La portada de mañana
Acceder
Encuesta - Ayuso cosecha el doble de apoyo que Casado entre los votantes del PP
El 'vía crucis' de las inmatriculaciones: 24 años y 35.000 bienes
Análisis - Razones y confusiones en los relevos de los Mossos, por Neus Tomàs

Feijóo resta importancia a la tensión entre Casado y Ayuso para la foto con Rajoy y culpa al protocolo

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consello.

El presidente de la Xunta y jefe de filas del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, está tratando de restar importancia a las tensiones entre Pablo Casado, líder de la formación a nivel nacional, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Tras 42 días sin coincidir, Casado y Ayuso se reencontraron en la presentación del libro de Mariano Rajoy. Se saludaron y charlaron durante un breve espacio de tiempo, pero en el momento de hacerse la foto de grupo hubo tensión y terminaron uno a cada lado del expresidente del Gobierno central. A decir de Feijóo, la imagen del cambio de lugar de la presidenta madrileña fue "conforme al protocolo".

Preguntado al respecto, dijo este jueves que, después de ver las imágenes del acto, considera que hay una conversación "distendida" entre Casado y Ayuso y que la de la toma de posiciones para la foto es una anécdota "con poca sustancia" porque viene marcada por las indicaciones del protocolo para estos casos. Feijóo lleva semanas recibiendo preguntas sobre la situación que atraviesa la relación de dos de las figuras de más peso dentro del PP y quiere dejar de hablar del tema: "No me gusta perder el tiempo".

El barón gallego alertó hace unas días a su partido de las consecuencias de la guerra entre Casado y Ayuso, que no dio por terminada e insiste en que lo que él llama "ruido" sobre la vida interna del PP les perjudica. Este jueves ha vuelto a lanzar el mensaje de que los responsables de la formación deben centrarse en consolidar los proyectos en donde gobiernan y en construir alternativas en donde no. "Eso nos ha de ocupar y preocupar", insistió. Sin embargo, no quiso pronunciarse sobre si esta tensión puede afectar a las expectativas electorales para las próximas generales. El congreso del PP será "cuando toque" y ahora es momento, en su opinión, de "preocuparse de los problemas de la gente".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats