos en Vigo. 

Hablemos entonces de Feijóo. Con él las ha tenido de todos los colores...

Feijóo es una persona no querida en esta ciudad. Nos dejó sin caja de ahorros, nos quiso cerrar el aeropuerto, se opuso a las autovías, no nos quería hacer biblioteca del estado, nos hizo un hospital en unas condiciones deficientes y que además es privado y propiedad de un fondo de inversión de Francia. La Xunta de Galicia nos debe 2.700 millones de euros a esta ciudad. Eligió una confrontación en la que dedicó Vigo solo a recaudar impuestos. Y la ausencia de inversión es clamorosa. 

¿Por qué?

Yo no me pongo en la cabeza de Feijóo. Eligió Vigo como un lugar de confrontación. Seguramente porque al ser una ciudad tan grande y tan importante en su proyecto de Galicia no cabía un Vigo con fuerza. ¿El resultado? que no lo quieren. 

¿Cómo ve a Feijóo en Madrid?

La gente va viendo lo que vimos aquí: que es un político endeble. 

¿Qué pensó cuando supo que Feijóo se reunía a escondidas con un grupo de fiscales de derechas que se manifiestan como fans del Partido Popular?

No voy a entrar en política de estado en este momento. No quiero mezclar.

¿Cree que entrar en eso le perjudica a usted? 

No, no es que me perjudique ni me favorezca. No es lo que se juzga en estas elecciones. Ahora lo que importa es cada ciudad. Y esto va de cada ciudad. 

Hace unos meses usted me aseguró que va a sumar un concejal más sobre los 20 (de 27) que tiene en la actualidad...

Era una apuesta amistosa. Espera al resultado. 

¿Y cuál es su objetivo?

Yo voy a por un proyecto de ciudad. Cuando mi lista gana las elecciones no las gana el Partido Socialista, ni siquiera gana Abel Caballero. Gana un proyecto de ciudad compartido con los vecinos. 

Aquí en municipales no hay líneas ideológicas. El resto de candidatos son absolutamente dependientes de sus partidos. No mandan ellos, mandan sus siglas. Sobre mí solo manda Vigo. Mi partido no manda en nada de lo que yo hago en esta ciudad. 

También tengo que decir que hay sobre 75 millones de euros de fondos europeos para esta ciudad provenientes del Gobierno de Pedro Sánchez. Cero euros, desde la Xunta. 

¿Cómo se puede entender que la Xunta diga que Vigo en Turismo es muy malo si tenemos cinco millones de visitantes, lo que es más que lo que recibe todo el resto de Galicia?

Alguna vez me tendrá que explicar cómo cuenta a los turistas...

Por teléfonos. 

¿Cómo se hace eso?

Se encarga a Telefónica y te lo cuentan. 

¿Cuentan los teléfonos que entran en la ciudad? 

Claro. Yo sé cuantos entran cada hora de cada día de la navidad. Y sé de dónde vienen. 

¿Tiene usted geolocalizados a los turistas? 

Yo no sé quienes son las personas pero sé de dónde vienen y también por dónde andan. Nosotros sabemos que de Madrid vienen X personas y que aquí están en la zona Navidad Centro o en la zona Calvario. Eso se encarga y lo tienes. 

¿Cómo se explica que se vaya a gastar 1,9 millones en patrocinar el concierto de Guns N' Roses cuando ya están todas las entradas vendidas?

No de Guns N' Roses, del que gane el concurso. Ojalá venga U2. Nosotros queremos que Vigo esté en los circuitos de los grandes conciertos del mundo.

Si de aquí a junio eso de U2 no se concreta, ¿le encaja Gun's N' Roses para que se lleven esos casi dos millones de patrocinio?

Yo no entro ni salgo. Lo dirán los técnicos del Concello. 

¿No se está alimentando con dinero público la burbuja de los grandes conciertos? 

No, no. Trae una enorme dimensión mundial. 

Además de lo anterior, quiere usted construir un gran estadio, similar al Wizink Center de Madrid...

Sí, vamos a hacer el Vigo Arena. Lo necesitamos. No tenemos un sitio para que Sabina, por ejemplo, dé un concierto. Esta ciudad tiene 300.000 habitantes, un área cercanísima de 600.000, Oporto ahí al lado y no podemos traer a Sabina. Es incomprensible. Lo voy a tener, claro. Lo voy a hacer. 

Queremos que ese tipo de conciertos de 12.000 o 15.000 personas vengan a Vigo también. Cuando vinieron los Globe Trotters se vendió todo en dos horas. Hubiéramos metido 10.000 personas pero no tenemos ese sitio. 

¿Dónde va a estar ese Vigo Arena?

Eso sólo lo sé yo.

¿Leyó las declaraciones del músico vigués..? (interrumpe)

¡Y me reuní con él, con James Rhodes!

No le preguntaba por Rhodes. Le pregunto por las declaraciones de un músico vigués, Iván Ferreiro.

No, no las leí. 

Decía que el Vigo de los 80 era más autocrítico. Y decía también que a él no le gustaba que el alcalde presentara a los grupos que son contratados por el ayuntamiento para tocar en el Parque de Castrelos...

Respeto su opinión. La ciudad opina de otra forma. 

¿Seguirá usted presentando los conciertos de Castrelos? 

Sin ninguna duda. Yo cuando presento los conciertos voy con la gente. Y ya me dicen: “Alcalde, vas tarde para la presentación. Apúrate”. Es una relación de un alcalde y su ciudad. Yo cuando me subo allí no hago ninguna propaganda política, solo les digo que nos vamos a divertir mucho. Y esas 80 o 90.000 personas reaccionan con un aplauso total. ¿Que se suban otros a ver qué pasa?

