Feijóo asegura tener una lista de "100 sospechosos" de quemar el monte y ubica la mayoría de su actividad en 35 parroquias gallegas

Un bombero en un incendio en Galicia

Los expertos en la materia descartan la idea de tramas incendiarias. Hablan de multicausalidad y suelen mencionar la despoblación del rural, la pérdida de superficie agraria útil o el incumplimiento de la ley de prevención como causas estructurales. La Xunta de Galicia, sin embargo, prefiere poner el foco sobre pirómanos e incendiarios. Su presidente, Alberto Núñez Feijóo, lo repitió este miércoles, al asegurar que su Gobierno tiene “más de cien personas sospechosas” de quemar el monte. Ha creado una unidad de investigación compuesta por agentes ambientales para acreditarlo.

La Xunta anuncia una unidad "de élite" para investigar los incendios con 15 funcionarios que ya hacían ese trabajo

La Xunta anuncia una unidad "de élite" para investigar los incendios con 15 funcionarios que ya hacían ese trabajo

Feijóo expuso su visión del problema al término de la reunión semanal de su gobierno, donde se aprobó el Plan de prevención e defensa contra os incendios forestais de Galicia (Pladiga) 2021. Es este documento, que se elabora anualmente, el que incluye como principal novedad lo que Medio Rural calificó hace dos días de “unidad de élite” de funcionarios. Esta se coordinará con la llamada Policía Autonómica -agentes de la Nacional adscritos al Gobierno gallego- para “a tiempo completo investigar e intentar obtener pruebas suficientes para acreditar los actos delictivos cometidos”. “Porque saber quién son a veces se sabe”, añadió, “tenemos más de cien personas sospechosas, que entendemos queman el monte de forma absolutamente impune”.

Los mencionados funcionarios están, según Feijóo, “capacitados para investigar el mayor número de incendios, una mayor focalización en las zonas de alto riesgo y una especialización para la tramitación administrativa y judicial de las denuncias”. Las llamadas zonas de alto riesgo también constan en el Pladiga y son 35 parroquias, pertenecientes a 25 ayuntamientos, donde suceden el 90% de los incendios en Galicia. En base a esta realidad, el presidente gallego abundó en su teoría de los incendiarios. “Decir que los incendios no son intencionados es simplemente no querer hablar en serio de este asunto”, afirmó.

Feijóo resumió en el mismo sentido los objetivos del Pladiga: “Nos gustaría alguna vez dar por finalizada la extinción de pirómanos en Galicia”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats