Alcoa ve "insostenible" el futuro de su planta de San Cibrao y cita a la plantilla para tomar medidas laborales

Alcoa convoca este jueves a trabajadores de San Cibrao para abordar medidas ante su situación "insostenible"

El Grupo Alcoa no ve un futuro claro para su planta de aluminio en San Cibrao (Lugo), cuya situación califica de "insostenible". Los trabajadores han sido convocados este mediodía por la multinacional para comunicarles las medidas laborales que baraja para la plantilla que trabaja de manera directa en la fábrica, de medio centenar de personas.

Alcoa anuncia el cierre de sus plantas en A Coruña y Avilés y pone en riesgo casi 700 empleos

Alcoa anuncia el cierre de sus plantas en A Coruña y Avilés y pone en riesgo casi 700 empleos

Ni el cierre, ni el despido de los trabajadores ha sido comunicado aún al comité de empresa cuyo presidente, José Antonio Zan, indica que la compañía suele ser "bastante hermética" sobre sus decisiones. En el escrito enviado por Alcoa a la plantilla se indica que la reunión no está convocada para "iniciar formalmente ningún procedimiento legal oficial", sino que se busca abrir "un periodo de conversaciones informales para explicar en detalle la situación actual, sus causas y para discutir alternativas y medidas sin la presión del plazo legal".

En la producción de aluminio es fundamental que no se paren las cubas. Sin embargo, en las últimas semanas, Alcoa decidió que no iba a recuperar cada cuba que llegase al fin de su vida útil, lo que se hace por medio de un proceso conocido como rebrascaje y que permite su posterior arranque. Hace cuatro días, el comité de empresa reclamó a la multinacional que paralizase "de inmediato" esta medida y solicitó una reunión urgente con el Ministerio de Industria y otra con la Xunta de Galicia.

La delicada situación de Alcoa en el mercado internacional del aluminio, en el que los precios más competitivos llegan de Asia, trascendió en 2018 con la decisión de cerrar dos de sus plantas, una en A Coruña y otra en Avilés. La producción de este material conlleva un elevado coste de la factura eléctrica, por lo que las plantillas de ambas fábricas reclamaron al Gobierno central medidas que rebajasen su precio para las compañías electrointesivas. Finalmente, Alcoa vendió el pasado verano las dos plantas al fondo suizo Parter Capital que, a su vez, las reveció al grupo Industrial Riesgo, como comunicó al personal este mes de abril.

Etiquetas
Publicado el
28 de mayo de 2020 - 10:26 h

Descubre nuestras apps

stats