Usted es el alcalde. Tiene la sartén por el mango. 

La popularidad cuando se tiene... Yo puedo entrar en una plaza de Vigo y la gente aplaude. 

¿Le hubiera gustado que Siniestro Total hubieran hecho su último concierto en Vigo y no en Madrid? 

Se lo ofrecí. Y no voy a entrar en sus decisiones, pero muchos querían. 

¿Y esa decisión de elegir Madrid y no Vigo fue para evitar que usted fuera el telonero?

No. Si ellos dicen que no les apetece que yo suba, no subiría. Yo no impongo nada. Yo estoy con los cantantes antes de los conciertos. Charlamos, sacamos fotos. Nada de eso. 

Tengo tres preguntas más...

Déjame antes que te diga algo de la popularidad. ¿A cuántos políticos conoces que tengan el 68% del voto democráticamente elegido? 

Supongo que a ninguno que no sea usted.

Algo diferente pasa en Vigo. 

A usted ya le conocía en 1993 cuando se presentó a la Xunta contra Manuel Fraga y fracasó.

Cada cosa en su tiempo y en su momento. Pero este es el de ahora. 

Pero hablamos de la misma persona. De usted...

El otro era un doble (risas).

Lo que hacemos ahora en Vigo es distinto. Si yo te enseño mi agenda a veces me tengo que dividir por cuatro. La inmensa mayoría de la ciudad quiere que yo esté en todo. Cuando llegas allí algunos te dicen que son del Partido Popular.

Si algo diferente estoy notando en esta conversación es que usted no quiere hablar de nada que no sea Vigo.

Porque yo no quiero ocluir el debate de Vigo. 

¿Qué debate hay en Vigo? 

Hay el debate de unas elecciones.

Tampoco parece que haya mucho debate...

Lo cual dice mucho a nuestro favor. 

Usted se va a gastar 13 millones de euros en un ascensor para conectar dos zonas de la ciudad...

No, mucho más. Son 15 millones, de los cuales Europa nos paga la mitad. 

¿15 millones en un ascensor?

Sí, claro. Que va a conectar dos zonas de Vigo, con 50.000 personas cada una. Esta ciudad tiene un talud de 50 metros de alto. Y para ir de una zona a otra tenemos que dar una vuelta de cuatro kilómetros. 

¿Cree que la gente dejará el coche en el garaje para tomar un ascensor?

En muchas ocasiones sí. Es que Vigo es una montaña y, de repente, cuando nos hacemos mayores nos damos cuenta de que vivimos en una montaña. ¿Porqué puede haber una rampa mecánica en la T4 y no en Vigo?, ¿por qué puede haber un ascensor en Los Ángeles y no en Vigo?

Me está colando el programa electoral entero...

Es que te quiero decir que yo hago un ascensor de 15 o 16 millones y al mismo tiempo mando a mil niños a estudiar inglés a Inglaterra. 

¿Cuánto le cuesta enviar a todos esos chavales a aprender inglés? 

Unos 2,2 millones de euros. 

Lo mismo que se gasta usted en dos horas de un concierto...

¿Y? Es que hay que hacer de todo. Ese es el secreto de hacer una ciudad: ocuparlo todo. 

Le quería preguntar por el agua. En el programa marco del Partido Socialista se plantea remunicipalizar...

No. No está. Es más, si estuviera no lo cumpliría. 

(Nota: El programa marco del PSOE para el 28M aboga por que los servicios de gestión de agua sean preferentemente municipales y que sólo excepcionalmente se podrán concesionar a la iniciativa privada en términos “estrictamente regulados”)

¿Por qué?

Porque esto va muy bien. De agua lo que me importa es que estamos haciendo una potabilizadora de 25 millones de euros y la Xunta no paga nada. Hicimos una gran depuradora para tener la ría impoluta que costó 160 millones de euros. Europa nos dio 100 millones, la Xunta nada. 

Hace unos meses conocimos los planes del Gobierno para la implantación de la eólica marina. Uno de esos parques se va a ubicar ahí enfrente, al sur de las Islas Cíes...

Nosotros hicimos un informe a ese parque y pusimos algunas condiciones. Pedimos que esté enterrado y que no obstaculice la pesca. Es compatible todo esto. 

¿Tiene usted margen de maniobra para que el Celta de Vigo no se vaya de la ciudad?

Hacer un estadio maravilloso. Pero yo a esa pregunta le doy la vuelta, ¿por qué la Xunta se quiere llevar al Celta para el Ayuntamiento de Mos? La Xunta de Galicia se inventó una ley para llevarse al celta de aquí. Esa es la cuestión. 

¿Y cuál cree que es la motivación? 

No les gusta esta ciudad. A Alfonso Rueda no le gusta esta ciudad. Él se reía del Celta. Cuando nos eliminó el Alavés en la Copa del Rey, Rueda se reía del Celta en las redes. Y ahora se lo quiere llevar para el ayuntamiento de Mos. 

Esto es política anti Abel Caballero. 

¿Cuál es su opinión sobre el presidente del Celta, Carlos Mouriño?

A mí lo que diga un señor particular no entro a discutirlo. A mí me preocupa lo que se hace desde la política. Me importa lo que hace el presidente de la Xunta. 

Hábleme de su partido en Galicia. ¿Le puedo preguntar por el PSOE gallego?

No. Yo en el PSOE en Galicia hice una delegación hace mucho tiempo. Yo no voy a los comités del PSOE gallego. Y cuando hacen reuniones del ámbito de Galicia yo no voy. Mi ámbito político es Vigo y, evidentemente España. Ahora toca Vigo. 

Etiquetas
stats