La Xunta anuncia una unidad "de élite" para investigar los incendios con 15 funcionarios que ya hacían ese trabajo

Zona de Cualedro (Ourense) afectada por un incendio forestal.

La Xunta ha llevado este lunes ante el Consello Forestal de Galicia su plan para luchar contra los incendios este verano y ha presentado como la principal novedad la puesta en marcha de un grupo de 15 agentes ambientales a los que llama "unidad de élite" y que se dedicarán a investigar el origen de los incendios, una tarea que ya está entre sus ocupaciones actuales. Una vez se conforme este equipo, para el que el personal no está seleccionado todavía, este pasará a ser su trabajo en exclusiva. La elección tendrá en cuenta precisamente su trayectoria esclareciendo las causas de los fuegos, explicaron fuentes de la Consellería do Medio Rural a esta redacción.

La "combinación explosiva" que tiñe de negro cada verano la provincia de Ourense

La "combinación explosiva" que tiñe de negro cada verano la provincia de Ourense

La unidad dependerá directamente del director xeral de Defensa do Monte y actuará en cualquier punto de Galicia, en lugar de estar vinculada a las diferentes áreas forestales. Los agentes se encargan en la actualidad, además de la investigación, de las propias tareas de extinción y de otras labores del dispositivo contraincendios. Una vez extinguidas las llamas, acudirán al monte para buscar indicios y determinar si el fuego fue fortuito, provocado o se debió a alguna negligencia. A partir de ahí ceden el testigo a policías y guardias civiles, que serán los que intervengan si hay personas investigadas.

El Plan de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia (Pladiga), que se actualiza para cada año para la temporada de riesgo alto, está dotado con 30 millones de euros para 2021. Está pendiente de que el Consello de la Xunta le dé su aprobación.

Otro de los aspectos novedosos es que el personal que intervenga en un incendio tendrá acceso a toda la información del fuego en tiempo real. Los datos incluyen el punto de inicio y la evolución, los recursos asignados, los puntos de agua cercanos, la cartografía, los datos meteorológicos y las descargas de los medios aéreos. Para gestionar estos datos habrá unas jornadas de formación específicas, explicó el titular de Medio Rural, José González, ante el Consello Forestal, un órgano en el que están representadas las administraciones autonómica y municipales, propietarios de terrenos de monte, empresas del sector, sindicatos agrarios y asociaciones relacionadas con el ámbito forestal.

González destacó que también habrá "mejoras tecnológicas" para facilitar el cálculo de los costes de extinción, con la vista puesta en los procesos judiciales en los que se reclama a los responsables de incendios que abonen los gastos en los que incurrió la administración para apagarlos. El conselleiro ofreció también los datos de los recursos humanos y materiales. El dispositivo integrará a más de 7.000 trabajadores, aunque no todos ellos dependen de la Xunta. El Gobierno gallego incluye aquí los de otras administraciones. El dato es similar al de las últimas campañas.

El dispositivo de la Xunta añadirá otros dos helicópteros ligeros. Sumados los medios aéreos dependientes de la administración gallega y los de la estatal, serán en torno a treinta. Para las intervenciones por tierra habrá 19 motobombas más, que aportarán los ayuntamientos. En total en Galicia funcionarán 378 vehículos de este tipo.

La Xunta continúa con líneas ya abiertas, como las cámaras de vigilancia en puntos que considera de especial riesgo y en las que denomina "parroquias de alta actividad incendiaria", que serán 35 este año, siete más que el anterior. Las cámaras llegarán a 142 cuando se instalen las 22 previstas para esta campaña. Hasta ahora, destaca la Consellería, estaba cubierto el 60% del territorio con estos aparatos y, en adelante, el porcentaje ascenderá al 70%.

El Pladiga incluye también planes de formación para los trabajadores del servicio contraincendios de la Xunta y de los ayuntamientos. Estas propuestas se extenderán a la ciudadanía también en los próximos años, entre la actualidad y 2024. Las medidas en lo que respecta a la sociedad civil se centrarán en concienciación y en la autoprotección en caso de incendio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats