ENTREVISTA Médico especialista en análisis clínicos

Luis Vázquez Mourín: "Los positivos por coronavirus en el Fuenlabrada son un asunto muy grave, pueden originar un brote en A Coruña"

El médico especialista en análisis clínico Luis Vázquez Mourín

Luis Vázquez Mourín dirige el laboratorio del Hospital Quirón de A Coruña. Médico especialista en análisis clínico, muestra su indignación por la forma en la que el Fuenlabrada, que el lunes iba a jugar contra el Deportivo en A Coruña, ha gestionado el borte de coronavirus en su plantilla. La Xunta ha iniciado una investigación sobre lo sucedido tras constatar que tanto el equipo como la Liga conocían la existencia de cuatro positivos en el club –un jugador y tres empleados– antes de emprender el viaje a A Coruña para disputar el partido clave de la última jornada de la segunda división. El brote acumula ya ocho positivos.

¿Por qué el Fuenlabrada no debió viajar a Galicia?

La Liga Profesional de Fútbol tiene sus propios protocolos. No sé si son muy distintos de los del Ministerio de Sanidad, pero estos últimos en todo caso son muy claros. El caso es que la Liga hace pruebas de PCR a todos los jugadores y equipo técnico 48 horas antes de cada partido. Están hipercontrolados. El Fuenlabrada jugó el pasado viernes. El miércoles dieron todos negativo en las pruebas. Volvieron a hacer PCR el sábado, porque el lunes jugaban contra el Deportivo. Como muy tarde, el domingo al mediodía ya tenían los resultados, cuatro positivos. Estábamos ante un brote, según la definición científica. Nunca debieron viajar.

¿Un brote?

Sí, porque un brote son tres casos o más relacionados, cuando se dan en la familia o en el trabajo, por ejemplo. Cuando el domingo por la mañana el Fuenlabrada había confirmado los cuatro positivos, debió comunicárselo inmediatamente a las autoridades, en este caso a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. La COVID es una enfermedad de declaración obligatoria y urgente. Así, todos los jugadores de la primera plantilla tienen que ser considerados contactos estrechos, ya que han pasado más de 15 minutos a menos de dos metros de distancia de los contagiados durante los dos últimos días. Habían jugado un partido el viernes, viajaron juntos, se abrazaron... En todo caso, una vez que los contactos estrechos están localizados, deben inmovilizarse. Es rocambolesco...

¿A qué se refiere?

Es que, además, el abogado del Fuenlabrada es el hijo de [Javier] Tebas [presidente de la Liga de Fútbol Profesional]. No sé las normas de la Liga, pero los protocolos del Ministerio de Sanidad los han incumplido todos. Y estos deben prevalecer sobre los de una entidad privada como la Liga. Desde el punto de vista sanitario, es una auténtica temeridad. Han viajado en avión, se han alojado en un hotel...

¿Cómo es posible que un club de fútbol haya podido saltarse las instrucciones del Ministerio sobre la pandemia?

Priman los intereses económicos, de las televisiones... Había que acabar la Liga, dicen. Ahora afirman que hay que jugar el partido el 30 de junio, pero el protocolo dice que los contactos estrechos deben permanecer 10 días aislados en su domicilio. Es decir, el Fuenlabrada no podrá entrenar ni sus jugadores salir de casa. Yo creo que lo que ha pasado es punible desde el punto de vista de la salud pública.

"Si la Liga sabía lo de los positivos y no lo comunicó, puede que sea incluso un delito contra la salud pública"

A este respecto, ¿quién debería actuar?

Debería haber una denuncia de oficio, es cierto. Pero imagino que, en las actuales circunstancias, sería el Deportivo el que tendría que actuar. Es que los positivos del Fuenlabrada son un asunto muy grave que puede originar un brote de COVID en A Coruña.

A su juicio, ¿de quién es la mayor responsabilidad en lo sucedido?

Habría que llegar al fondo de la cuestión, pero en primer lugar es del club. Una vez que detectas cuatro positivos, hay que comunicarlo a las autoridades –en este caso la Consejería de Sanidad de Madrid–, y a la Liga. Si la Liga sabía lo de los positivos y no lo comunicó, puede que sea incluso un delito contra la salud pública. La Consejería de Sanidad en Madrid está a por uvas, no rastrea los contactos de los contagiados. No es que en Galicia estemos mejor, pero tenemos menos casos.

Más allá de lo estrictamente sanitario, ¿qué consecuencias sociales tienen los hechos?

La imagen que están dando a la sociedad es que los futbolistas tienen normas aparte y pueden hacer lo que quieran. Es pernicioso, porque es como decir que lo del coronavirus es una tontería, poco importante.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats